jueves, 27 de septiembre de 2012

Mucha gente


El año pasado el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas publicó el “World population Prospects. The 2010 Revision”. Puede bajarse desde el sitio web  www.unpopulation.org. El Volumen 1 (“Comprehensive Tables”) es un festival de números que debería estar en la mesita de luz de cada habitante adulto de este planeta. Así como la Asociación Argentina de Odontólogos recomienda el uso de tal o cual pasta dentífrica, Astroboy recomienda la lectura pormenorizada del “World Population Prospects”.

La imagen que ilustra este post viene de Wikipedia y en ella se ofrecen tres visiones posibles sobre la futura población humana de la Tierra, tomadas a partir del informe de las Naciones Unidas. La línea negra indica estimaciones teóricas de la población humana total entre 1800 y 1950. La línea azul indica las estimaciones realizadas a partir de números reales desde 1950 en adelante. Finalmente, las líneas de colores constituyen estimaciones realizadas para el lapso 2010-2100 teniendo en cuenta una serie de parámetros como los niveles de fertilidad, las tasas de inmigración y emigración, la incidencia de enfermedades como el SIDA, etc. De todos ellos, el parámetro más importante es la tasa de fertilidad. La línea de color rojo presupone una tasa de fertilidad alta (los otros parámetros manteniéndose constantes).  La línea naranja presupone un escenario de fertilidad media, mientras que la línea verde lo hace con un escenario de baja fertilidad.

La población humana alcanzó los siete mil millones de habitantes a fines del 2011. Debe destacarse que las tasas de fertilidad de la población humana en su conjunto han comenzado a declinar. De mantenerse esta tendencia (línea naranja), la población del planeta alcanzará los 9,3 mil millones en 2050 y 10,1 mil millones en 2100. En este escenario, la fertilidad declina desde 2,52 hijos por mujer entre 2005-2010 a 2,17 en 2045-2050. Los cálculos de mayor o menor fertilidad se establecieron considerando medio hijo de más o de menos por mujer. La estimación de fertilidad alta (línea roja) da un total de 10,6 mil millones de seres humanos para 2050 y de 15,8 mil millones para 2100. La estimación de fertilidad baja (línea verde) dio una estimación de 8, 1 mil millones para 2050 y de 6,2 mil millones para 2100. Esto es, incluso considerando un escenario de fertilidad baja, la población humana continuaría creciendo hasta el 2050, para luego comenzar a declinar.  

Algunos otros datos interesantes: en términos globales, el número de personas de más de 60 años de edad se triplicará hacia fines de este siglo, pasando de 784 millones en 2011 a dos mil millones en 2050 y 2,8 mil millones en 2100. Otro: la edad mediana (esto es, aquella edad que permite dividir a la población humana total en dos mitades iguales) es un indicador del envejecimiento de la población. En 2011 la edad mediana era de 29 años. En 2050 será de 38 años y en 2100 será de 42 años. Claro, esto no es igual en todo el mundo. Europa tiene hoy una edad mediana de 40, que será de 46 en 2050 y luego declinará suavemente hasta los 45 en 2100.

En síntesis, a las generaciones actuales les tocará vivir, muy probablemente, el pico máximo de población humana (escenarios de media o baja fertilidad). Lo que venga después será un estancamiento de la población en torno a los nueve mil millones de almas, o una lenta declinación (hasta los cinco seis mil millones, tal vez) y, luego, una ¿estabilización? posterior.

Esto quiere decir que, al menos hasta fines de este siglo, los requerimientos alimentarios de la población humana no harán más que aumentar. No se trata sólo de comida. Hablamos de agua, energía, metales, infraestructura, vacunas, software; en fin, una larga lista de etcéteras. Si no somos capaces de hacerlo, el mensaje para un alto porcentaje de la población humana no será otro que: “Hasta la vista, Baby”.

Ahora vayamos a los números en crudo. Acá ponemos una serie de estimaciones para cincuenta países seleccionados, diez de América del Sur y otros 40 de otras partes del mundo. Fíjense en el caso de la Argentina. A partir de 2050 se estabiliza la población en torno a los 50 millones de personas. Otros países parecen de ciencia ficción; miren si no el caso de la India o de Nigeria. En América del Sur, los únicos países que continúan creciendo hasta 2100 son Bolivia y Paraguay. El resto alcanza su pico máximo hacia 2050 o entre esa fecha y fines de siglo, para luego decrecer.

Para los planificadores nacionales, el dato a tener en cuenta es: cincuenta millones. No más, pero tampoco menos. Hasta la próxima.




Actualización (29 de Septiembre): Un estudio previo por parte de este mismo organismo de las Naciones Unidas fue publicado en 2004. Se llama “World Population to 2300” y consiste en una estimación de la población humana hasta el año 2300, siguiendo una metodología similar a la del estudio publicado en 2011 que se muestra más arriba. 

Puede apreciarse que, en un escenario de fertilidad alta, la población humana alcanzaría un tamaño de más de 36 mil millones de personas hacia el año 2300. En un escenario de fertilidad media, la población se mantendría en equilibrio en el orden de las 9 mil millones de personas, mientras que en un escenario de baja fertilidad dicha población descendería hasta 2.3 mil millones de personas hacia el 2300. 

Nótese que las estimaciones para 2050 y 2100 en este último estudio difieren bastante de aquellas realizadas en el trabajo publicado en 2011. Acá va un gráfico con las estimaciones hasta 2300. 



Una última cosita. Para este informe ("World Population 2300") la evolución de la población argentina en los próximos tres siglos, en millones de habitantes, sería la siguiente:

         1950     2000       2050        2100        2150        2200        2250        2300
Argentina:      17,15    37,07      52,80       51,00       47,10       47,65       49,40       50,98


Añadir leyenda
Así se vería un mapa del mundo hoy, si los territorios nacionales estuvieran dibujados en proporción a su densidad poblacional: India, China, Japón y Europa, gordos. USA, maso. Canadá y Rusia, un piolín cada uno. Nosotros, flacos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada