sábado, 26 de marzo de 2016

Poderes mágicos


Bue, el Secretario General de Naciones Unidas se conmueve ante la crisis siria. Cuando uno de estos payasos abre la boca o se anima a hacer un gesto es porque las políticas generales para la región ya han sido decididas. Cuando en una rueda de prensa le preguntaron por qué las Naciones Unidas han sido tan ineficientes en todo el conflicto, Banki respondió: “Me gustaría tener poderes mágicos para resolver la crisis en Siria”. En fin; uno piensa qué no podría resolver un tipo con este cargo si tuviera los pantalones puestos. Leemos en el diario español El País:


Título: Ban Ki-moon: “Más del 50% de las infraestructuras en Siria han sido destruidas”


Subtítulo: Los atentados terroristas de Bruselas han reposicionado la lucha antiterrorista a la cabeza de la agenda internacional


Texto: “Más del 50% de las infraestructuras sirias han sido destruidas” dijo este viernes en Líbano el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon. Advirtió que las consecuencias de la guerra en Siria “no se ciernen al país, ni a la región, sino que atañen al mundo entero”. El diplomático cerraba el viernes una gira de dos días con un recorrido similar al que realizara el pasado lunes la Alta representante de la diplomacia europea, Federica Mogherini. Entre ambas delegaciones, los atentados terroristas perpetrados en Bruselas han reposicionado la lucha antiterrorista a la cabeza de la agenda internacional.


En la comitiva le acompañaron el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, y del Banco de Desarrollo Islámico, Ahmad Mohamed Ali Al-Madani. Los tres han instado al parlamento libanés a zanjar la crisis presidencial que arrastra el país desde hace dos años.


El diplomático surcoreano ha subrayado el papel de las Fuerzas Armadas Libanesas (LAF, por sus siglas en inglés) en la lucha contra el extremismo y el terrorismo y alabado la estrecha colaboración con el contingente de los cascos azules en una frontera sur que vive “uno de los periodos más estables de la última década”.


A la lucha militar, el diplomático ha añadido la necesidad de acometer las raíces del extremismo: “Y eso pasa por dar ejemplo de buena gobernanza en el mundo en general y en la región en particular, y sobre todo por crear oportunidades para los jóvenes”. Con el mismo enfoque preventivo, Kim ha asegurado que:“No queremos reducirnos a proveer ayuda a los refugiados, sino identificar y apoyar a aquellos países en riesgo de conflicto para que no se quiebren”.


La crisis de refugiados ha estado de nuevo en el centro de las reuniones en un país que acoge a más de un millón de refugiados sirios y 500,000 palestinos. “Una de cada tres personas en Líbano es un refugiado”, ha recordado el diplomático agradeciendo la “generosidad del Gobierno y las gentes de Líbano”. Agradecimiento que el presidente del Banco Mundial ha sido el único en cifrar con una dotación de cerca de 100 millones de euros para ampliar el acceso a la educación de tanto libaneses como refugiados sirios de tres a 18 años.


“Me gustaría tener poderes mágicos para resolver la crisis en Siria”, ha dado por respuesta Ban tras ser cuestionado sobre la falta de resultados en Ginebra. “Va a llevar tiempo, pero estamos trabajando muy duro”. El secretario general ha instando a los líderes sirios a tomar medidas: “Si los líderes de la comunidad siria logran comprometerse a una clara y compartida visión de futuro, esta crisis puede ser resuelta”.


Tras visitar un campo de refugiados palestinos al norte del país, Ban ha recordado a la comunidad internacional su compromiso hacia ellos. Unos refugiados que han quedado relegados a un segundo plano de la ayuda internacional tras la crisis siria.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada