martes, 14 de julio de 2015

Pacto


Habemus pacto con Irán. Llevó diez años de amansadora hacerle comprender a los EEUU que ya no pueden hacer lo que quieren con el resto del planeta, pero los signos son alentadores: parece que lo van entendiendo. 

(Actualización: Si querés leer las 159 páginas del acuerdo (Joint Comprehensive Plan of Action), las podés bajar acá: http://apps.washingtonpost.com/g/documents/world/full-text-of-the-iran-nuclear-deal/1651, 

o acá (PDF): https://s3.amazonaws.com/s3.documentcloud.org/documents/2165399/full-text-of-the-iran-nuclear-deal.pdf)

Primero veamos cómo presenta la noticia  el diario español El País. Ya desde su título anticipa que lo único que interesa es Obama y los iraníes. En fin, entendemos que quieran ningunear a Rusia y a China, como es su costumbre, pero no tener ni siquiera un recuerdo para Europa (países participantes en el “5 + 1”: Reino Unido, Francia y Alemania, además de la presencia de la mediadora italiana Alessandra Mongherini) da para pensar sobre la autoestima de esta gente. Pasemos a la nota:


Título: Estados Unidos e Irán alcanzan un histórico pacto nuclear

Subtítulo: El acuerdo frena el acceso iraní a la bomba atómica a cambio de levantar sanciones

Texto: Una era empieza en Oriente Próximo. Irán y seis potencias internacionales lograron este martes en Viena un acuerdo que limita el programa nuclear iraní a cambio de un levantamiento de las sanciones. Además de poner fin a 35 años de enfrentamiento entre Washington y Teherán, el acuerdo puede reconfigurar los equilibrios geopolíticos en una región sacudida por la violencia extremista.

El régimen de los ayatolás preserva la capacidad de producir energía nuclear y se legitima en el concierto de las naciones. El presidente de EE UU, Barack Obama, frena el acceso de los iraníes a la bomba atómica y gana su apuesta internacional más arriesgada desde que en 2009 llegó a la Casa Blanca. El primer resultado puede ser una mayor cooperación frente a los yihadistas del Estado Islámico.

"Hemos frenado la expansión de las armas nucleares en Oriente Próximo", dijo en Washington el presidente de EE UU, Barack Obama. "Este acuerdo nos ofrece la oportunidad de avanzar en una nueva dirección. Deberíamos aprovecharla".

El acuerdo, escribió en la red social Twitter el presidente iraní, Hasán Rohaní, "muestra que el diálogo constructivo funciona. Una vez resuelta esta crisis innecesaria emergen nuevos horizontes para centrarnos en desafíos compartidos.

El acuerdo, por su alcance regional, es equiparable al de Camp Daviden 1978, que selló la paz entre Egipto e Israel. También puede compararse con la reconciliación entre Estados Unidos y otro enemigo histórico, China, en 1972. Como hace con Cuba, el demócrata Obama ha buscado en la diplomacia y el multilateralismo la llave para conflictos enquistados desde la Guerra Fría.

Washington, que protegió al sha de Persia hasta la revolución de 1979, rompió relaciones diplomáticas con Irán después de que un grupo de estudiantes ocupase la embajada estadounidense en Teherán. Hasta hace pocos años, Irán era para el Gobierno de EE UU un miembro del “eje del mal”. El programa nuclear, desvelado a principios de la década pasada, agravó las tensiones. Para Irán, EE UU era el Gran Satán.

En Viena ha ocurrido lo que hasta hace poco era inimaginable: ver a dos enemigos no solo hablando en la misma mesa, sino llegando a una posición común. Han hecho falta casi dos años de negociaciones, decenas de reuniones cara a cara entre el secretario de Estado, John Kerry, y el ministro iraní de Exteriores, Javad Zarif, repetidos plazos incumplidos y un esfuerzo final de más de dos semanas en un palacete austrohúngaro de Viena, con tensiones y nervios, gritos y amenazas de portazos.

Tras incumplir en tres ocasiones el plazo autoimpuesto —inicialmente las conversaciones debían concluir el 30 de junio— los negociadores se pusieron de acuerdo en un texto de unas 100 páginas: 20 del documento básico más 80 de anexos. La Unión Europea, primero representada por Javier Solana, después por Catherine Ashton, y en Viena por la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ha tenido un papel clave en el proceso.

El resultado más inmediato de Viena es impedir, durante un mínimo de diez años, el acceso de Irán a la bomba nuclear. No es poco. Lo que EE UU y la llamada comunidad internacional no consiguieron con Pakistán ni Corea del Norte —evitar por la vía diplomática que se uniesen al club de nueve países con la bomba nuclear— lo han conseguido con Irán.

El acuerdo frena, aunque sea temporalmente, la proliferación nuclear en una de las regiones más inestables del planeta. La ONU se asegurará de que los iraníes reducen su capacidad para enriquecer uranio y plutonio —combustible necesario para fabricar la bomba— mediante un régimen de inspecciones intensivo. Irán logra desprenderse de las mayores sanciones que ningún país soporte hoy, sanciones que lo aislaron internacionalmente y ahogaron su economía.

Al verse librado de las sanciones y establecer un canal de diálogo al rango más alto con Estados Unidos, Irán da un paso para abandonar su situación de Estado paria. Tanto el secretario de Estado, John Kerry, como su homólogo iraní, Javad Zarif, han expresado la esperanza en que el acuerdo de Viena ayude a ambos países a concentrarse en la amenaza común del Estado Islámico, los yihadistas suníes que en el último año han conquistado amplios territorios en Siria e Irak.

“La amenaza que afrontamos, y hablo en plural porque nadie está a salvo, se encarna en los encapuchados que están devastando la cuna de la civilización”, ha dicho Zarif en Viena. “Creo”, dijo Kerry al diario Boston Globe, “que aquí hay una oportunidad para galvanizar a la gente hacia un enfoque de sentido común”.

La prueba decisiva sobre el éxito o fracaso del acuerdo será si ambas partes cumplen sus compromisos sobre la reducción del programa nuclear y el levantamiento de las sanciones. Los primeros obstáculos son políticos.
El Congreso de EE UU, de mayoría republicana, tiene 60 días para revisar el documento final y después aprobarlo o rechazarlo. Previsiblemente lo rechazará, pero Obama pretende vetarlo haciendo uso de sus prerrogativas presidenciales. El veto es irrevocable a menos que los oponentes del acuerdo recojan dos tercios de votos.

Obama también deberá persuadir a los socios de EE UU en Oriente Próximo. Israel, Arabia Saudí y las monarquías suníes ven en Irán una amenaza existencial y temen que se refuerce gracias a su legitimación ante EE UU.

Los detractores del acuerdo acusan a Kerry de haber aceptado concesiones excesivas: constatan de que Irán mantendrá su capacidad para enriquecer uranio, aunque sea reducida, y alertan de que, al desprenderse de las sanciones, experimentará un boom que ampliará su influencia económica y potencia militar.

El respeto de los derechos humanos y el apoyo iraní a grupos que EE UU e Israel consideran terroristas apenas han aparecido en las conversaciones del Palais Coburg.

El acuerdo no significa la plena normalización de las relaciones. Los recelos persisten. Por ahora ni se plantea, como ocurre en el caso de Cuba, un restablecimiento de las relaciones diplomáticas. Irán seguirá, como Cuba hasta hace unas semanas, en la lista del Departamento de Estado de países que patrocinan el terrorismo. Valorar el alcance del acuerdo requerirá meses y seguramente años. El acuerdo de Viena se ciñe a la cuestión nuclear pero es posible “catalice”, para usar la palabra de Zarif, un reajuste de las alianzas y los equilibrios geopolíticos en Oriente Próximo.

Todos se juegan mucho. Irán, su economía y bienestar y su estatus internacional. También su identidad. ¿Un país revolucionario? ¿O una potencia regional convencional?

Para el presidente Obama, el acuerdo de Viena es una de aquellas decisiones que definen una presidencia; una ruptura con la política exterior de su país. La alternativa, dijo siempre Obama durante los meses de negociaciones, habría sido tolerar el Irán nuclear, o la guerra.


***

Las dos notas que vienen a continuación son de Russia Today: 


Título: Punto por punto: Las claves del acuerdo nuclear alcanzado entre Irán y el Sexteto

Epígrafe: El documento del acuerdo alcanzado entre la República Islámica y el Sexteto (Reino Unido, China, Francia, Rusia, EE.UU. y Alemania) abarca en detalle las medidas que se aplicarán en materia nuclear y respecto a las sanciones, así como una serie de asuntos.

Texto: Tras unas largas negociaciones en Viena, los mediadores internacionales del Grupo 5+1 (Reino Unido, China, Francia, Rusia, EE.UU. y Alemania) e Irán han alcanzado un acuerdo final sobre el programa nuclear de la República Islámica. El documento final, acompañado por cinco anexos, establece punto por punto las medidas que tendrá que adoptar Irán en materia nuclear, así como el régimen de las sanciones internacionales. Asimismo, se detalla un plan de implementación de dicho acuerdo y un mecanismo de resolución de disputas.

De acuerdo con las provisiones generales expuestas en el Plan de Acción Integral Conjunto, su "implementación completa asegurará la naturaleza exclusivamente pacífica del programa nuclear de Irán". Por su parte, Irán reafirma que "bajo ninguna circunstancia" intentará desarrollar o adquirir armas nucleares. 


Ámbito nuclear

- El plan de Irán a largo plazo incluye ciertas limitaciones acordadas de todas las actividades relacionadas con el enriquecimiento de uranio en los primeros ocho años.

- Irán comenzará a eliminar progresivamente sus centrífugas IR-1 en diez años. Durante este período, el país mantendrá su capacidad de enriquecimiento en Natanz en hasta 5060 centrífugas IR-1.

- Irán continuará realizando la investigación y el desarrollo del enriquecimiento de una manera que no acumule el uranio enriquecido.

- Basándose en su plan a largo plazo de 15 años, Irán llevará a cabo todas sus actividades relacionadas con el enriquecimiento de uranio en la instalación de Natanz y mantendrá el nivel de enriquecimiento en hasta 3,67 por ciento.

- La instalación de Fordow se convertirá en un centro nuclear, físico y tecnológico. Las centrífugas 1044 IR-1 en seis cascadas permanecerán en un ala de dicha instalación, dos de las cuales funcionarán sin uranio y se utilizarán para la producción de isotopos estables, mientas que otras cuatro estarán detenidas.

- Durante un período de 15 años, el volumen de las reservas de uranio de Irán no podrá superar los 300 kilos de hexafluoruro de uranio enriquecido hasta 3,67 por ciento.

- Irán va a rediseñar y reconstruir un reactor de investigación de agua pesadamodernizado en Arak en forma de asociación internacional. El reactor se utilizará para la investigación nuclear pacífica y la producción de radioisótopos para fines médicos e industriales. El poder del nuevo reactor no podrá superar los 20 MWt.

- En los próximos 15 años, en Irán no habrá reactores adicionales de agua pesada. 

- Durante 15 años, Irán no realizará actividades relacionadas con el reprocesamiento de combustible gastado, ni planea hacerlo posteriormente. La única excepción consiste en las actividades de separación para la producción de radioisótopos médicos e industriales usando uranio enriquecido irradiado.


Medidas de transparencia y fomento de confianza

Irán permitirá a la OIEA supervisar la implementación de las medidas voluntarias, así como implementar medidas de transparencia, entre las que se incluyen las siguientes:

- La presencia a largo plazo de la OIEA en Irán.

- La supervisión por parte de la OIEA de concentrados de minerales de uranio producidos por todas las instalaciones durante 25 años.

- Contención y vigilancia de los rotores y fuelles de las centrífugas y durante 20 años.

- Uso de las tecnologías modernas aprobadas y certificadas por la OIEA, incluida la medición de enriquecimiento en línea y los sellos electrónicos.

- Un mecanismo fiable para asegurar la resolución rápida de las preocupaciones relacionadas con el acceso de la OIEA para 15 años.

Además, Irán aplicará de forma provisional el Protocolo Adicional a su Acuerdo de salvaguardias amplias, procederá con su ratificación de acuerdo con el marco temporal establecido e implementará en su totalidad el Código 3.1 de los Arreglos subsidiarios del Acuerdo de salvaguardias. Asimismo, Irán implementará por completo la 'Hoja de ruta para la clarificación de los asuntos pendientes pasados y presentes', lo que ha sido acordado con la OIEA para el 15 de octubre.

Asimismo, el acuerdo establece que Irán no participará en actividades que puedan contribuir al desarrollo de un dispositivo nuclear explosivo, incluidas las actividades de la metalurgia del uranio y el plutonio.


Sanciones

- La Unión Europea suprimirá todas sus sanciones económicas y financieras relativas al programa nuclear, de forma simultánea con la implementación, verificada por la OIEA, de las medidas acordadas por parte de Irán.

- La resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que respaldará el plan de acción igualmente pondrá fin a todas las provisiones de las resoluciones anteriores sobre el tema nuclear bajo la misma condición. No obstante, dichas provisiones podrán volver a imponerse "en caso de un incumplimiento significativo de los compromisos del plan de acciones por parte de Irán".

- La UE levantará todas sus sanciones relacionadas con la no proliferación, ocho años después del Día de la adopción o cuando la OIEA llegue a la conclusión general de que todo el material nuclear en Irán está siendo utilizado para actividades pacíficas.

- Bajo la misma condición, EE.UU. suprimirá las sanciones sobre la adquisición de productos relacionados con la energía nuclear y servicios para las actividades nucleares abordadas en el plan de acción.

- EE.UU. también suprimirá las sanciones relacionadas con la cuestión nuclear enumeradas en el acuerdo simultáneamente a la implementación, verificada por la OIEA, de las medidas acordadas por parte de Irán.

- La UE no volverá a imponer las sanciones que han sido levantadas. Asimismo, no habrá nuevas sanciones relacionadas con la energía nuclear por parte del Consejo de Seguridad de la ONU o la UE. Igualmente, la Administración de EE.UU. no volverá a introducir las sanciones suprimidas bajo el plan de acción actual ni impondrá nuevas sanciones relacionadas con la energía nuclear. En caso contrario, Irán lo considerará como base para dejar de cumplir con sus compromisos total o parcialmente.
Además, en el acuerdo se establece la creación de una Comisión Conjunta para supervisar la implementación del plan de acción acordado, así como los detalles de su actividad. Asimismo, se establece un plan de implementación que precisa los procedimientos necesarios y las etapas para la aplicación del acuerdo.


***

Título: "El pacto nuclear de Irán es un acuerdo por la unificación de Eurasia"

Epígrafe: El recientemente pacto nuclear de Irán es un acuerdo por la unificación de Eurasia, sostiene el periodista internacional Pepe Escobar, quien añade que los tres principales protagonistas del mismo son Irán, Rusia y China.

Texto: "No se está hablando de lo más importante de todo. Esto es un acuerdo por la unificación de Eurasia. Los tres principales personajes de este acuerdo son Irán, Rusia y China", ha declarado a RT el periodista internacional Pepe Escobar.

El experto sostiene que Occidente ha llegado finalmente a un pacto con Irán por "una decisión estratégica de que, tal vez, una manera de influir en el nuevo orden mundial que se está diseñando en Eurasia con la unión de Rusia y China sería seducir a Irán" hacia su terreno. "Pero esto no va a ocurrir", afirma.

"Irán ya está ligado muy íntimamente, con relaciones estratégicas, con Rusia y China y será un punto muy importante en las nuevas rutas de la seda chinas y también en la Unión Económica Euroasiática propuesta por Rusia", declara.

Tras unas largas negociaciones en Viena, los mediadores internacionales del grupo 5+1 (Reino Unido, China, Francia, Rusia, EE.UU. y Alemania) e Irán han alcanzado un acuerdo final sobre el programa nuclear de la república islámica. El documento final, acompañado por cinco anexos, establece punto por punto las medidas que tendrá que adoptar Teherán en materia nuclear así como el régimen de sanciones internacionales. 


***

Finalmente, las tres notas que posteamos a continuación son de la agencia iraní PressTV:


Título: Obama: Iran 'deal' has backing of international community

Epígrafe: US President Barack Obama says the conclusion of nuclear talks with Iran has the backing of the entire international community.

Texto: Following over two weeks of intense talks, negotiators from Iran and the P5+1 group of countries reached an agreement over Tehran’s nuclear program in the Austrian capital of Vienna on Tuesday.

The text of the Joint Comprehensive Plan of Action was finalized earlier on Tuesday. According to the text, Iran will be recognized by the United Nations as a nuclear power and will continue its uranium enrichment program. 

Obama addressed the American people from the White House after the official announcement of the conclusion of talks.

"Today after two years of negotiation the United States together with the international community has achieved something that decades of animosity has not,” Obama said with Vice President Joe Biden at his side.

The US president warned a skeptical Congress that “no deal means a greater chance of more war in the Middle East.”

The US Congress now has 60 days to review the text of the Joint Comprehensive Plan of Action and vote to either approve or disapprove of the text.

Obama said he would veto any legislation from lawmakers that "prevents the successful implementation of the deal."

The conclusion is viewed as the most significant foreign policy achievement for the Obama administration.

Iranian President Hassan Rouhani also commented on the agreement, saying “a new chapter has begun in relations with the world.”

He said the sanctions regime imposed on the Islamic Republic was never successful, adding that resistance of the Iranian nation guaranteed their victory in the nuclear talks.


***

Título: Iran achieved all long-sought objectives in nuclear talks: Rouhani

Epígrafe: Iran’s President Hassan Rouhani delivers a televised address from Tehran on July 14, 2015, the day of the conclusion of nuclear talks between Iran and the P5+1 group of countries. (IRNA)

Texto: Iran’s President Hassan Rouhani says the Islamic Republic achieved all four objectives it was seeking throughout intensive nuclear talks with six world powers.
"We were following four objectives in these negotiations. As part of today's agreement and under this Joint Comprehensive Plan of Action, all the four objectives have been achieved," Rouhani said in a televised address on Tuesday after the conclusion of talks between Iran and the P5+1 countries.

He enumerated the objectives as Iran's ability to go ahead with its nuclear activities, lifting of "cruel and inhumane sanctions," annulment of all "illegal" sanctions adopted by the UN Security Council against Iran and the withdrawal of Iran's nuclear dossier from the Security Council.

Rouhani said the sanctions regime imposed on the Islamic Republic was never successful, adding that the bans only targeted the Iranian nation.

He said the nuclear case had played into the hands of those involved in an Iranophobia campaign.

Foreign ministers of China, France, Germany, Iran and Russia, as well as the head of the Atomic Energy Organization of Iran and the UK foreign secretary, the US secretary of state, the US energy secretary and the EU foreign policy chief pose for photos at the United Nations building in Vienna, Austria July 14, 2015. (AFP)


Important juncture in history

The Iranian president added that resistance of the Iranian nation guaranteed their victory in the nuclear talks.

"Today, we are at an important juncture in the history of our country and our [Islamic] Revolution and the situation in the region," Rouhani said.

He said some powers had had some illusions over the past 12 years regarding Iran, but "a new page has been turned and a new chapter has begun."

"Iran will honor the agreement, if the other side abides by it," the Iranian president said, adding that the Iranian nation always keeps it promises.


Lifting of sanctions

President Rouhani said there are phases to a final agreement, and today served as the first of those steps, where all parties involved in the negotiations came to terms on the text of an agreement and its annexes. The negotiating partners agreed that the next phase will be within the coming days, he added. 

Rouhani said as a result of the talks, all sanctions imposed on Iran including the financial, economic and banking sanctions will be fully lifted and not suspended on the day of implementation of agreement.

The Iranian president said the day of agreement will come when the United States and the European Union clearly announce the lifting of all sanctions. From that day, President Rouhani added, Iran will begin implementation of its commitments.

Iran’s Foreign Minister Mohammad Javad Zarif, right, and the High Representative of the European Union for Foreign Affairs and Security Policy Federica Mogherini attend a final press conference of Iran nuclear talks in Vienna, Austria on July 14, 2015. (AFP)


Language of respect

President Rouhani recalled his first speech on the nuclear case in 2013, where he called on the global powers to stop bullying and put an end to the sanctions regime and instead speak with the Iranian nation through the language of respect.

He said the Tuesday conclusion showed that the global powers had come to terms in that regard.


Centrifuges spin on

Elsewhere in his remarks, Rouhani elaborated on some details of the conclusion, including the number of Iran’s centrifuges in operation, saying that Tehran had convinced its negotiating partners to have 6,000 centrifuges in operation, although the other side initially wanted only 100 machines to remain in place.

The Iranian president said the other side accepted Iran’s right to research and development, adding that Tehran also convinced the other side to have IR6 and IR8 machines and have UF6 gas injected to IR8.

He said Iran’s right to have the heavy water reactor in Arak is now recognized and work will be done in the future for the reactor to be completed.

The Fordow nuclear facility will also continue operations with 1,000 centrifuges, Rouhani stated.


Defeat for the Israeli regime

Rouhani said the Tuesday statement benefits not only Iran and the Iranian people, but all the resistant nations in the region.

Israel’s efforts to push the nuclear talks of the past nearly two years into failure have led to the defeat of the Tel Aviv regime, the Iranian president stated.

President Rouhani once again appreciated all those contributing in the course of the negotiations, most notably Leader of the Islamic Revolution Ayatollah Seyyed Ali Khamenei for his guidance and the Iranian people for resisting the inhumane pressure over the past years.


***

Título:  Iran, EU hail ‘historic day’ as nuclear talks end

Epígrafe: Iran and the European Union say the conclusion of nuclear talks between the Islamic Republic and six world powers marks a “historic day” after more than a decade of intensive talks.

Texto: “This is an historic day also because we are creating the conditions for building trust and opening a new chapter in our relationship,” said a statement read by EU foreign policy chief Federica Mogherini and Iran’s Foreign Minister Mohammad Javad Zarif in Vienna on Tuesday.

The statement acknowledged the difficulty of negotiations over the past years, adding, “But despite all twists and turns of the talks, and the number of extensions, hope and determination enabled us to overcome all the difficult moments.”

It described the conclusion of talks as a “good deal for all sides – and the wider international community.”

(L-R) China's Foreign Minister Wang Yi, French Foreign Minister Laurent Fabius, German Minister for Foreign Affairs Frank-Walter Steinmeier, High Representative of the European Union for Foreign Affairs and Security Policy Federica Mogherini, Iranian Foreign Minister Mohammad Javad Zarif, British Foreign Secretary Philip Hammond and US Secretary of State John Kerry pose for a picture during the final press conference of Iran nuclear talks in Vienna, Austria on July 14, 2015. 

Iran and the P5+1 group of world powers concluded talks on Joint Comprehensive Plan of Action (JCPOA) , which will put limits on Iran’s nuclear program in exchange for the removal of sanctions against the Islamic Republic.

The conclusion will, according to Iranian officials, be presented to the United Nations Security Council (UNSC), which will adopt a resolution in seven to 10 days making the JCPOA an official document.

Based on the conclusion, which has been concluded with due regard for Iran’s red lines and is considered a nuclear achievement for the country, the world powers recognize Iran’s civilian nuclear program, including the country’s right to the complete nuclear cycle.

The UNSC sanctions against the Islamic Republic, including all economic and financial bans, will be lifted at once under a mutually agreed framework and through a new UN resolution.

None of the Iranian nuclear facilities will be dismantled or decomissioned.

Furthermore, nuclear research and development activities on all types of centrifuges, including advanced IR-6 and IR-8 machines, will continue.

The nuclear-related economic and financial restrictions imposed by the United States and the EU targeting the Iranian banking, financial, oil, gas, petrochemical, trade, insurance and transport sectors will at once be annulled with the beginning of the implementation of the agreement.

The arms embargo imposed against the Islamic Republic will be annulled and replaced with certain restrictions, which themselves will be entirely removed after a period of five years.

Additionally, tens of billions of dollars in Iranian revenue frozen in foreign banks will be unblocked.

A total of 800 natural persons and legal entities, including the Central Bank of Iran (CBI), the Islamic Republic of Iran Shipping Lines and the National Iranian Oil Company (NIOC), will be taken off sanctions lists.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada