jueves, 2 de julio de 2015

La entrañable transparencia


Estás al cuete en tu casa, mirando la tele, y de golpe escuchás aquellos versos. Levantás la mirada y aparece el presidente ecuatoriano Rafael Correa, desde las terrazas del palacio presidencial, abrazado a su bandera, llorando por momentos, mientras canta:

Aquí se queda la clara,
La entrañable transparencia,
De tu querida presencia...

Abajo, un pueblo cantando, parando otro golpe de los turros de siempre, la derecha y los troscos, siempre unidos en las peores encrucijadas de la historia. ¿El detonante de esta última intentona? La nueva Ley de Herencias, chicos. Ley de Herencias. Leemos en RT:


Título: Los ecuatorianos salen a la calle para mostrar su apoyo a Rafael Correa

Texto: En Ecuador se celebra una multitudinaria manifestación en apoyo al gobierno del presidente Rafael Correa. El evento tiene lugar un día después de que el mandatario denunciara nuevos intentos de desestabilización de la oposición.

En la capital ecuatoriana de Quito, los ciudadanos salen a la calle para manifestar su apoyo al gobierno de Rafael Correa. Un día antes, el mandatario advirtió en su cuenta de Twitter sobre la existencia de nuevos intentos de golpe de Estado por parte de la oposición.

El presidente convocó a los ciudadanos para concentrarse en la Plaza Grande desde las 16:00 hora local, "con música y alegría, pacíficos pero firmes". "Deberían ser días de alegría. Lamento lo que sucede, pero defenderemos nuestra Revolución. La historia nos juzgará", añadió Correa.

Al mismo tiempo, en Quito se ha convocado también una marcha de protesta en contra del gobierno de Rafael Correa que está prevista para las 17.00 hora local y que tendrá lugar en el parque El Arbolito.

El pasado 15 de junio se ha celebrado otra marcha multitudinaria en apoyo al presidente Correa. En un discurso ante la multitud reunida en el Palacio Presidencial, el mandatario volvió a rechazar los planes desestabilizadores que se habían registrado en el país y llamó a construir un país más justo.

Asimismo, Correa llamó a los ecuatorianos a mantenerse firmes y unidos ante los intentos de la oligarquía de desestabilizar el país. "Lo que quieren es otro 30 de septiembre, así que hay que estar muy atentos, la violencia tenemos que rechazarla", expresó el mandatario haciendo alusión a los eventos de 2010.


***

Título: Correa sobre el peligro de un golpe 'blando': "Se los advertí hace un año"

Texto: El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha reiterado que existe un golpe de Estado en marcha y ha llamado al pueblo ecuatoriano a que defienda el proceso democrático del país, amenazado por las acciones de la oposición que pretende desestabilizar al Gobierno.

El mandatario ecuatoriano ha reiterado en su cuenta de Twitter que ya había advertido a los ciudadanos sobre este método hace un año.

A ese respecto el director del Centro Andino de Estudios Estratégicos, Mario Ramos, opina que se trata de una estrategia de guerra sicológica que es "blanda o suave porque no se utiliza la fuerza bruta para tomar el poder, sino se utilizan operaciones sofisticadas, que le dan un matiz de cierta 'legitimidad' para combatir a gobiernos que no se alinean a los intereses de Estados Unidos", informa el diario 'El Telégrafo'.

Además, hace unos días el mandatario llamó al pueblo ecuatoriano a que "esté muy atento, porque hay un golpe en marcha y defienda la revolución en el caso de que quieran tocar al presidente o al Gobierno", durante el programa presidencial 'Enlace Ciudadano'.

Estas declaraciones fueron hechas después de que los grupos contrarios al Gobierno hubieran convocado nuevas marchas pese a la decisión del presidente de retirar temporalmente los proyectos de ley de herencia y plusvalía, cuya derogación fue exigida por la oposición.


***

Título: Rebelión de los ricos en Ecuador: "Van a marchar para defender a menos del 2% de la población"

Texto: El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, convocó para este 25 de junio una protesta para exigir que se archiven definitivamente las reformas a las leyes de herencia y de plusvalía promulgadas por el Gobierno de Rafael Correa. El mandatario, por su parte, llama a la clase media y a los pobres a no dejarse engañar por el alcalde de la ciudad más grande y más poblada del país.

Esta es la cuarta vez ya que Nebot convoca una protesta contra la Administración de Correa: la primera tuvo lugar en 2007, apenas tres meses después de que el presidente asumiera su cargo. La última, en 2010, fue para pedir mayores asignaciones presupuestarias para su ciudad.

En realidad, el alcalde solo defiende sus intereses y los de su círculo cercano, denuncia, a su vez, el presidente Correa, nacido precisamente en Guayaquil. Insiste en que los habitantes de la ciudad deberían ver la entrevista que concedió el propio Nebot a la cadena CNN, en la que admitió que pertenece al 2% de familias ricas de Ecuador.

"Está claro, no está defendiendo a los guayaquileños, está defendiendo a la gallada [a su grupo de amigos]. […] Hoy cómo engañan a la gente. La rebelión de los ricos, ya van a marchar para defender a ese menos del 2%. Sigan de luto, será luto eterno porque la patria no volverá al pasado" deploró Correa, según recoge el diario 'El Tiempo'.

El presidente ecuatoriano volvió a desafiar a Nebot para que se presente a las elecciones presidenciales de 2017. "Si cree que tiene la mayoría, preséntese en el 2017, yo me presento y lo derrotaré incluso en Guayaquil", aseguró.

"Es una marcha basada sobre la tergiversación y la mentira. Yo he tenido acceso a los panfletos que estaban circulando y distorsionaban completamente todos los conceptos que ha propuesto el presidente", ha comunicado a RT la directora de la Radio Pública de Ecuador, Giovanna Tassi. Habló, además, del porqué de la gran participación en la protesta. Según ella, la autoridad local ha obligado a los trabajadores municipales y a los comerciantes a asistir a la manifestación.


***

Título: Correa, el “impuesto a la herencia” y los programas sociales

Texto: Suele suceder: cuando la política se pone por delante de intereses empresariales, aparecen tensiones crecientes. Se trata, ni más ni menos, que de un debate sobre el papel de aquellos que más ganan en las sociedades en las que vivimos. La decisión de Rafael Correa de enviar, el 5 de junio pasado, el proyecto de Ley Orgánica para la Redistribución de la Riqueza a la Asamblea Nacional provocó el inmediato descontento del sector más acaudalado de la sociedad ecuatoriana.

¿Cuáles son los fundamentos principales de esta propuesta? El trasfondo es una contundente cifra que el presidente ecuatoriano desplegó con intensidad durante los últimos días: el 2% de las familias ecuatorianas concentran el 90% de las grandes empresas del país. “Se evidenció la concentración de la propiedad. Eso es malo, es una de las fuentes de inequidad en Ecuador y en el mundo”, declaró Correa a los medios, para luego aclarar que el impuesto es solamente “para los grandes conglomerados que generan dinastías”.

Para los herederos directos -hijos, nietos, padres o abuelos- la nueva legislación prevé una tasa marginal de hasta el 47,5% que se aplicará sólo al 1% más pudiente. Este porcentaje es inferior al de las tasas marginales de Japón -55%- y de Corea del Sur -50%-, y apenas un poco más alto del que se implementa en Francia -45%- y en Estados Unidos y Gran Bretaña -ambos con un 40%-.

Uno de los primeros representantes de la oposición en manifestar su desacuerdo a esta medida fue nada menos que el banquero y ex candidato presidencial Guillermo Lasso, quien fuera asesor económico y Embajador Itinerante del gobierno neoliberal de Lucio Gutiérrez. Lasso condenó la nueva medida afirmando que “el Estado correista pretende acabar con la familia ecuatoriana”. Como se ve, una exageración que no se condice con lo acontecido en otros países: ¿o acaso se destruyó la familia japonesa, coreana, francesa, inglesa o estadounidense por la implementación de una política tributaria similar a la que pretende impulsar Correa en relación a las herencias?

Para el analista económico ecuatoriano Juan Carlos Jaramillo “con una tasa marginal del 47,50% los herederos jamás pierden el control accionario sobre las empresas de sus padres, por lo cual con esta tasa es falso también argumentar que se quiere acabar con las empresas familiares”. Fue en base a este argumento que presidente ecuatoriano no se quedó atrás: criticó al “linaje, la dinastía” de Lasso y representantes empresariales y habló de un “capitalismo anacrónico” comandado por esos grupos familiares.

Más allá del impuesto a la herencia en sí, lo que parece estar en discusión en Ecuador es hasta que punto el Estado puede intervenir autónomamente en la arena económica. Es una discusión que, a esta misma hora, también se da en el resto de los países que albergan gobiernos posneoliberales, sobre todo en un momento de menor crecimiento económico en toda la región, producto de una caída de los precios de las commodities, pero, sobre todo, de una rebaja en las previsiones de crecimiento a escala global.

De lo que se trata, en definitiva, es de sustentar -y ampliar- los programas sociales puestos en marcha por estos gobiernos posneoliberales, para lo cual se necesitan recursos. El argumento de Lasso -no aumentar impuestos a los que más tienen, sino reducirlos- tiene sintonía con propuestas de otros líderes opositores de la región, como Macri en Argentina y Neves en Brasil, quienes anuncian que, de llegar a la presidencia, continuarían con las políticas sociales, pero sin tocar bajo ningún concepto los intereses empresariales. ¿Y de donde sacarían el dinero, se preguntará usted? Vaya uno a saber. Ecuador, por lo pronto, propone una solución realista -similar a la efectuada en algunos estados europeos y asiáticos- para continuar su política social enmarcada en el Plan Nacional Buen Vivir 2013-2017: que los que más tienen, más aporten, apostando asimismo a una redistribución garantizada por la propia Constitución del país. El debate continental en relación a este tema se incrementará en los próximos meses.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada