sábado, 16 de enero de 2016

Siria, hoy y mañana


Reproducimos a continuación dos notas recientes sobre Siria. La primera, procedente del sitio libanés Al Manar en español, comenta la (enorme) significación de los triunfos de las Fuerzas Armadas sirias en Selma, al norte de ese país. En la segunda nota, aparecida hace unos días en el sitio web Sic Semper Tyrannis, se habla de los posibles cambios en el tablero geopolítico a partir de un eventual triunfo del estado sirio en la “guerra civil” (en rigor de verdad, agresión internacional con alguna raigambre local) que azota a ese país desde hace más de cuatro años.


Título: La liberación de Selma y la derrota de Erdogan en Siria

Texto: La victoria del IV Cuerpo del Ejército sirio en Salma es la más importante victoria obtenida por la alianza ruso-siria desde la implicación rusa en la guerra. Ella es un triunfo contra los grupos terroristas, pero sobre todo una victoria contra Turquía, que había apoyado a estos grupos en sus ofensivas del pasado año en Latakia e Idleb.

Tras la victoria de Selma los planes turcos para imponer una zona colchón en el norte de Siria se han esfumado. Los aliados de Erdogan, como el Frente al Nusra, los terroristas chechenos y los uigures del llamado “Partido Islámico del Turquestán” han sufrido una fuerte derrota, como también los grupos armados turcomanos, sirios de origen turco, que Erdogan ha estado apoyando como agentes de Ankara en esta zona.

La ayuda turca no pudo pasar esta vez debido a la cortina de fuego de la aviación rusa, que efectuó más de 200 ataques aéreos en dos días consecutivos contra las rutas de suministro, lo que impidió a los terroristas presentes en Selma no sólo moverse sino también recibir refuerzos. La toma de Selma puso fin así a una campaña de tres meses y que conllevó la toma de todas las colinas y alturas de la región.

La irritación del gobierno de Erdogan con la ofensiva siria y rusa en Latakia fue lo que llevó a Turquía a derribar el avión ruso S-24 sobre el espacio aéreo sirio el pasado 23 de noviembre. Esto fue, sin duda, un importante indicador de la importancia que esta provincia siria tenía para los turcos. Esto, sin embargo, lejos de disuadir a los rusos, animó a estos últimos y a los sirios a proseguir más rápido su ofensiva, que llevó al final a la liberación de Selma. Este hecho parece haber sido, en última instancia, la respuesta escogida por Moscú al derribo del aparato.

Una organización de terroristas chechenos, Ansar al Sham, apoyada por Turquía, ha quedado prácticamente destruida y su liderazgo ha manifestado que los militantes se hallan ahora sin armas ni dinero.

Este derrumbe de los militantes permite augurar un rápido avance hacia los puestos fronterizos que existen entre Latakia y Turquía. El único bastión de los terroristas que queda por tomar en Latakia es la localidad de Rabia, que se espera caiga en poder del Ejército sirio en breve, lo cual cerrará de forma total la frontera turca en relación con dicha provincia.

En la provincia de Alepo se está dando una situación similar y el Ejército sirio y sus aliados progresan hacia la frontera turca desde varios ejes. El Ejército ha tomado recientemente la ciudad de Ain Beida, que se encuentra a 7-8 kms del límite fronterizo, casi de manera sincrónica con la ofensiva de las fuerzas militares sirias en Latakia.

El despliegue del S-400 en Latakia ha impedido a los aviones turcos penetrar en el espacio aéreo de Siria, según reconoció recientemente el primer ministro, Ahmet Davutoglu. Turquía suspendió el vuelo de sus aviones cuando Rusia introdujo el mencionado sistema en el país árabe el pasado 26 de noviembre.

Todo ello pone de relieve la debilidad turca frente a la presencia rusa. Ankara no se atreve ya a enviar militares o agentes de inteligencia a Siria por temor a ser capturados o muertos allí. En este sentido, las advertencias rusas a Siria han demostrado ser efectivas y la derrota de los grupos armados en Latakia y el norte de Alepo ha puesto de manifiesto su dependencia de Turquía para poder continuar los combates.

La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, ha acusado, por su parte, a Turquía de “mantener una guerra oculta en la región y trabajar para obtener sus propios intereses en Siria a través del apoyo a los grupos terroristas y extremistas” violando así “la Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU (sobre financiación del terrorismo) al llevar a cabo un tráfico de petróleo desde Siria hacia su territorio, y específicamente el petróleo robado por el EI”.

“No vamos a hacer la vista gorda hacia las continuas declaraciones de altos responsables turcos dirigidas a desacreditar a Rusia a los ojos de la comunidad internacional, como las acusaciones lanzadas contra la aviación rusa de matar a civiles en Siria. Lo que es sorprendente es que el Ministerio de Exteriores turco ha degenerado hasta el punto de utilizar métodos sucios como el acusar a nuestro país sin pruebas de matanzas en masa de civiles”.


***


Título: Syria After The Destruction of ISIS

Texto: While the usual disclaimers apply including the fact that I am no military or political expert, I wonder if it would be useful for SST members to consider what a Syria reborn after the demise of ISIS might decide to become? I also wonder what the Geopolitical fallout of victory over ISIS might be?

Taking the Geopolitical issue first, I am  assuming that the successful Russian intervention destroys Washingtons "Monopolar worldview"  as it should if we are to avoid nuclear war and that the rebuilding of Syria occurs in an environment of intense competition for influence among "Great Powers (™)" Europe, America, China and Russia.

The latter Two have the front running.  The R2P people in D.C. are completely discredited because they not only instigated the war but prolonged it. I fail to see therefore , absent a Pauline conversion, how  they can claim any role in Syrian reconstruction. To put that another way, I don't see an American reincarnation of Noel Annan dragging a Conrad Adenauer out of the rubble and promoting him as "their man". Europe? Well they have simple done Washingtons bidding.

Russia in my opinion, stands to gain most - a warm water naval base, perhaps an air base - vengeance for President Obamas "Regional Power" slur. Then of course there are the weapons sales. China? Well there is a lot of spare capacity in the Chinese economy at the moment that might usefully be used for the reconstruction of Syrian infrastructure. The Kurds? More winners.

Who are the losers? Turkey for One, at least under an  Erdogan Government. Then there are the Gulf states and the KSA who may wind up facing a united and battle hardened Shia crescent. Israel? Fast footwork may prevent any fall out. They have not (yet) tried to annex the Golan or attack into Lebanon although that might have been the intent had the Assad regime looked like losing.

As for Syria and the Syrian people themselves? I think we may have actually done some nation building here thereby proving the Walrus law - governments achieve the reverse of their stated objectives. My thinking is that winning a war like this is a transformational event for Syrian society. Notwithstanding the realities of Arab behaviour catalogued by Col. Lang, I think the shared experience of this war has the potential to bind Syrians in a national sense - perhaps giving some emotional realities to Sykes - Picot - not just lines on a map anymore, especially if Assad can be magnanimous in victory.

I will cease bloviating and ask you what you think the future might hold for Syria.


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada