lunes, 11 de noviembre de 2013

Trabas


Trabas en las reuniones entre los Seis (P5+1) con Irán para aflojar tensiones (y sanciones) con este último país, indiscutida potencia de Medio Oriente a la que ni la NATO ni Israel reconocen como tal. Esta vez es Francia la que patea el tablero. Europa se pone cada vez más patética, día tras día, hora tras hora. Ya les va a llegar la hora. Qué sopapo que van a ligar, por favor! En la foto, el Presidente de la República de Irán, Hassan Rouhani

Título: Francia bloqueó en Ginebra un acuerdo nuclear con Irán

Texto: “Los tres días de intensas conversaciones en Ginebra entre Irán y los países del P5+1 (los seis países del Consejo de Seguridad más Alemania) sobre el programa nuclear del primero han terminado sin acuerdo debido a la actitud francesa que ha bloqueado un acuerdo dirigido a difuminar las tensiones y comprar algo de tiempo para el logro posterior de un acuerdo definitivo a largo plazo.


Irán y los seis países accedieron de nuevo a reunirse el 20 de Noviembre, pero a un nivel más bajo, de altos diplomáticos y no de ministros de Exteriores. La jefa de Política Exterior de la Unión Europea afirmó: “Se ha alcanzado mucho progreso pero algunas diferencias continúan”. Al ser preguntada por el papel jugado por Francia, Ashton se limitó a decir que todas las partes en las negociaciones habían jugado un papel importante.


El ministro iraní de Exteriores, Mohammad Yavad Zarif buscó quitar importancia a los desacuerdos que surgieron con Francia y las divisiones en el seno del grupo de las seis naciones conocido como P5+1. “Fue natural que cuando comenzamos a tratar los detalles hubiera diferencia de puntos de vista”, señaló. “Pero vamos a seguir trabajando juntos y esperamos alcanzar un acuerdo cuando nos reunamos de nuevo. Lo que estamos buscando es una voluntad política dirigida a poner fin a esta fase”.


En privado, sin embargo, otros diplomáticos se mostraron furiosos con el ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, a quien acusaron de romper el acuerdo y de filtrar detalles de las negociaciones tan pronto como llegó a Ginebra el sábado por la mañana y luego de comunicar los resultados a los medios antes de que Ashton y Zarif celebraran su rueda de prensa final.


Poco antes de las negociaciones, Fabius dijo que había que “tener en cuenta la postura de Israel ante cualquier negociación”. Rohani, por su parte, dijo que domingo que “el derecho al enriquecimiento de uranio era una línea roja” que no debía ser cruzada y que la República Islámica había actuado de forma racional durante las negociaciones, según medios iraníes citados por Reuters.


La oposición francesa se centró en el texto de un borrador que establecía un acuerdo a corto plazo para ralentizar o detener elementos del programa nuclear iraní a cambio de un alivio limitado de las sanciones. Responsables iraníes señalaron que Francia era el único país que había bloqueado el progreso de las negociaciones con el P5+1.


Por su parte, Fabius dijo que uno de los temas principales de discrepancia era el reactor de agua pesada de Arak, que debe completarse el próximo año después de varios retrasos. Francia y otros países occidentales quieren que los trabajos de construcción del mismo se detengan. Irán ha señalado que el propósito de este reactor es el de producir isótopos nucleares para ser utilizados con propósitos médicos y agrícolas.


Algunos diplomáticos occidentales han acusado también a Francia de sabotear un posible acuerdo con Irán para ganarse el favor de Israel y de los países árabes del Golfo, como Arabia Saudí. Fabius y Hollande han seguido y profundizado la línea pro-israelí de la política exterior francesa iniciada por Nicolas Sarkozy.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada