jueves, 3 de marzo de 2016

Dónde van?



¿Dónde va la gente cuando llueve? ¿Dónde van las mariposas al final del día? ¿Dónde van los terroristas islámicos del EI (Estado Islámico) cuando los rusos y las FFAA sirias los empiezan a cagar a tiros por todo el país, día y noche, desde tierra, mar y aire? No hay respuestas claras para las dos primeras preguntas, pero sí para la tercera: van a Libia, chicos. Ya hay 5.000 de ellos en ese castigado país. La primera de las notas que siguen es del diario español El País de esta mañana. Noten la asepsia de este medio para hablar del desastre libio. No es que todo haya comenzado cuando la NATO destroza el país y asesina a su líder. Para nada; parece que la presencia del EI en Libia obedece a cuestiones puramente meteorológicas. En fin. Las restantes noticias corresponden al sitio libanés Al Manar en español, publicadas en las últimas semanas. Acá van:


Título: “Cada día llega más gente a luchar junto al ISIS”

Subtítulo: Las familias de Sirte explican que la vida en el feudo libio de los yihadistas se hace insoportable

Texto: Abu Grein es el lugar de Libia más próximo a Sirte, el feudo del Estado Islámico en Libia, al que puede acercarse un no musulmán sin perder la libertad o la cabeza en el intento. Desde ese páramo desértico es donde las milicias de Misrata pretenden iniciar el ataque para recuperar la ciudad donde nació Muamar el Gadafi, perdida por la Brigada 166 hace nueve meses. Y ahí es donde llegan cada día decenas de familias en coche que necesitan salir de Sirte. Unos se marchan para siempre y llevan el coche abarrotado con niños, camisas y colchones. Y otros regresarán a los pocos días.

Los hombres de Mohamed Albaudi, uno de los principales jefes de la Brigada 166, deciden quién puede continuar su camino hacia Misrata y quién se vuelve a Sirte. Las familias deben esperar en fila para que inspeccionen sus coches y después aparcan y revisan sus papeles. Algunas han de esperar más de una hora, con sus familias metidas en el coche, a que les den el permiso para seguir el camino. La misión de Albaudi es proteger Misrata de posibles ataques terroristas. Así que más de un coche se tiene que volver a Sirte. “Solo dejamos pasar a las familias que huyen del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) a los que necesitan ir a un hospital”. Una vez pasado el control de Abu Grein, un pueblo de unos 15.000 habitantes, a la gente de Sirte les queda superar otros tres puestos de control durante una hora de carretera hasta llegar a Misrata.

No es fácil hablar con los que salen. “Aquí todos se conocen”, explica Albaudi. “Los refugiados que huyen de Sirte creen que si les ven los otros hablar con periodistas puede vengarse con las familias que dejan atrás. Y los que piensan volver dentro de unos días temen que los otros los delaten. Nadie se fía de nadie”.

Finalmente, varias personas acceden a contar cómo viven en Sirte a condición de no desvelar sus nombres. “En Sirte no hay vida”, explica un hombre. “Los bancos cerraron cuando entraron ellos. Para sacar dinero tenemos que salir a Misrata o a Trípoli. Y encima, desde hace dos meses han puesto límites para sacar dinero en el banco. Yo solo puedo retirar 300 dinares (unos 78 euros en el mercado negro) al mes. Y cuando ellos quieren le cortan la cabeza a alguien”.

—¿Usted ha visto alguna de esas decapitaciones?

—No, porque yo no disfruto viendo esas cosas.

“Los colegios sí funcionan, pero la universidad, no”, continúa otro vecino de Sirte. “No hay señal de teléfono, no hay apenas alimentos en las tiendas, no hay gasolina, no hay hospitales y solo hay médicos para ellos, los del ISIS”.

“Yo salgo para curar a mi hermano en Misrata y en cuanto se cure nos volvemos”, comenta otra persona. “Las mujeres tienen que salir acompañadas a la calle y deben llevar guantes y todo el rostro tapado”, añade. Casi todas las mujeres que llegaban el jueves a Abu Grein llevaban la cara tapada. “Hay cibers para conectarse a Internet, pero no podemos fumar en ellos. Cortaron la señal de teléfono y solo se puede recibir por satélite. En realidad, los que tienen acceso siempre son ellos, no la gente de Sirte”.

Ante la pregunta de cuántos yihadistas hay en Sirte nadie ofrece una cifra clara, pero todos los consultados coinciden en una cosa: “Cada día llegan más y más. Muchos se han metido en las casas que dejó vacías la gente que se fue”, comenta un joven. Otra persona añade: “En Sirte vivimos ahora unas 20.000 personas nacidas allí. Es probable que se hayan ido otras 20.000. La gente del Estado Islámico la toma contra quienes luchaban al lado de Gadafi y contra quienes estaban en contra de él. Te pueden quitar el coche y la casa con esa excusa”.


Fuerzas extranjeras 

La mayoría de los habitantes de Sirte eran gadafistas. Por eso Gadafi eligió Sirte para esconderse en sus últimos días y por eso la gente de Misrata y de Sirte nunca se llevaron bien. Fueron las milicias de Misrata las que capturaron a Gadafi y serán quienes intenten recuperar Sirte. “Para marchar hacia Sirte”, explica Mohamed Albaudi, “necesitamos ayuda aérea y armas de largo alcance. Y también visados para que nuestros heridos puedan curarse en Europa. Ahora solo pueden ir a Túnez y Turquía, pero la sanidad en Europa es mejor. Occidente debería hacer algo. El tiempo corre a favor del ISIS”.

Albaudi tiene claro que no desea presencia de tropas extranjeras sobre el terreno. Solo quiere la ayuda de los aviones, como sucedió en 2011 cuando sucumbió el régimen de Gadafi. No obstante, en Misrata cada vez son más insistentes los rumores sobre la presencia de fuerzas especiales de EE UU y Europa que estarían entrenando a los soldados de Misrata. Cuando se le pregunta al portavoz del Ejército del Gobierno de Trípoli en Misrata, Ibrahim Beatelmal, si hay fuerzas extranjeras en Misrata sonríe y se limita a decir: “Puede ser, puede ser”.

En Sirte, las familias saben que la ciudad podría ser bombardeada de nuevo. Pero aún así, muchas prefieren quedarse. “Al menos tengo mi casa”, explica un padre de familia. “¿Adónde voy, qué hago en otro lugar, sin casa y sin dinero?”.


***

Título: Libia podría convertirse en un “estado fallido”, según la ONU

Texto: El enviado de las Naciones Unidas para Libia dijo que los lados rivales están preparando nuevas conversaciones de paz y afirmó que Libia está “realmente al límite” y se arriesga a convertirse en un estado fallido.

El jefe de la Misión de Apoyo de la ONU en Libia, Bernardino León, pidió a aquellos que acudan a las negociaciones de Argel que reconozcan sus intereses comunes, en particular su lucha contra el EI, y dejen de pedir nuevas concesiones a la otra parte.

Él advirtió que las instituciones libias están quedándose sin dinero para pagar los salarios y que, incluso si la producción de petróleo volviera a la normalidad, esto no generaría ingresos suficientes para sostener las finanzas públicas.

León también lamentó la continuación del impasse político, dado que los representantes del gobierno reconocido internacionalmente y radicado en Tobruk y el gobierno apoyado por la milicia islamista Fayr Libia, que controla la capital, continúan enfrentados.

“Los dos gobiernos enfrentados no avanzan en el diálogo y no parecen muy dispuestos a alcanzar un acuerdo, mientras que hemos visto a los terroristas del EI convertirse en una fuerza cada vez más importante en el país”, señaló León, añadiendo que el gobierno de Tobruk acusa a Fayr Libia de ser una organización terrorista y esta última acusa al primero de defender los intereses de aquellos que apoyaron al fallecido líder libio Muammar al Gadafi.

“Si la gente implicada en estas negociaciones no comprende este mensaje muy claramente y continúa tratando de obtener más concesiones de la otra parte sin comprender que Libia ha llegado al límite, el resultado será que Libia se convertirá en un estado fallido”, advirtió.


***

Título: La ausencia de gobierno en Libia complica lucha contra el EI

Texto: La ausencia de un gobierno central en Libia complica las acciones de EEUU para combatir al movimiento terrorista EI en ese país, señaló hoy el Director Nacional de Inteligencia, James Clapper, en declaraciones mencionadas por Prensa Latina.

Existen múltiples tendencias entre las facciones que intentan controlar dicha nación norteafricana y ahí radica la principal dificultad, añadió el funcionario durante una audiencia en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

Clapper añadió que la mayoría de los líderes políticos libios, aunque no todos, comprenden el peligro que representa el EI para sus intereses.

Nos gustaría que existiera una autoridad centralizada en Libia con la cual podamos llegar a un consenso y realizar una campaña militar contra los extremistas, y esto es un tema que está en permanente discusión, agregó Clapper.

Por su parte, el congresista demócrata Adam Schiff, expresó su preocupación en la misma sesión legislativa por el hecho de que "el tamaño del tumor en Siria e Iraq disminuye, pero se aprecian nuevas células malignas en Libia".

Washington intenta neutralizar el crecimiento de la presencia del EI en ese país, que desde 2011 carece de un gobierno central efectivo, tras el derrocamiento del líder Muammar Gadafi, quien fue asesinado.

La Administración Obama analiza desde hace varias semanas la forma de lanzar una campaña más fuerte contra los efectivos de dicho grupo fundamentalista en suelo libio.

Con la autorización del presidente Barack Obama, el 18 de febrero pasado aviones norteamericanos F-15E y drones bombardearon agrupaciones del EI cerca de la ciudad libia de Sabratha, en particular uno de sus campos de entrenamiento.

No obstante, el Parlamento de dicha nación con sede en la ciudad de Tobruk, calificó el ataque estadounidense de violación de la soberanía de ese país.

Los golpes, que fueron anunciados a las autoridades libias poco antes de su realización, provocaron la muerte de más de 40 personas y alrededor de un centenar de heridos.


***

Título: El EI expande su influencia en Libia

Texto: El grupo terrorista EI aumenta su influencia en Libia y se adentra en su interior, dijo este lunes el titular de Defensa de Francia, Jean-Yves Le Drian, a la emisora de radio RTL.

"Están ya en Sirte, controlan una franja de 250 kilómetros a lo largo de la línea costera, además, empiezan a adentrase en el país y abrirse paso hacia los yacimientos y pozos de petróleo", dijo.

Libia atraviesa una profunda crisis desde 2011, cuando fue derrocado y asesinado su presidente, Muammar Gadafi.

En el país surgió una dualidad de poderes: el Parlamento con sede en Tobruk, en el este del país, elegido en los comicios generales, por una parte, y el proislamista Congreso General de la Nación, con sede en Trípoli, por la otra.


***

Título: Libia denuncia en la ONU la actuación de los grupos armados en su suelo

Texto: El Jefe de Estado interino de Libia, Agila Saleh Essa Gwaider, denunció el miércoles ante la ONU el actuar de los grupos terroristas en su país, los cuales, dijo, buscan expandirse desde ese territorio a otras zonas de África y Europa.

En su alocución ante el 70 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Essa Gwaider explicó como la presencia de varios grupos extremistas ha contribuido a generar un caos que aleja la posibilidad de alcanzar una reconciliación nacional.

El año pasado, recordó, el EI penetró en territorio libio con el propósito de ocupar vastos territorios e imponer su ideología extremista, la cual es rechazada por el pueblo libio.

Essa Gwaider acusó además en su intervención a las autoridades asentadas en Trípoli (el Consejo Nacional General) de aliarse con algunos grupos terroristas (como Al Qaida) y poner freno a los acuerdos de paz que su gobierno propulsa.

Ante esa realidad, agregó, y con el propósito de contribuir a la lucha contra el terrorismo en Libia, se hace necesario que se elimine el embargo de armas vigente contra el país, de manera que el Ejército pueda combatir a esas agrupaciones de manera efectiva.

En Libia, añadió Essa Gwaider, debemos luchar por gobierno firme que ponga orden en todo el país y coloque los intereses nacionales por encima de todo, resumió.

Durante su intervención, el Jefe de Estadio interino abogó además por la cooperación internacional para minimizar los riesgos que enfrentan los emigrantes que en estos momentos se dirigen en cantidades sin precedentes a Europa.

Apoyamos las acciones en ese sentido, sostuvo, siempre que estén dentro de los principios del respeto a la soberanía y la no injerencia en los asuntos internos de otros Estados.

En ese aspecto se manifestó en contra del uso de la fuerza para detener los embarcaciones que trasladan a los emigrantes. En el plano internacional, Essa Gwaider abogó por la solución al conflicto palestino-israelí con el establecimiento de dos Estados (Palestina e Israel) según las fronteras anteriores a 1967.


***

Título: Libia acusa al EI de cometer un genocidio en Sirte

Texto: El primer ministro de Libia, Abdulá al Zinni, acusó el domingo en su página de Facebook al Estado Islámico (EI) de cometer genocidio en el puerto de Sirte.

El jefe de gobierno libio también pidió ayuda a la comunidad internacional para combatir a quienes llamó "terroristas" e instruyó a su embajador en la ONU, Ibrahim Dabbashi, para acusar formalmente en el Consejo de Seguridad al EI por lo que llamó hechos "sin precedentes".

Al Zinni ratificó en la red social críticas al embargo impuesto por Naciones Unidas sobre el ingreso de las armas a Libia.

El diario Libya Herald denunció recientemente que el EI asesinó a más de un centenar de civiles mediante ejecuciones sumarias y devastó zonas de la importante ciudad portuaria controlada totalmente por esa organización fundamentalista.

Debido a presiones de grupos islamistas que capturaron Trípoli y establecieron allí una administración del país paralela a la oficial, Al Zinni tuvo que evacuar hace 12 meses desde esta capital a la oriental ciudad de Tobruk, donde estableció su gobierno reconocido internacionalmente.


***

Título: El EI busca controlar Libia

Texto: Para compensar la pérdida de ingresos de los convoyes de camiones cisterna destruidos por la aviación rusa en Siria, el grupo EI intensifica sus esfuerzos en Libia, donde busca apoderarse de nuevas instalaciones petrolíferas.

“El EI ha perdido gran parte de su viabilidad territorial y va a buscar una nueva patria. Ellos ven una oportunidad de encontrarla en Libia”, señaló el experto Gregory Copley, a RT. Según cifras internacionales, unos 5.000 terroristas del EI se han establecido ahora en el país.

Varios ataques contra terminales petrolíferas en la costa se han producido en las primeras semanas del año. Los combatientes del EI han asediado los puertos de Sidra y Ras Lanuf, importantes centros de producción y tránsito del petróleo, matando a 11 guardias e incendiando siete contenedores. La columna de humo del petróleo era visible hasta en el espacio.

Un atentado con una furgoneta llena de explosivos, algunos días más tarde, destruyó una academia de policía, causando 60 muertos, en su mayor parte jóvenes reclutas.

El principal bastión del EI en Libia es la ciudad mediterránea de Sirte, a varios cientos de kilómetros de la frontera sur de Europa. Es a partir de esta ciudad que los terroristas organizan estos ataques, que suscitan la preocupación de los servicios de seguridad occidentales, que temen que el EI pueda aprovechar la situación complicada en el país para apoderarse de grandes partes de su territorio, como sucedió en Iraq”, señaló el antiguo agente de la CIA, Michael Morell.

Libia es también una puerta a otros estados africanos, que comparten con ese país un gran desierto que se extiende por buena parte del Norte de África y el África subsahariana. Desde Libia, el EI puede también contactar y coordinar sus acciones con el grupo Boko Haram. Además, la existencia de una gran masa de población desempleada o con dificultades económicas en la región puede favorecer el reclutamiento del grupo.

Por su parte, el periodista de la agencia Pan-African News Wire, Abayomi Azikiwe, cree que será difícil contrarrestar los intentos del EI de expandirse en Libia, donde este grupo se coordina con un mosaico de milicias armadas.

Libia se encuentra en una situación caótica tras la intervención militar de la OTAN en 2011, que llevó a la caída del régimen de Muammar al Gadafi. Dos gobiernos y dos parlamentos rivales se disputan el poder. Recientemente, el Parlamento de Tobruk, el reconocido internacionalmente, rechazó la propuesta de la ONU sobre la creación de un gobierno de unidad nacional.


***

Título: El EI ataca ciudad libia de Sabratah

Texto: Integrantes del Estado Islámico (EI) intentaron tomar en las primeras horas del miércoles el cuartel general de la Seguridad en la ciudad libia de Sabratah, fronteriza con Túnez, que se encuentra bajo control de las fuerzas del parlamento de Trípoli, indicó la agencia Prensa Latina.

Durante los enfrentamientos perdieron la vida al menos 23 soldados de los efectivos de Trípoli, 12 de ellos degollados tras ser capturados por los extremistas del EI, de acuerdo con fuentes locales.

La víspera, horas antes de ese ataque, los efectivos del Ejército de Trípoli habían asaltado un edificio de la ciudad de Al Nahda, a unos 20 kilómetros de Sabratah, donde presumiblemente se ocultaban miembros del Estados Islámico.

El ataque al cuartel de la Seguridad se realizó por los extremistas musulmanes aprovechando el despliegue de parte de los uniformados fuera de la ciudad.

Los miembros del EI asumieron el control del cuartel por aproximadamente una hora, entes de retirarse con un número indeterminado de bajas en dirección oeste, según las fuentes.

Partes de la ciudad de Sabratha constituyen los últimos centros de poder del EI en Libia.

La pasada semana la fuerza aérea de EEUU bombardeó dos instalaciones del Estado Islámico en esa ciudad, acción en la cual perdieron la vida unas 50 personas, entre ellas dos diplomáticos serbios que permanecían secuestrados por los extremistas.


***

Título: 55 policías muertos y 100 heridos en atentado del EI en Libia

Texto: Decenas de policías libios han muerto cuando un camión ocupado por un conductor suicida atacó la Academia de Formación de Policía en la ciudad de Zliten, al oeste de Libia. Se trata de uno de los ataques más mortíferos llevados a cabo en el país.

Un conductor suicida detonó un camión lleno de explosivos que se utilizaba habitualmente para llevar agua a una estación de policía en el centro de Zliten, una ciudad costera a unos 170 kms al este de la capital, Trípoli, señaló una fuente de seguridad.

Un testigo en Zliten dijo a AFP que unos 300 hombres, principalmente guardacostas, estaban dentro del complejo en el momento de la explosión.

El portavoz del Ministerio de Sanidad libio, Ammar Mohammed Ammar, dijo que al menos 55 personas habían muerto y otras 100 habían resultado heridas por la explosión. Estas últimas fueron llevadas a varios hospitales y se han realizado llamamientos urgentes a la donación de sangre.

Un portavoz del hospital de Zliten, Moammar Kadi, dijo a AFP que había recibido al menos 40 cuerpos, y que estaba tratando a 70 heridos. El resto de los heridos ha sido llevado a los hospitales de Misrata y Trípoli.

No ha habido todavía una reivindicación del ataque, pero el grupo takfiri EI ha estado creciendo en poder en Libia en los últimos meses y ha llevado a cabo muchos atentados suicidas en el país.

El enviado de la ONU en Libia, Martin Kobler, ha denunciado el ataque y pedido la unidad del país en la lucha contra el terrorismo.

“Condeno en los términos más firmes el atentado suicida de hoy en Zliten y llamo a todos los libios a que se unan en la lucha contra el terrorismo”, escribió en Twitter.

Libia ha estado viviendo en una situación de caos desde la intervención de la OTAN que derrocó al líder libio, Muammar el Gadafi, en 2011.

En agosto de 2014 una milicia islamista tomó Trípoli y obligó al gobierno a huir al este del país. Poco después dicha milicia formó un gobierno rival.


***

Título: Recrudecen enfrentamientos en Libia

Texto: Enfrentamientos entre fuerzas que se disputan el poder en Libia, y contra el Estados Islámico, se intensificaron hoy en varias ciudades del país, alejando un acuerdo de paz que unifique el gobierno en el país.

Bengasi escenario de enfrentamientos entre efectivos de las autoridades de Tobruk, que asedian la urbe, y de Trípoli, que la ocupan (los cuales se suceden desde 2014), los combates arreciaron en la pasada noche, con resultados inciertos de momento.

Reportes locales refieren que el ejército de Tobruk bombardeó posiciones del Estado Islámico contra zonas bajo control del Estado Islámico, sin que se sepa si parte de los ataques artilleros tuvieron como blanco otros sectores de la ciudad.

Los enfrentamientos armados se extendieron en las últimas horas a la localidad de Derna, en el este de Libia, controlada por extremistas islámicos, y a Zawa, en el oeste del país, donde combaten las fuerzas de Trípoli con las de Tobruk.

En Derna, los miembros del Estado Islámico sufrieron varias bajas, y se les ocuparon "importantes cantidades de armas y municiones", según declararon a medios de prensa fuerzas de seguridad de Tobruk.

Los más recientes combates obedecen a una supuesta ofensiva de los militares leales a Tobruk contra "elementos terroristas".

Sin embargo, las autoridades de Trípoli estiman que realmente los efectos de la escalada bélica lastran el progreso de las conversaciones de paz que auspicia la ONU para Libia, siguiendo la ruta trazada por los llamados acuerdos de Sjirat.

El llamado desde entonces Acuerdo de Skhirat establece la instalación de un gobierno de unidad nacional en Trípoli, la extensión de funciones del Parlamento de Tobruk por un año, y la creación de un Consejo de Estado nacional integrado por miembros del Congreso Nacional General (CNG), de Trípoli.

Este domingo el enviado especial para Libia de la ONU, Bernardino León, entregó a ambas partes una versión que califico de definitiva de ese entendimiento, alertando que desde ahora el destino de paz del país está en manos de los principales grupos que se disputan el poder.

Desde el derrocamiento de Muammar el Gadafi luego de una campaña militar estimulada y apoyada con bombardeos por varias naciones occidentales, Libia se encuentra sumida en un vacío de poder, que propicia una verdadera guerra civil entre varias partes rivales.


***

Título: El EI lleva a cabo ataques en el norte de Libia

Texto: El grupo EI en Libia afirmó jueves que causó decenas de soldados muertos, durante sus ataques a puestos del ejército en la localidad de Derna, en el nordeste del país.

Ese grupo armado asumió "haber atacado y matado a todos los soldados del contingente" en la citada zona.

Según refirieron a la prensa fuentes radicadas allí, hubo decenas de víctimas del Estado Islámico, que también se apropió de vehículos, armas y municiones.

En un comunicado difundido en varios sitios que reportan acciones de los integristas, el grupo armado confirmó que "los soldados del Califato en la ciudad de Derna atacaron un puesto del ejército libio y mataron a todas las personas que se encontraban en el interior".


Asimismo, se añadió que los soldados del califato se apoderaron de dos vehículos militares y de gran cantidad de armamento y proyectiles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada