domingo, 19 de abril de 2015

No te olvides, chico...


54 años ya. ¿Qué hacías tú, abuelito, la madrugada del 17 de Abril de 1961? ¿Y el 19 a la tarde, cómo te sentías? En fin, acá va una nota de Wilfredo Alayón para Prensa Latina, recordando aquellos días:



Título: Bahía de Cochinos, a 54 años de la victoria cubana

Epígrafe: Cuba conmemorará el próximo 19 de abril el aniversario 54 de su victoria sobre una fuerza invasora integrada por 1.500 hombres y equipada, entrenada y financiada por el gobierno de Estados Unidos.

Texto: Las jornadas que se evocarán ese día trascendieron para la historia del continente como la primera gran derrota militar estadounidense en América y símbolo de la decisión de los cubanos de decidir, por ellos mismos, su destino.

Desde el mismo triunfo de las fuerzas guerrilleras, lideradas por Fidel Castro, el 1 de enero de 1959, la administración norteamericana vio con extremo desagrado las medidas adoptadas por los dirigentes del naciente Estado revolucionario.

Entre las muchas adoptadas para beneficiar a la población de la isla, la ley más significativa fue la de Reforma Agraria, la cual expropió la tierra a numerosos latifundistas nacionales y a consorcios norteamericanos.

Washington comenzó entonces a presionar y agredir económicamente a Cuba, con la anulación de la cuota azucarera, prohibición de exportar piezas de repuesto, además de suprimirle el suministro de petróleo.

Como colofón, los gobernantes de la Unión implantaron un riguroso y férreo bloqueo económico, aún vigente a pesar de transcurrir el año 15 del tercer milenio, que impide el comercio con La Habana.

En marzo de 1960, el entonces presidente Dwight Eisenhower, ordenó a la Agencia Central de Inteligencia (CIA), financiar, reclutar y entrenar a una fuerza de exiliados cubanos para invadir la nación caribeña.

La tropa, que imitaba a las unidades de asalto anfibio del ejército de la norteña nación, recibió el apelativo de Brigada 2506, a la que se incorporaron modernos equipos como blindados, armas automáticas y una treintena de aviones.

Después de varios análisis, la CIA escogió como territorio para la incursión una franja de playa en la Ciénaga de Zapata, región ubicada al sur de la occidental provincia de Matanzas, zona pantanosa con exigua población y pocas vías de acceso.

El Pentágono y la Central de Inteligencia acordaron denominar Pluto a esta Operación cuyo objetivo era, tras el desembarco, aislar la zona, establecer una cabeza de playa y formar un "gobierno" que llamara en auxilio a las tropas de EE.UU.

La invasión comenzó en la madrugada del 17 de abril de 1961 por Playa Larga, en el arco superior de la Bahía de Cochinos, y por Playa Girón, en el flanco derecho de la rada.

Los invasores llegaron desde Puerto Cabezas, Nicaragua, en cinco barcos mercantes artillados y nombrados Houston, Atlantic, Río Escondido, Caribe y Lake Charles, además de contar con dos unidades de guerra LCI empleadas por la marina norteamericana.

También dispusieron de tres barcazas LCU para transporte y desembarco de equipos pesados, y de otras cuatro lanchazas LCVP para carga y traslado de personal.

Después de cruentos combates iniciados ese día, las fuerzas cubanas, dirigidas por Fidel Castro desde el propio escenario de los hechos, aplastaron la correría y liberaron a Girón, último reducto enemigo el 19 de abril, en menos de 72 horas.


La fuerza atacante tuvo un total de 88 muertos y mil 197 prisioneros, mientras por la parte cubana cayeron 155 combatientes con un número indeterminado de heridos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada