lunes, 18 de enero de 2016

Uniformes


Una cosa es la política, y otra cosa son los negocios. No jodamos. No se entiende por qué sorprende a algunos esta nota de Joaquín Abad aparecida hoy en el sitio web mil21.web. El tema? La empresa española (aunque de capitales múltiples, véase más abajo) El Corte Inglés estaría abasteciendo de uniformes a los chicos del Estado Islámico. Sí, El Corte Inglés. No, no es joda. Acá va: 


Título: Corte Inglés, investigado en relación al presunto suministro de uniformes al Estado Islámico

Texto: Fuentes próximas a servicios de inteligencia europeos confirmaron a MIL21 que El Corte Inglés ha sido investigado en relación al suministro de los modernos uniformes utilizados por el Estado Islámico en las guerras de Siria e Irak. Varios servicios de inteligencia, que tratan de poner al descubierto las redes de suministros de los yihadistas, situaron a los grandes almacenes españoles en el punto de mira por su especialización en confeccionar uniformes militares y por la entrada de Qatar en su consejo de administración, país cuyos jeques financian al terrorista Estado Islámico.

La empresa creada por Ramón Areces en 1935 confecciona desde hace años decenas de miles de uniformes para los ejércitos de todo el mundo, entre ellos el español. Son contratos que aportan beneficios millonarios a El Corte Inglés, ya que las prendas son manufacturadas en países donde el coste de mano de obra es muy bajo.

Los gobiernos de China, Bangladesh, Vietnam y Camboya, entre otros, con salarios de menos de un dólar diario y horarios de sol a sol que utilizan en muchos casos a menores como mano de obra, no ponen trabas a grandes empresas textiles occidentales para la confección de ropa militar.

Servicios de inteligencia europeos como el alemán, austriaco, holandés e italiano investigan desde hace tiempo las redes de suministradores del avituallamiento del Estado Islámico o Daesh, un aspecto al que se presta escasa atención debido a que el foco siempre se pone sobre el armamento.

Sin embargo, el avituallamiento -los familiares picpuk Toyota en los que se desplazan los terroristas, teléfonos móviles, radiotransmisores y uniformes- es imprescindible para el sostenimiento de la maquinaria militar yihadista.


Arma psicológica

Dentro del avituallamiento, los uniformes representan una poderosa arma psicológica para cualquier ejército regular o movimiento armado: los uniformes proyectan una imagen de cohesión y disciplina, infunden temor al adversario, y elevan la moral y autoestima del combatiente al sentirse parte integrante de una organización respetada o temida.

Por eso a los servicios de inteligencia les sorprendió los modernos uniformes de camuflaje desértico pixelado que utilizan los terroristas del Estado Islámico, similares a los de los mejores ejércitos del mundo.

En la actualidad más de 60.000 yihadistas están combatiendo en Siria, Irak, Libia y Yemen, según las estimaciones de la inteligencia norteamericana y rusa. Con su moderno uniforme militar, el Estado Islámico trata de convencer a la opinión pública que el Califato cuenta con un poderoso ejército.

Los realizadores de los vídeos de propaganda del Daesh saben de la importancia de los uniformes para implantar en la opinión pública mundial la imagen de que el autoproclamado “Califato” cuenta con un poderoso ejército regular.

Llamó la atención de los servicios secretos que los uniformes aparecen en vídeos y fotografías como si acabasen de ser estrenados, a pesar de ser utilizados en el campo de batalla, lo que les llevó a pensarque existía un abundante suministro.


El vínculo Corte Inglés-Qatar

Esa “abundancia” condujo a investigar a las grandes empresas textiles que estarían detrás de la confección de uniformes para el Estado Islámico. La entrada el verano pasado de capital de Qatar en la empresa textil española El Corte Inglés disparó todas las alarmas, señalan las citadas fuentes.

Se daba la doble circunstancia de que El Corte Inglés se ha especializado en la confección en China de uniformes militares y que Qatar había entrado en el accionariado de la empresa española, inicialmente con un 10% del capital (mil millones de euros).

Mientras que príncipes e instituciones saudíes se encargan de financiar el armamento del Estado Islámico, jeques qataríes se han especializado en el capítulo del avituallamiento de los yihadistas.


150.000 uniformes


La investigación de los servicios de inteligencia europeos sobre las empresas presuntamente proveedoras de uniformes al Estado Islámico permanece abierta. Los yihadistas tendrían almacenados más de 150.000 uniformes de camuflaje pixelado desértico como los que aparecen en las fotografías que acompañan esta información.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada