jueves, 13 de septiembre de 2012

Víboras (2)


No tenemos por costumbre postear todos los días, pero le queremos hacer un seguimiento más pormenorizado a la noticia de ayer (“Víboras”). Por dos razones: por un lado, esto se está convirtiendo en una comedia (¿comedia?) de enredos; por el otro, porque la cosa está pasando a mayores.

Ahora el New York times dice que el autor del video (el elusivo Sam Bacile) puede o no existir (“may or may not exist”). Ahora el NYT dice que uno de sus principales productores sería un tal Steve Klein, un veterano de Vietnam conocido en California por sus actitudes anti-islámicas. Ponen una foto del Sr. Klein leyendo algún tipo de proclama.  Ahora el NYT dice que el tal Sam Bacile podría ser en realidad un tal Sam Bassiel, llamado Sam Basile por el Sr. Klein. Sam Bassiel habría realizado una serie de tomas para una supuesta película que nunca se filmó (“Desert Warriors” sería su título). Varias de estas tomas integran el video casero que desató la tormenta al circular en You Tube.

Según el NYT, entre los antecedentes del Sr. Klein figuran su participación en la Iglesia Kaweah de California, descripta como una combinación explosiva de armas, extremismo religioso y actitudes antigubernamentales. También, el Sr. Klein habría sido el fundador del grupo “Cristianos Valientes Unidos”, que produjo varias manifestaciones en cercanías de clínicas donde se practica el aborto, templos mormones y mezquitas.  El Sr. Klein mantiene relaciones con el movimiento “Minuteman”, activistas que patrullan privadamente las frontera entre EEUU y México en busca de “ilegales”. Finalmente, el Sr. Klein habría mantenido algún tipo de relación con miembros de la Iglesia Copta en California. En síntesis, el NYT tranquiliza a su público señalando como origen del video al Sr. Klein, descripto básicamente como un loquito suelto.

La Nacion Online repite aquí y allá lo de la “pista copta”, pero ya sin ganas. En cambio, resume decentemente la expansión de las protestas en el mundo islámico. Básicamente, hay rocanrol en Yemen (con intentos de copamiento e incendio de la embajada en Sana, la capital), Túnez, Afghanistán, Líbano, y sigue la furia en El Cairo, Egipto.

Los rumores en la web sobre el origen e intenciones últimas de estas acciones son múltiples. Van desde un intento del Mossad por reactivar las fricciones con Irán hasta una venganza de Siria contra los EEUU y la NATO en general. En el medio, se especula con un intento del Partido Republicano para desacreditar a Obama, fabricándole a este último un “episodio Carter” (por lo del fallido intento de rescate de los rehenes en Teherán) a dos meses de las elecciones. Es curioso, sin embargo, que casi TODOS apuntan a Al Qaeda como brazo ejecutor del asesinato del embajador Stevens.

Astroboy, que no dispone de fuentes de información calificada, se pregunta a qué apunta, en términos políticos, todo esto que empezó en Bengazi. ¿Un giro a las maniobras de “primaveras democráticas” en el mundo árabe? ¿Marcha atrás con la destrucción de Siria? Se aceptan opiniones.

 
Actualización (15:30)
Algunos medios vuelven a la carga con la pista copta (http://www.guardian.co.uk/world/2012/sep/13/anti-islamic-film-us-nakoula). No importa si esto es cierto o no (ya se sabe que los medios mienten), lo que importa es la intencionalidad. Esto es casi, casi, una invitación a que bandas de fanáticos salgan a quemar vivos a los cristianos coptos de El Cairo. Uno se pregunta si lo que está cambiando no es, en realidad, la política de los EEUU hacia Egipto. Hasta ahora eran aliados. ¿Hasta ahora?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada