jueves, 6 de agosto de 2015

Megaconstrucciones


Dos noticias de Russia Today en español con motivo de grandes trabajos de ingeniería civil que propoiciarán el comercio, el intercambio y, se espera, el entendimiento entre los pueblos. No todos lo ven así, claro. En Washington están que trinan con el proyecto chino-nicaragüense de canal interoceánico. Vayamos a las notis:


Título: Egipto celebra la apertura del nuevo canal de Suez en busca del liderazgo regional

Texto: En presencia de una nutrida representación de líderes mundiales Egipto ha celebrado este jueves la ceremonia de apertura de un nuevo tramo del canal de Suez, que permitirá duplicar la capacidad del tráfico de una de las principales vías artificiales de navegación del mundo y triplicar los beneficios estatales. El primer ministro de Rusia, Dmitri Medvédev, ha estado presente en la ceremonia.
Para Moscú la inauguración del nuevo tramo del canal de Suez tiene un significado importante: Rusia está dispuesta a participar en el establecimiento de una zona industrial rusa en el nuevo tramo del canal de Suez. Así lo ha afirmado el primer ministro de ruso, Dmitri Medvédev, en una entrevista al diario egipcio 'Al-Ahram' concedidaantes de su visita a Egipto. "Nuestras empresas están dispuestas a participar en estos proyectos económicos. La creación de una zona industrial rusa en el canal de Suez podría ser el primer paso en este proyecto. Esta cuestión ya se está discutiendo activamente a nivel ministerial", ha aseverado Medvedev.

La inauguración del nuevo canal de Suez ya se considera el mayor logro del presidente Abdel Fattah al Sisi, que pretende recuperar el liderazgo de su país en la región. Sin embargo, el éxito del Egipto posrevolucionario dependerá no solo del crecimiento del comercio mundial, sino también del resultado de la lucha de sus autoridades contra las organizaciones terroristas, incluido el Estado Islámico, que se ha asentado firmemente en la península del Sinaí. Y no lejos del canal de Suez.

Dada la situación inestable del Sinaí, durante la ceremonia de apertura estarán presentes 10.000 policías y militares. A principios de julio, los servicios de seguridad egipcios ya informaron de un ataque terrorista frustrado en el canal organizado por un empleado de la administración de la infraestructura junto con miembros de los Hermanos Musulmanes La organización islamista fue declarada por las autoridades egipcias enemigo número uno tras el derrocamiento del presidente Mohammed Morsi.

El nuevo tramo del canal ha sido construido con la ayuda de empresas extranjeras (concretamente de EE.UU., Bélgica, los Países Bajos y Kuwait) en tiempo récord: un año en lugar de los tres previstos inicialmente. El presupuesto dedicado por las autoridades egipcias ascendió a más de 8.000 millones de dólares. La financiación, según el sitio oficial del canal, llegó de inversores extranjeros en solo ocho días.

Con el nuevo tramo del canal El Cairo prevé duplicar la capacidad de esta arteria de transporte hasta alcanzar los 97 barcos diarios en lugar de los 49 que la atraviesan hoy en día. Además, el tiempo de tránsito debe reducirse de 18 a 11 horas.

La profundización del antiguo cauce –que fue abierto para la navegación en 1869–, obra realizada en paralelo con la construcción del nuevo tramo, permitirá el paso por el canal a petroleros de mayor tamaño que los que hoy surcan sus aguas. Además, con el nuevo tramo el movimiento de los buques por el canal de Suez se producirá en ambos sentidos.

Las autoridades egipcias esperan que el aumento de la capacidad de la ruta más corta desde Asia a Europa (a través de la cual pasa entre el 7 por ciento y el 10 por ciento del comercio mundial) permita en 2023 que los ingresos anuales de Egipto asciendan de 5.300 millones a 13.200 millones de dólares. Si estos cálculos se cumplen, los beneficios se igualarán a los ingresos procedentes del turismo, que son el fundamento de la economía del país árabe.

Los expertos no comparten del todo el optimismo de las autoridades egipcias dado que las previsiones dependerán en gran medida del crecimiento del comercio mundial, que es difícil de predecir (en los últimos años su volumen ha disminuido). "Después de su profundización, por el canal de Suez aún los superpetroleros no podrán pasar, pero los barcos del tonelaje medio sí. Esto facilitará el suministro de petróleo crudo desde el golfo Pérsico a Europa. Desde esta perspectiva, el optimismo de los egipcios está justificado", ha afirmado al diario ruso 'Kommersant' Vladímir Isáev, profesor la Universidad Estatal de Moscú.

"En cuanto al comercio entre Asia y Europa en su conjunto, que pasa por el canal, es difícil hacer predicciones. Las empresas de transporte internacionales analizarán durante algún tiempo la situación de la seguridad y los términos logísticos", ha concluido Isáev.


***


Título: EE.UU. 'se venga' de Daniel Ortega por la construcción del Gran Canal de Nicaragua

Texto: Los líderes latinoamericanos que optan por seguir una política independiente de EE.UU. deben estar preparados para cualquier reacción que pueda provenir de Washington. Actualmente, el mayor descontento para la Casa Blanca está generado por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, que según el Departamento de Estado de EE.UU., está actuando de manera "extremadamente hostil" frente a la política estadounidense, consideran algunos expertos.

Las relaciones de Nicaragua con China se hacen cada vez más importantes, principalmente debido al proyecto de la creación del Gran Canal de Nicaragua, que tiene previsto comenzar entre noviembre y diciembre de este año. La empresa china Hong Kong Nicaraguan Canal Development Investment Group (HKND) es la responsable de la construcción.

Según la empresa ambiental británica Environmental Resources Management, el proyecto se considera como viable para la conservación de la naturaleza y los recursos hídricos. Sin embargo, esta conclusión "contradice el argumento principal de la propaganda del gobierno de Obama acerca de los efectos devastadores del canal en la ecología de la región", escribe el analista Nil Nikándrov en el portal de la Fundación de la Cultura Estratégica.

Además, se prevé que la construcción "estimule el surgimiento de la economía nicaragüense y proporcione al menos 250.000 puestos de trabajo". Pero Washington prefiere ignorar estos beneficios y ya ha puesto en marcha "una operación regional a gran escala para interrumpir la construcción del canal". La operación está liderada por la embajadora de EE.UU. en Managua, Phyllis Powers, que anteriormente trabajó en Panamá y tiene experiencia en cuestiones relacionadas con canales interoceánicos, así como la oposición nicaragüense.

EE.UU. ha puesto en marcha una operación regional para interrumpir la construcción del canal
El pasado junio Eduardo Montealegre, principal opositor político de Ortega, líder del Partido Liberal Independiente, abiertamente mostró su posición proestadounidense y acusó al actual mandatario de "desmantelar el Estado de derecho" y tachó el proyecto del canal transoceánico de "económicamente erróneo y dañino para el medioambiente".

De acuerdo con los cálculos estadounidenses, la desestabilización de la situación en Nicaragua, promovida por el propio Washington, debe conducir a la terminación de la construcción del canal o a su significativa desaceleración, opina Nikándrov. Por su parte, Rusia apoyó la ambiciosa iniciativa de Ortega, que corresponde a los intereses del país latinoamericano, tanto por razones políticas, como económicas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada