lunes, 13 de agosto de 2012

La moto


En un breve epígrafe al libro “Cómo nos venden la moto” de Noam Chomsky e Ignacio Ramonet (Ed. Icaria, 1995, 102 págs.), la página web de Google Libros dice: “La propaganda es a la democracia lo que la cachiporra al estado totalitario”. Notable imagen.

Bajo el título: “Las mejores economías del mundo”, el sitio web CNN Money lista el día de hoy a los siguientes cinco países: (1º) Luxemburgo, (2º) Madagascar, (3º) Estados Unidos de América, (4º) Libia y (5º) Mongolia. Sí, leyó bien; por las dudas lo repetimos: Luxemburgo, Madagascar, Estados Unidos de América, Libia y Mongolia. El artículo está firmado por un tal Charles Riley. El artículo es tapa del sitio web, no una miscelánea de columna.

Una búsqueda rápida de “Charles Riley” en Google no arroja resultados concluyentes. No aparece una foto del tipo en ninguna parte. En un sitio se dice lacónicamente que es un “reportero CNN, sección económica”. Hay muchos Charles Riley en el mundo. Conclusión preliminar: es un nombre de fantasía usado por los editores de CNN Money para las operaciones de prensa. Ojo, en una de esas existe y todo. La nuestra es simplemente una hipótesis.

Volvamos al artículo. Bajo el título principal, aparece un copete más chico: “Estas economías se ranquean como las mejores del mundo, según estimaciones del FMI”. Ahora cliqueamos en el título; el copete se agranda un poco y dice: “Al menos por un indicador, estas economías se ranquean como las mejores del mundo, según estimaciones del FMI”. Bien, ya confirmamos que se trata de una operación de prensa. Ahora vayamos a ver cuáles son esos indicadores:

Luxemburgo: Mejor ingreso per cápita.
Madagascar: Menor deuda gubernamental.
Estados Unidos: La economía más grande.
Libia: El más rápido crecimiento económico.
Mongolia: La mayor inversión.

No se trata, en rigor, de un artículo. Más bien, es una sucesión de cinco fotografías ilustrativas de ciudades de estos países con unos pocos datos escritos más abajo. De Luxemburgo (ingreso per cápita: U$S 106.958) nos dicen, por ejemplo, que sus “permisivas” leyes impositivas han puesto al país bajo la lupa de la comunidad internacional. Madagascar tiene baja deuda gubernamental, pero el ingreso per cápita es de U$S 470 (cuatrocientos setenta dólares anuales). De Libia (ingreso per cápita: desconocido) nos dicen que en realidad el crecimiento (más que nada, la exportación de petróleo) es rápido porque el año pasado no hubo prácticamente actividad económica (recordará el lector que en 2011 Libia fue barrida del mapa por los muchachos de la NATO). Finalmente, resulta que China instaló en Mongolia unas compañías mineras y eso explica el “boom inversionista” en un país cuya principal actividad económica parece ser el ordeñe de yaks.

Los comentaristas del “artículo” (mayormente estadounidenses, por lo que se puede apreciar) parecen aún más subnormales que “Charles Riley”. Se dedican a reírse de que aparezca Estados Unidos, o a indignarse porque Estados Unidos no está primero en la lista.

Le preguntamos al (improbable) lector de este blog: ¿cuál es el objetivo de esta operación? Apúrese a responder antes de que Bonelli saque pasajes a Luxemburgo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada