jueves, 1 de mayo de 2014

Crucifixiones


Los comandos de la NATO en Siria (esto es, los “rebeldes” “sirios”) siguen liberando ciudadanos en ese sufrido país. Russia Today nos informa que:

“Miembros del grupo yihadista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) crucificaron esta semana a dos personas en la ciudad de Raqqa. Les advertimos que las imágenes de este artículo pueden herir su sensibilidad.

“El EIIL (también conocido por las siglas inglesas ISIL e ISIS) es una de las agrupaciones extremistas más numerosas de las que actúan en el territorio sirio. Es conocido por las atrocidades que comete y las siguientes imágenes lo evidencian.  Según el portal informativo The Blaze, los hombres fueron crucificados en el centro de Raqqa, ciudad que el grupo yihadista controla.

“Aunque las imágenes no han sido verificadas, Abu Ibrahim Alrquaoui , el fundador de una asociación denominada 'Raqqa is Being Slaughtered Silently' (Raqqa está siendo masacrada silenciosamente) aseguró a la cadena Fox News que estuvo presente cuando las crucifixiones se llevaron a cabo y que fue él quien tomó las fotos que actualmente circulan por Internet. En una de ellas, aparece un joven con una venda negra que cubre sus ojos frente a una multitud que rodea la cruz en la que está colgado. En otra fotografía se ve a otro muchacho con el rostro ensangrentado y con niños alrededor.

“Se desconoce si los fallecidos pertenecían a facciones a favor del Gobierno de Bashar al Assad o si eran miembros de otros grupos islamistas. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos apunta que no es la primera vez que miembros del EIIL crucifican a personas en Siria.”

Efectivamente, no es la primera vez. Al Manar informó al respecto hace unos pocos días:

Título: Religiosa denuncia la crucifixión de cristianos en Siria por los grupos takfiris

Texto: "Algunos cristianos que rechazan unirse a los grupos takfiris o entregarles dinero como rescate han sido crucificados por los militantes en Siria, denunció el viernes una religiosa siria a Radio Vaticano.

Según la Hermana Raguid, que dirige la escuela del Patriarcado Greco-católico en Damasco y vive ahora en Francia, “en las ciudades o pueblos que son ocupadas por los elementos extremistas armados, estos últimos dan a elegir a los cristianos entre unirse a su fe o la muerte. Algunas veces, piden también un rescate”.

“Algunos de ellos sufren el martirio de una forma extremadamente inhumana, con una terrible violencia que no tiene nombre. Si queréis ejemplos, en Maalula fueron crucificados dos jóvenes cristianos. Uno de ellos fue crucificado delante de su padre. En Abra, una ciudad industrial de la provincia de Damasco, ocurrieron hechos similares”.

Acra está ocupada por el Frente al Nusra, vinculado a Al Qaida, y su aliados del Frente Islámico, una organización wahabí pro-saudí.

Después de los crímenes, los militantes a veces toman las cabezas que cortan y juegan al fútbol con ellas. Algunos bebés han sido también colgados de árboles con sus cordones umbilicales, señaló Raguid.

Radio Vaticano publicó esta entrevista el Viernes Santo. La mayoría de los cristianos en Siria apoya al gobierno laico de Bashar al Assad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada