viernes, 8 de noviembre de 2013

Avances

Más noticias sobre Siria. Importantes. Se consolidan los avances del Ejército Arabe Sirio en todo el país. Ahora es en Alepo, en el norte del país. Veamos la nota de Ghaleb Kandil para Red Voltaire:

Título: La reconquista de Sfeira cerca de Alepo, importante cambio estratégico

Texto: “Bastan las acusaciones de traición y de cobardía que los grupos armados que operan en Siria intercambian entre sí a través de la prensa para entender la importancia estratégica de la liberación de la ciudad de Sfeira, al sudeste de Alepo, por parte del Ejército Árabe Sirio y las unidades de la defensa nacional.

Durante los últimos meses, los grupos armados habían concentrado en esa localidad importantes cantidades de hombres, las unidades mejor equipadas y las que disponían de los más importantes medios financieros. Se hallaban allí el Frente al-Nusra y el Estado Islámico de Irak y del Levante –dos grupos afiliados a al-Qaeda– así como Liwaa al-Islam, encabezado por Zahran Allouche, el hombre de Bandar Ben Sultan en Siria; Ahrar al-Cham y un consejo militar local vinculado al Ejército Sirio Libre. Esos grupos disponían de líneas de abastecimiento abiertas hacia la frontera con Turquía, de donde les llegaban armas, municiones, dinero y combatientes de refuerzo provenientes del extranjero. El respaldo más importante provenía de Arabia Saudita, según los corresponsales de la prensa extranjera.

Debido a la estratégica posición de Sfeira, esos grupos armados pusieron en juego todas sus fuerzas y medios para tratar de conservar esa ciudad. Se trata, en efecto, de una importante posición que da acceso a la región sudeste de Alepo. Se encuentra además no lejos del aeropuerto internacional de Alepo y del aeropuerto militar de Koueires y cercana a la región de Al-Bab, que domina el acceso a Alepo.

La posesión de Sfeira constituye un punto de equilibrio decisivo para la propia ciudad de Alepo y su provincia ya que se halla no lejos de las industrias vinculadas a la defensa y de la vía de abastecimiento que vincula las provincias de Hama y de Alepo. Se encuentra también en el eje de comunicación terrestre entre la provincia de Alepo y las regiones del este de Siria, como Raqqa.

Por todas esas razones, la liberación de Sfeira tendrá repercusiones decisivas sobre los equilibrios militares en Siria.

El Ejército Árabe Sirio y las unidades populares de defensa lograron liberar Sfeira después de haber recuperado Khanasser y sus alrededores, hace varias semanas, lo cual ya había permitido reabrir la vía de abastecimiento Hama-Alepo, conocida como la «ruta del desierto».

El rápido avance del Ejército Árabe Sirio es una demostración de su alta capacidad y de su solidez, que los observadores consideran sorprendentes. Pero también confirma el cambio de actitud del pueblo sirio, que rechaza las fechorías de los grupos extremistas, enfrascados en luchas intestinas por la repartición del botín. El desmoronamiento del bando hostil a Siria, con la aparición de profundas divergencias entre Arabia Saudita por un lado y Qatar y Turquía por el otro, es un nuevo síntoma del fracaso de la guerra universal contra Siria.

Los grupos armados que combaten al Estado sirio no pasan de ser fachadas de las potencias extranjeras. Han caído en una profunda depresión desde que Estados Unidos se vio obligado a abandonar su proyecto de agresión contra Siria. Sus derrotas en el terreno siguen en aumento y a la reconquista de Sfeira seguirán otras victorias en las diferentes regiones del país.”


Declaraciones y posicionamientos

Hassan Nasrallah, secretario general del Hezbollah 

«La situación en Siria está evolucionando a favor del fortalecimiento del régimen ante la incapacidad de la oposición para unificar sus propias filas y modificar la correlación de fuerzas en el terreno, a pesar de las presiones que se han ejercido en ese sentido y de toda la ayuda y el apoyo que está recibiendo [la oposición], y en momentos en que la actitud popular se ha hecho favorable al régimen, ante el ejemplo de los propios grupos de la oposición y también a causa de la desaparición de las posibilidades de intervención militar extranjera en Siria. Todos esos factores conllevan a que no hay solución militar en Siria. 

La única solución posible es de carácter político y a través del diálogo, sin condiciones previas. 

La conferencia Ginebra 2 abre un horizonte. A pesar de ello, un Estado de la región está muy molesto ante esa situación y no estoy revelando ningún secreto, como tampoco estoy lanzando acusaciones injustas, al decir que se trata de Arabia Saudita. Ese país ha enviado a Siria decenas de miles de combatientes y se dice que se han invertido cerca de 30 000 millones de dólares en ayuda a la oposición, sin hablar de la presión mediática. 

Así que ya se ha hecho de todo y se han puesto en juego todos los medios disponibles para derrocar el régimen. Pero la política es también el arte de lo posible. 

Así que hay que ser realista y reconocer que no puede haber solución militar. Negarlo significa causar todavía más muerte, agravar la violencia, la crisis económica y las presiones sobre el Líbano y sobre los países vecinos, sin olvidar Palestina. Esa obstinación en querer continuar con la opción militar no tiene futuro. 

Los que se obstinan en rechazar la solución política deberían aceptarla lo más pronto posible ya que las condiciones actuales son mejores que las que tendrán después dado que la situación no está evolucionando a favor de sus cálculos. 

El frente internacional, regional e interno que quería derrocar el régimen para controlar Siria ha fracasado. Así que ya es hora de ser más realista, a no ser que el 14 de Marzo tenga una lectura diferente. Partiendo de ahí, las partes libanesas deben cesar de retrasar la reactivación de las instituciones en espera de acontecimientos que no van a producirse. 

Al 14 de Marzo le digo: ¡Aprovechen esta oportunidad! No es una amenaza sino un consejo. Y quien aspire a regresar por el aeropuerto se quedará donde está. Será mejor que regrese por el aeropuerto Rafic Hariri, que está abierto a todos los libaneses. 

El 14 de Marzo debería aceptar la formación de un gobierno basado en la fórmula 9-9-6. Nuestro partido está haciendo una concesión al aceptar esa fórmula porque hasta ahora estuvo reclamando una representación proporcional al peso en el Parlamento.»

Nabih Berry, presidente del Parlamento libanés 

«El Líbano mantiene una ecuación [sólida] como el diamante: la fórmula Pueblo-Ejército-Resistencia. Hay que proteger las riquezas gasíferas submarinas del Líbano. 

Dos peligros nos amenazan. Israel es el primero. El otro es el terrorismo que de cierta forma se nutre de la crisis económica y social, del desempleo y las crecientes carencias de nuestros hermanos desplazados. Ese es terreno ideal para el desarrollo del terrorismo. 

En Líbano, yo apuesto siempre por el diálogo. El establecimiento de relaciones de confianza entre el Líbano e Irán tendrá repercusiones favorables para nuestro país (…) 

En los pasillos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas algunos, de manera no oficial, sueñan que el Líbano podría servir de basurero para las armas químicas sirias. Que ni lo sueñen. Ninguna fuerza podrá imponernos ese tipo de solución.»

Walid Joumblatt, jefe del Partido Socialista Progresista libanés 

«Tenemos que volver a poner sobre el tapete la iniciativa política del señor Nabih Berry, en la que llama a poner fin a la interacción de todos los protagonistas libaneses en la crisis siria. Esa iniciativa se inscribe en la continuación de la “política de distanciamiento”. 

Desgraciadamente, el llamado del señor Berry ha caído en oídos sordos, de manera que hemos perdido una nueva ocasión de marchar hacia el diálogo y el reencuentro entre los libaneses en momentos en que estos últimos tienen el deber de trabajar para evitar que el Líbano vuelva a convertirse en escenario de ajustes de cuentas. 

Se diría que algunos creen que los enfrentamientos entre Bab el-Tebbaneh y Jabal Mohsen pueden cambiar el curso de los acontecimientos en Siria. La cuestión está tomando dimensiones internacionales que van mucho más allá de algunos elementos armados en Trípoli. Y también más allá de quienes los apadrinan. 

Algunos caen contradicciones al llamar al gobierno a reunirse para desarmar [a la gente en] Trípoli mientras que rechazan cualquier otra reunión del gabinete e incluso del Parlamento con el pretexto de que se trata de un gobierno dimitente.»

Ammar Moussaoui, responsable de Relaciones Internacionales del Hezbollah 

«El Hezbollah respalda toda solución política en Siria que se base en la participación de todas las partes sin ninguna condición previa. 
La declaración del secretario general de la ONU Ban Ki-moon sobre la resolución 159 carece de rigor y de objetividad y refleja parcialidad. Por consiguiente no hace honor al papel del que está investido el secretario general. 

La comunidad internacional debe respetar sus promesas y compromisos en cuanto a la ayuda que se debe aportar a los refugiados.»

Samir Geagea, jefe de las Fuerzas Libanesas 

«La fórmula mágica Ejército-Pueblo-Resistencia ha dejado de existir. La fórmula Ejército-Pueblo-Instituciones la ha reemplazado. La injerencia del Hezbollah en Siria es una derrota. Bachar al-Assad, amigo de Nasrallah, no se mantendrá en el poder.»

Abbas Ibrahim, director de la Seguridad General libanesa 

«Hace cerca de un mes logramos entrar en contacto con una persona que nos indicó el lugar de detención de los dos obispos. Hay contactos indirectos con sus secuestradores. Eso es un punto de partida esencial que nos permite alcanzar resultados satisfactorios. 

Las circunstancias que rodeaban el caso de los rehenes libaneses de Aazaz eran mejores que en el de los obispos ya que en el caso de los dos dignatarios religiosos nadie se ha hecho responsable del rapto. Hemos demorado 4 meses en localizar el lugar donde están secuestrados e identificar quién los retiene. Eso es un punto importante para realizar las negociaciones.»

Walid Moallem, ministro sirio de Relaciones Exteriores 

«Siria participará en Ginebra 2 sobre la base del derecho exclusivo del pueblo sirio a decidir su propio futuro político, a escoger sus dirigentes y del rechazo de cualquier forma de intervención externa. El diálogo será entre sirios. Rechazamos toda interferencia regional e internacional. 

Todas las declaraciones y comunicados, incluyendo el de Londres sobre el futuro de Siria, constituyen una violación del derecho del pueblo sirio y de las condiciones previstas para el diálogo entre sirios antes de que se emprenda [ese diálogo].»

Lakhdar Brahimi, enviado internacional para Siria 

«Muchos de los que rodean al presidente Bachar al-Assad consideran que su candidatura para un nuevo mandato presidencial es un hecho consumado. Él estima que está en su absoluto derecho. Piensa sobre todo en terminar su mandato. Lo que nos enseña la Historia es que después de una crisis como esta no es posible volver atrás. El presidente Assad puede por lo tanto contribuir útilmente a la transición entre la Siria de antes –que es la de su padre y la suya– y lo que yo llamo la nueva República de Siria. 

A partir del acuerdo sobre la destrucción del arsenal químico, el señor Assad –quien era entontes un paria– se convirtió en un interlocutor, pero Bachar nunca ha quedado desorientado y –a pesar de lo que dicen– nunca ha dudado ni de su derecho ni de su capacidad para vencer.»

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada