martes, 9 de octubre de 2012

Héroes y tumbas



Astroboy y otros superhéroes estaban comiéndose una picada el pasado domingo 7 de Octubre. A medida que pasaban las horas, vino va, queso viene, las miradas de los comesales comenzaron a posarse fugazmente sobre el televisor encendido, para ver qué pasaba con las elecciones en Venezuela. Astroboy aclara de entrada que, de haber sido de nacionalidad venezolana, todas las personas que estaban allí esa noche hubieran votado a Hugo Chávez Frías sin mayores meditaciones. Bien, apareció el comando electoral venezolano, dio los resultados electorales (irreversibles), cundió la tranquilidad general y, vino va, whisky viene, cada superhéroe comenzó a marcharse para su casa. 

Hasta ahí una situación similar a la de, posiblemente, varios millones de hogares latinoamericanos ese día. Ahora bien, nótese que:

- Desde al menos dos semanas antes de las elecciones, comenzó a instalarse la idea de que los resultados eran, como mínimo, muy parejos.
- La maquinaria mediática venía calentando el ambiente a escala continental con acusaciones de supuestos fraudes por parte de los seguidores de Chávez. Perlas en este aspecto fueron, desde la gusanera de Miami, tipos como Jaime Bayly hablando de la necesidad de que los mandos militares venezolanos desplazaran a Chávez una vez conocidos los resultados, supuestamente adversos al líder bolivariano. Otra: la CNN prácticamente daba ganador a Henrique Capriles Radonski desde dos días antes de los comicios.
- Minutos después de cerradas las urnas, varios líderes políticos sudamericanos comenzaron a twitear, desde Caracas, que ganaba Capriles.
- Finalmente, SEGUNDOS después de conocidos los resultados por parte del comando electoral venezolano, desde algunos medios comenzaron a hacer circular versiones de todo tipo: que las calles de Caracas estaban vacías, que las calles estaban llenas de tensión, que se temían actos de violencia, etc. Claramente desde el Canal 13 de la Argentina, pero Astroboy se pregunta si no se difundieron versiones parecidas desde las corporaciones mediáticas de otros países latinoamericanos.

Más o menos una hora después, Henrique Capriles decía: "Para ganar hay que saber perder" ... "Felicito al presidente Chávez" ... etc, etc.

Astroboy se pregunta si, más allá de las intenciones del comando electoral de Capriles, no hubo realmente una operación por parte de nuestros amigos del Norte para embarrar la cancha el pasado domingo. Se sabe, la Embajada da sus instrucciones y luego los medios operan.

Astroboy se pregunta, a título de modesta hipótesis nomás, si el verdadero héroe de los comicios venezolanos no fue realmente Henrique Capriles. Astroboy se pregunta qué cosas pasaron por la cabeza de Capriles pocos minutos después de conocer los resultados del escrutinio provisorio. 

Por ejemplo: "Tengo 40 años, gané casi todo lo que quise, acabo de sacar el 44% de los votos, y tranquilamente podría ser yo el próximo presidente después de Chávez. ¿Me prendo en esta operación, o paso a ser el paladín de la democracia venezolana?". El operativo golpista no prospera porque Capriles lo aborta con dos o tres frases dichas en el momento justo.

Astroboy se pregunta, entonces, si no estará naciendo una nueva derecha, esta vez democrática, en los trópicos sudamericanos.

Con respecto a las tumbas: Bayly, Pato Bullrich, Michetti, Lanata... muertos vivos alejándose en la niebla, como en una película de Federico Fellini, entre pedos y risotadas, dando asco y vergüenza ajena.

Hasta la próxima 

Actualización al 11 de Octubre: 

Ayer escuchamos un reportaje que le hicieron a Patricia Janiot, de la CNN en Español, en relación con las elecciones en Venezuela. "Lo de ayer [por el domingo 7] fue ejemplar para el mundo (...) [Hugo Chávez] inunda el ambiente con ese carisma, esa cercanía... (...) Fue amable conmigo especialmente, una vez más (...) no sentimos que haya ninguna predisposición hacia la prensa extranjera". Claudia Palacios, colaboradora de la misma cadena, señalaba por su parte: "noté un ambiente mucho más pacífico y mucho más tranquilo del que me imaginé y eso me parece positivo", etc., etc.

Bien, se van aclarando las cosas. Conociendo el paño, es inimaginable que esta gente tenga algún tipo de pensamiento propio. Son el Departamento de Estado en operaciones. Esto nos lleva a la siguiente hipótesis: El domingo 7 hubo efectivamente un intento de golpe en Venezuela, pero no a cargo del gobierno estadounidense sino de los republicanos. Las razones de esta maniobra tienen probablemente que ver con las elecciones de Noviembre en EEUU. Los muertos vivos jugaron para los republicanos. Por motivos que se ignoran (posiblemente vinculados con esta interna), Obama abortó la maniobra. Para bien de Venezuela, Capriles jugó con Obama.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada