miércoles, 22 de abril de 2015

Signo de los tiempos


Nos repugna esa costumbre de cortarles parte de la cabeza a las mujeres en las fotos ("¿Para qué quieren un cerebro las chicas?"). Pero ahora es peor: la moda impone el "look desolación", la onda "desamparo anoréxico".  Así las define El País de España: "Meláncolicas, tristes y con la mirada cristalina. Las desdichas de las modelos de Zara". 

Uno se pregunta: ¿por qué venden estas caras? (porque una cosa es seguro: venden). Venden porque el mundo de hoy es desolador, chicos. Porque no hay esperanza, no hay salida a la mierda zombie del pensamiento único neoliberal contemporáneo. Piensen ustedes en la Europa de hoy; gente como Mario Draghi dirigiendo las finanzas europeas. ¿Y qué esperaban, salames? 

Signo de los tiempos, las chicas de Zara imponen el desasosiego como actitud vital. Antes, cuando todavía existía la esperanza de que la juventud iba a cambiar algo, nos vendían la moto con esas caritas rebeldes en las revistas de moda. Ahora, chicos, ya no. En fin. Vayamos primero a la nota de Begoña Gómez Urzaiz para El País de hoy:


Título: ¿Por qué las modelos de Zara están tan tristes?

Epígrafe: Una bloguera investiga el caso de las melancólicas chicas de la web de Inditex. No es la primera en cuestionarse la infinita aflicción de las chicas de catálogo.

Texto: ¿Qué les pasa a las modelos de Zara.com? Les puede el desasosiego. Los hombros les pesan. Van encorvadas por la vida. Ni la primavera ni estrenar un jersey con los hombros descubiertos les provoca la más mínima alegría. Sienten ennui existencial. Miran al suelo cabizbajas.

Eso mismo se preguntaba Alicia Santiago, la autora del blog Cuida tu imagen, que le dedicó a este tema, el de la supuesta depresión de las maniquís de Inditex, un post que se ha vuelto viral. Tan sólo el domingo pasado recibió unas 90.000 visitas y lleva días compartiéndose contagiosamente en las redes sociales. “¿Por qué miran todas al suelo como si hubieran perdido una lentilla?, ¿Por qué parece que las llevan a todas al matadero? Y, sobre todo, ¿Por qué parecen todas jorobadas?”, se preguntaba Santiago, que lamenta que además de una pronunciada delgadez, las protagonistas de muchoslookbooks tengan “una actitud lánguida, desganada y como tristona que imagino que les han dicho desde el departamento de márketing que tienen que representar”.

Al igual que hacen en blogs como Anthroparodie o Catalog Living (que imagina a una pareja ficticia, Gary y Elaine, que habita en una revista de decoración), la bloguera escribió pies de foto para las chicas tristes de Amancio Ortega (y Pablo Isla) del tipo “me van a hacer una ecografía y estoy un poco nerviosa y cabizbaja” acompañando la imagen una modelo con una blusa amplia en azul “rollito hospital” o “llevo un par de días sin desayunar por las prisas”, bajo una chica que se mira poco convencida el bajo tobillero de su pantalón de campana.

Santiago dice añorar a las modelos “de cara pícara que parecía que se iban comer el mundo” y cree este tono no invita precisamente a la compra. Aun así, admite que “Inditex no deja nada al azar y sus razones tendrán para adoptar esa imagen”. Entre los comentarios del post está el de una modelo que asegura que eso es lo que vende. También se especula con que Zara pretende así diferenciarse de otras marcas de Inditex, orientadas a público más joven. 

“Otros creen que así te fijas más en la ropa y menos en la modelo”, apunta la bloguera, que asegura que escribió el post “por darle salsa a la moda, porque hay demasiadas webs que tienen un enfoque muy similar”, pero de momento no se plantea hacer un blog monográfico dedicado a las chicas tristes de Zara, como el que se cachondea de los Novios tristes de Etsy.

Aunque ya hace un par de años el blog For he Love Of reparó en la infinita melancolía de sus modelos, la marca española tiene probablemente una imagen demasiado neutra y para-todos-los-públicos como para convertirse en carne de parodia. En cambio, otras firmas con un perfil muy definido no se libran. Es el caso de la meca para los hipsters de garrafón Urban Outfitters. La cuenta de Twitter Urban Infitters se dedicó durante un tiempo a reírse de sus clientes, “desesperados por ser aceptados pero faltos de originalidad, gusto y estilo” y el grupo cómico Stupid Time Machine ridiculizó en unvídeo la costumbre de la marca de ofender a los nativos americanos con sus prendas de estilo Navajo.

También J.Crew, la marca que ha pasado de ser un emblema del estilo pijo de la Costa Oeste a convertirse en un (demasiado) caro objeto de deseo para los enterados en moda, y que produce elaborados catálogos imposiblemente aspiracionales, suele recibir lo suyo. Existe todo un libro de tapa dura, J.Crewd dedicado a parodiarlo, en el que aparecen, por ejemplo, modernos jugando al frisbee en un funeral y luciendo cinco clases distintas de negro, desde el llamado “film noir” al bautizado “pulmón de fumador”. Aun mejor es el Tumblr Drunk J.Crew, que se pregunta: “¿alguien se ha fijado en lo borrachas que están las modelos de J.Crew?”. Sus fotos con textos sobreimpuestos no dejan lugar a duda. Aunque les espera una dura y estilosa resaca, esas chicas por lo menos parece que se lo han pasado mejor que las de Zara.


***

Ahora vayamos al blog “Cuida de ti. Cuida tu imagen” (https://cuidatuimagen.wordpress.com/2015/04/13/que-les-pasa-a-las-modelos-de-zara/). Más precisamente, al post que se viralizó en la web:


Título: ¿Qué les pasa a las modelos de ZARA?

Texto y fotos: Chicas, chicas, chicas, ¿Habéis echado un ojo a la última colección de ZARA? Yo sí. Y no puedo ni deciros si me ha gustado o no, porque toda mi atención ha sido para las modelos. ¿Qué les pasa a las modelos de Zara? Obviare que les falta a todas un buen plato de fabada o en su defecto un par de bocadillos, aunque sean de pavo, que engordan menos, pero…

¿Por qué están todas tan tristes? ¿Sr. Amancio acaso no les está pagando puntualmente? ¿Por qué tan lánguidas? ¿Por qué miran todas al suelo como si hubieran perdido una lentilla? ¿Por qué tienen todas una pose de resignación como si las llevaran al matadero? Y lo que es peor… ¿Por qué parecen todas jorobadas?

Actitud: Hola, llevo esta camiseta azul rollito hospital porque me van a hacer una ecografía en la puerta 5 y estoy un poco nerviosa y cabizbaja. 



Cómo ha cambiado el Marketing. Antes se trataba de poner modelos, ya no digo menos flacas, pero al menos lucían más saludables, una sonrisa picara, una mirada desafiante y una pose de “voy a comerme el mundo”. Y tú no es que quisieras comprar esos artículos, es que querías todo el look porque lo que querías comprar, en realidad, era la actitud que te vendía esa modelo luciendo la ropa. ¿Ahora? Por Dios, llevo un rato mirando la colección y hasta yo me he puesto lánguida, pero que ñoñería, que dejadez, que miradas distraídas, que ojos rastreando suelos, que chepas al más puro estilo dromedario…

Actitud: Se me ha caído una lentilla y no la veo. ¡Que disgustazo! ¿Me ayudáis a encontrarla? 




Sr. Amancio, supongo que cómo usted vende a mansalva se puede permitir poner lo que quiera en su lookbook, pero déjeme que le diga: NO no respira alegría, NO no trasmite optimismo, NO no dan ganas de comprarlo todo, NO no reflejan una actitud interesante. Y si no a las pruebas me remito. Chicas, ¿Qué decís?

Actitud: Pose lánguida, modelo jorobada de derechas (buffff, super actitud! Muero desde ya por comprar esa chaqueta para que a mi también me quede así de colgada)




Actitud: Modelo jorobada de derechas, más triste que triste con cara de “¿A que molan mis pantalones blancos barre-suelos y mis chanclas franciscanas?”.
Subidón, pongamelo todo #puaggg




Actitud: Jorobadas de izquierda. La pose más repetida con diferencia. Increíble las ganas que te entran de comprarte esa ropa que les queda como cuando cuelgas tu albornoz de la percha del lavabo. Vamos chicas, ¡un poquito más erguidas!





Actitud: El desamparo me puede. Chica que acaba de descubrir que los pantalones que le han puesto le estan tremendamente cortos (sorry pero no acepto esta medida en unos pantalones de campana!) y además combinados con zapatillas más-feas-no-se-puede.
(Creo que hasta a mi me entraría desamparo! :-( )




Actitud: Llevo un par de días sin desayunar con las prisas. Amancio, ¿tendrías otra modelo que pese 150 gr. más y que llene el culo del pantalón? No, lo digo para que la prenda parezca atractiva y eso… que si no no te preocupes, eh? Los vamos a comprar igual. #enelfondolaculpaesnuestra




Actitud: Hola-soy-desgarbada, no sé que hago en este lookbook. Maaaaadre! O que cierre las piernas o darle una espada y al menos tendrá un aire Juana de Arco. Buffff.



Y lo dejo aquí, porqué me está entrando una tristeza extrema de ver semejante percal. Casí prefiero no condicionarme e ir a la tienda y ver la ropa en perchas, así me la imagino puesta y me olvido de las imagenes del lookbook. Es más el otro día vi está falda con aires retro, que me encantó en la tienda. Sin embargo, ¡Atención a la modelo!…triste y desangelada cómo si la hubiera dejado el novio y con aires de acabar de descubrirse los pies.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada