jueves, 9 de julio de 2015

Correctivos


El Imperio debe haberse sentido contrariado al conocer las recientes noticias sobre un acuerdo entre Rusia y Turquía en cuestiones energéticas. En efecto, ambos países acordaron emplazar un importante gasoducto que, atravesando el Mar Negro, llegará hasta el territorio turco y de allí a Europa occidental via Grecia: se trata del denominado "Turkish Stream", que reemplazará al cancelado proyecto “South Stream”, que también salía de Rusia pero llegaba a Europa desde Bulgaria. Los búlgaros, a pedido del Imperio, empezaron a poner caritas feas hasta que los rusos se cansaron. Hablaron con los turcos, los cuales están, por supuesto, encantaditos que el futuro abastecimiento de gas de buena parte de Europa pase por su territorio. Entiéndase bien: no se trata sólo de tener gas o de beneficios por "peaje" de un gasoducto. Es el poder de decir: si te portás mal conmigo, Europa, te cierro la canilla. El hecho de que Turquía sea un miembro activo de la NATO agrava aún más este acercamiento con Rusia. Por este motivo, Los chicos en Washington deben haber meditado la aplicación de algún tipo de correctivo a los díscolos gobernantes turcos. Estas cosas comienzan, por lo general, con filtraciones de noticias desagradables, cosas que el mundo preferiría no escuchar. Pender el ventilador, que le dicen. En ese sentido es que, creemos, debería leerse la siguiente noticia que publica hoy el sitio web en español de Al Manar:


Título: Revelan más datos sobre los planes de agresión turcos contra Siria

Epígrafe: Grabaciones secretas hechas por la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) a funcionarios del gobierno de Turquía y reveladas por la revista alemana Focus, aportan nuevas evidencias de planes subversivos de Ankara contra Siria.

Texto: La publicación alemana presentó un informe que revela los diálogos entre importantes personalidades del gobierno, durante una reunión celebrada en 2014 en el Ministerio de Relaciones Exteriores turco.

Según el texto divulgado, en esa reunión se discutió una estrategia para invadir el territorio sirio, utilizando al grupo terrorista Estado Islámico (EI) como punta de lanza.

En los diálogos grabados por la NSA y dados a conocer por Focus están involucrados el actual primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, el vicecanciller Feridun Sinirlioglu, el jefe de la Organización Nacional de Inteligencia de Turquía (MIT), Hakan Fidan, y el jefe adjunto del Estado Mayor, general Yaser Guler.

Las grabaciones secretas de la NSA ponen al descubierto que el gobierno, encabezado por el entonces primer ministro Recep Tayyip Erdogan, elaboró un plan de ataque falso contra la capital siria, donde participarían las bandas del grupo Estado Islámico, para así justificar una intervención de las tropas turcas en este país árabe.

No es la primera vez que salen a la luz revelaciones de reuniones secretas entre funcionarios turcos sobre el tema sirio, pues el 27 de marzo de 2014 fragmentos de varias grabaciones de una reunión del equipo de seguridad nacional de Turquía fueron divulgadas en el sitio digital Youtube.

Desde fines del mes pasado, más de 12.000 soldados turcos y varias unidades de tanques están desplegadas en la frontera que divide a ambos países, bajo la excusa de una creciente actividad de las milicias kurdo-sirias que enfrentan a los grupos extremistas antigubernamentales.


A su vez, a través de la frontera turca, miles de mercenarios yihadistas de diferentes países del mundo se infiltran en Siria, con el propósito de incorporarse a las bandas terroristas que operan aquí.


***

Nota: este fue el post n° 1.001 de Astroboy en Multiverso. Mil posts, chicos. Seguiremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada