jueves, 28 de noviembre de 2013

Embajada

La torpeza del Imperio empieza a hacerse patente en todas partes, en cada acto. Basta de sutilezas, nos dicen. Una perla de las últimas horas: dos bombarderos B-52 con capacidad para el transporte de armas nucleares (no está claro si llevan alguna a bordo) sobrevuelan el espacio aéreo chino. Otra: los EEUU cierran su embajada en el Vaticano. En cualquier momento declaran terrorista al Papa Francisco. No es para menos: el tipo habla de misericordia, de amor y de los pecados del neoliberalismo. A quién se le ocurre. Por favor.

Respecto de la última noticia, leemos en el sitio web Infovaticana:

TítuloObama cierra la embajada ante la Santa Sede


Epígrafe: La decisión persigue un ahorro de 1,4 Millones de Euros al año. Cubrirá  la ausencia abriendo una oficina en la embajada ante Italia para llevar las oficinas de representación ante la Santa Sede.


Texto: “La decisión del gobierno de Estados Unidos, encabezado por Barack Obama, de cerrar su embajada en la Santa Sede, y trasladar las oficinas respectivas a un anexo de la embajada en Italia, “es otra manifestación de la antipatía de este gobierno tanto hacia los católicos y hacia el Vaticano, y a los cristianos en el Medio Oriente”, dijo el ex-embajador de ese país ante la Santa Sede, James Nicholson.


En declaraciones al sitio web Catholic Vote, Nicholson, que fue embajador ante la Santa Sede entre 2001 y 2005, advirtió que la embajada en el Vaticano “es un puesto clave para la intermediación en tantas soberanías, pero particularmente en el Medio Oriente”.


“Este es cualquier cosa menos un buen momento para disminuir la talla de este puesto. Disminuir la talla de este puesto es disminuir su influencia”.


De acuerdo a lo informado por el Departamento de Estado de EEUU a la prensa local el 25 de noviembre, la decisión de cerrar la embajada en el Vaticano se debe a razones económicas, buscando ahorrar 1,4 millones de dólares al año.


Sin embargo, James Nicholson aseguró que “el Departamento de Estado ha querido por mucho tiempo hacer esto. Surgió cuando yo era embajador. Les expliqué la locura de esto y se fueron. Pero ahora parecen determinados a hacerlo”.


La percepción con esta decisión, apuntó, es “que los Estados Unidos están mostrando una falta de aprecio por la relevancia de su socio diplomático en el Vaticano”.


ACTUALIZACIÓN (11:20 AM): No hemos resistido la tentación de leer algunos párrafos del "Evangelii Gaudium" ("La Alegría del Evangelio"),  técnicamente una Exortación Apostólica, y en la práctica el primer texto de envergadura del pontificado de Francisco. (El texto, de 142 páginas, puede bajarse aquí: http://www.aciprensa.com/noticias/descargue-aqui-la-exhortacion-apostolica-evangelii-gaudium-del-papa-francisco-18044/#.UpdSPyfpylA).  Efectivamente, el tipo es altamente subversivo: empieza hablando de los riesgos del consumo. Les paso los primeros dos párrafos:

"1. LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría. En esta Exhortación quiero dirigirme a los fieles cristianos, para invitarlos a una nueva etapa evangelizadora marcada por esa alegría, e indicar caminos para la marcha de la Iglesia en los próximos años.

2. El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada. Cuando la vida interior se clausura en los propios intereses, ya no hay espacio para los demás, ya no entran los pobres, ya no se escucha la voz de Dios, ya no se goza la dulce alegría de su amor, ya no palpita el entusiasmo por hacer el bien. Los creyentes también corren ese riesgo, cierto y permanente. Muchos caen en él y se convierten en seres resentidos, quejosos, sin vida. Ésa no es la opción de una vida digna y plena, ése no es el deseo de Dios para nosotros, ésa no es la vida en el Espíritu que brota del corazón de Cristo resucitado."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada