sábado, 31 de octubre de 2015

Actualización: caída de avión ruso en Sinaí


Reproducimos la última noticia de Russia Today en español sobre la caída (¿derribo?) de un avión ruso de pasajeros en territorio egipcio:


Título: Todo lo que se sabe sobre la catástrofe aérea del avión ruso en Egipto
Ria Novosti

Texto: Este sábado 31 de octubre un avión ruso Airbus A321 de la compañía aérea Kogalymavia se estrelló en la península egipcia del Sinaí. Aquí les ofrecemos los detalles de este trágico acontecimiento.

Vuelo: 7K9268 
Ruta: Sharm el-Sheij - San Petersburgo
Compañía aérea: Kogalymavia también conocida como Kolavia es una aerolínea basada en Kogalym, en la región de Tiumén, Rusia.
Fecha del accidente: alrededor de las 05:00 GMT, el 31 de octubre de 2015.
Lugar del accidente: sur de la localidad de El Arish, en el norte de la península del Sinaí, Egipto. Se encuentra cerca de la frontera entre Israel y Egipto.
Víctimas: 224 personas. 200 pasajeros adultos, 17 niños y 7 miembros de la tripulación.
Avión: Un Airbus A321 que llevaba operando desde hacía 18 años y 5 meses (pertenece a Kogalymavia desde marzo de 2012).
Características técnicas de la aeronave accidentada: El Airbus A321 es un avión civil de pasajeros del consorcio aeronáutico europeo Airbus.


Circunstancias del accidente

El accidente aéreo del Airbus es el más importante de la historia de Rusia y Unión Soviética por número de muertos.

El avión Airbus A321 partió de Egipto a las 3.51 GMT y desapareció de los radares 23 minutos más tarde después de no establecer contacto con Lárnaca, Chipre.
No hay signos de que el avión estrellado en la península egipcia del Sinaí haya sido derribado, según ha afirmado la agencia de seguridad egipcia.

A una altitud de más de 9.000 metros, el capitán contactó con el aeropuerto y solicitó el aterrizaje en el aeródromo más cercano debido al mal funcionamiento de la estación radioeléctrica, lo cual fue confirmado por fuentes del aeropuerto de El Cairo. Poco después la conexión se perdió.

La nave se estrelló a 100 kilómetros del aeródromo de la localidad egipcia de El Arish.
El avión está completamente destruido, han afirmado funcionarios egipcios de seguridad desde el lugar del accidente.

Antes de desaparecer del radar, el avión descendía a una velocidad de unos 1.800 metros por minuto y cuatro veces ralentizó su velocidad, señaló el sitio web Flightradar24, que realiza el seguimiento de los viajes aéreos en tiempo real.
El sitio web de seguimiento de vuelos Plane Finder afirmó que cerca del avión ruso accidentado en Egipto pasaron otros dos aviones aproximadamente al mismo tiempo que este desaparecía del radar.

Los residentes de una zona montañosa de la península egipcia del Sinaí afirmaron haber visto en el cielo un avión de pasajeros con un motor en llamas minutos antes de que se informara del accidente.

La tripulación del avión estrellado se había quejado varias veces durante esta semana de problemas con el motor, según fuentes del aeropuerto egipcio.

A primera hora de la mañana varios medios y agencias de información proporcionaban información contradictoria. Algunos fuentes llegaron a afirmar que el avión sobrevolaba territorio turco, aunque de hecho el Airbus A321 nunca logró alcanzar esta zona.
Los servicios de seguridad egipcios habían afirmado haber oído voces de los pasajeros supervivientes del accidente bajo los escombros de la aeronave. Sin embargo, más tarde las autoridades egipcias desmintieron esta información, afirmando que ninguno de los pasajeros del avión accidentado había sobrevivido a la catástrofe.


Causas del accidente

Aún se desconocen. La inspección previa del avión indica que la causa de la catástrofe ha sido el error técnico. Diego Dominelli, periodista especializado en materia aerocomercial, considera que la causa del siniestro ha debido ser muy grave, porque un avión tiene capacidad para aterrizar con un motor afectado.

Además el Ministerio ruso de Transporte ha rechazado la información divulgada por diferentes medios de comunicación de que el Estado Islámico ha derribado el avión ruso en Egipto. "En varios medios de comunicación se afirma que el avión ruso fue derribado por misiles antiaéreos lanzados por los terroristas. Esta información no puede considerarse fiable", ha afirmado el ministro de Transporte de la Federación Rusa Maxim Sokolov. 

El honorífico piloto de pruebas ruso, Magoméd Tolbóyev, destaca que por la altitud a la que volaba el aparato (entre 11.000 y 12.000 kilómetros) es imposible que haya sufrido el impacto de un misil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada