lunes, 27 de abril de 2015

Lobos de la noche


La última de los cagones de la UE: motoqueros rusos causan pánico en Polonia y Alemania. O sea, si revientan de cerveza, eructan y se tiran pedos, para luego matarse yendo a mil  por las rutas desérticas de Nuevo México, todo bien. Ahora, ¡ni se les ocurra festejar el triunfo de Rusia en la Gran Guerra Patria contra el fascismo! Ojito, eh? Así los demoniza el diario El Mundo en su edición de hoy:


Título: Los lobos de Putin a la conquista de Berlín

Subtítulos:  La aventura del grupo motero supone un riesgo de batalla campal en los países que crucen /  Varsovia asegura que no dejará al grupo entrar en Polonia porque es una 'provocación'

Texto: En 2015, toda Moscú está ocupada por el capitalismo y las marcas. ¿Toda? ¡No! Una aldea de irreductibles moteros resiste todavía a los valores occidentales en nombre de Rusia. Más de un centenar de Lobos de la Noche han salido este fin de semana rumbo al "decadente" Occidente para 'reconquistar' Berlín, emulando sin armas lo que hizo el Ejército Rojo al acabar la Segunda Guerra Mundial. 

Libérrimos pero patriotas, religiosos pero vestidos de cuero y condecorados por el Kremlin pese a que alguno tiene el gatillo fácil, los Lobos de la Noche son la tribu que mejor entiende al presidente Vladimir Putin. Hartos de las críticas a Rusia, van a cruzar en moto media Europa para mayor gloria eslava. Las autoridades de Varsovia y Berlín, enfrentadas con el Kremlin por su expansionismo en Ucrania, los van a recibir de uñas.

Hay riesgo de batalla campal. Según un reciente sondeo, más del 50% de los polacos prohibirían a los motociclistas rusos entrar en su país. Pero en el cuartel general motero el ánimo es alto durante el fin de semana. Al oeste de la capital, la guarida de los Lobos de la Noche está a medio camino entre el poblado de Asterix y el Apocalipsis oxidado de Mad Max: coches con remedos de acero negro, banderas rusas colgando de los faros, cascos con calaveras, y una legión de adictos a las dos ruedas. Su llegada a la frontera polaca está prevista para esta noche, y Varsovia ha dicho que no les dejará pasar porque esa marcha, bandera rusa en ristre, es una "provocación".

Al frente de esta armada de cuero, chapa y neumáticos está Alexander Zaldostanov, alias 'El Cirujano', que no se deja intimidar por el "no pasarán" de los polacos: "Si no nos dejan entrar por Brest (Bielorrusia) en formación lo haremos individualmente por varios sitios". No es el primer desafío internacional de estos apóstoles de la gasolina. Durante al anexión de Crimea el año pasado los moteros patriotas formaron milicias con los vecinos más politizados para plantar cara a grupos nazis que nunca llegaron a la entonces península ucraniana, que fue tomada por los rusos en pocos días. Un año después, los Lobos de la Noche se han ofrecido al Kremlin para reprimir cualquier insurrección ciudadana que trate de imitar el Maidán ucraniano que hizo caer al presidente Victor Yanukovich.

Las autoridades de Berlín ya han dicho que no permitirán la marcha del convoy por la capital germana, donde los moteros rusos desean celebrar el 9 de mayo el Día de la Victoria de la Unión Soviética sobre Hitler. "Es todo política, nosotros no vamos contra nadie y sólo queremos recordar la historia mientras montamos en moto", explica a EL MUNDO Alexei, líder local de estos moteros en la ciudad de Samara.

Yuri, un barbudo que parece Papá Noel vestido de cuero, sonríe y vocifera las ganas que tiene de llegar a España en moto en futuras aventuras. Surgida en 1989, la pandilla cuenta con unos cinco mil integrantes en Rusia y los países de la antigua URSS. Los 'Lobos de la Noche' rechazan a los gays entre sus filas y dejan que las autoridades de la Iglesia Ortodoxa bendigan sus motos. Su retórica antioccidental les ha hecho famosos: "Hay que salvar a Rusia del satanismo global, el consumismo, la cháchara homosexual y la democracia americana", dice El Cirujano antes de partir. Y se reafirma: primero tomarán Varsovia, luego Berlín.


Título: Polonia impide la entrada a los moteros rusos de Putin

Subtítulos: El grupo intenta hacer un rally Moscú-Berlín por el 70º aniversario de la victoria en la II GM / Moteros polacos afines a los rusos han bloqueado a modo de protesta un puesto de control / El Ministerio de Exteriores de Alemania ha cancelado visados a cinco moteros de la banda

Texto: Polonia y Alemania han negado la entrada a diez moteros rusos del colectivo 'Lobos de la Noche' que intentan hacer un rally Moscú-Berlín con motivo del 70º aniversario de la victoria en laSegunda Guerra Mundial. Según informa la televisión polaca, el portavoz del Servicio de Fronteras de Polonia en la ciudad de Terespol ha dicho que los motoristas recibirán "individualmente" la nota que les prohíbe entrar en el país.

De acuerdo con la agencia rusa Sputnik, un grupo de moteros polacos que se proponía acompañar a sus compañeros rusos ha bloqueado a modo de protesta el puesto de control desde el lado de Polonia. En caso de que los 'Lobos de la Noche' no puedan cumplir con su objetivo, realizarán el rally en su lugar, han dicho.

Los 'Lobos de la Noche' son conocidos por su duro nacionalismo ruso y su cruzada por los valores tradicionales: colaboraron en la anexión de Crimea y se han ofrecido al Kremlin para vigilar futuras protestas contra el Gobierno ruso o ataques a iglesias. Al frente de esta banda está Alexander Zaldostanov, alias 'El Cirujano', que el pasado sábado se reafirmaba en su cruzada europea: "Hay mucha histeria, mucha rusofobia, una guerra declarada contra Rusia, pero vamos a ir a Europa a venerar las tumbas de sus defensores", dijo a los periodistas el líder motero, que esta vez no integra el convoy pero ya figura en la lista de los sancionados por Occidente a raíz de la crisis de Ucrania.

El Ministerio de Exteriores de Alemania ha cancelado los visados a cinco moteros del grupo. Tanto Varsovia como Berlín tratan de evitar que estos moteros al servicio del Kremlin celebren bandera en ristre en suelo europeo el 70º aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi, que culminará con un desfile por Berlín el 9 de mayo, el Día de la Victoria en Rusia. La carrera terminará allí con una ofrenda floral ante el Monumento al Soldado Soviético en el Treptower Park, Berlín.

La ruta del evento, según su web, incluye las ciudades de Moscú, Minsk, Brest, Breslavia, Brno, Bratislava, Viena, Múnich, Praga, Torgau, Karlshorst y Berlín. Para el Gobierno polaco, la idea es una "provocación".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada