viernes, 31 de agosto de 2012

Fases




En el artículo “Después de la tormenta”, de Jeff Thomas (http://www.internationalman.com/global-perspectives/after-the-storm-the-11-stages-of-the-crash), se mencionan los once estadíos por los que atraviesa una gran depresión económica como la actual. El ensayo está dedicado a lectores de origen mayormente anglosajón, y hace hincapié en el lento desenvolvimiento de la crisis en una fase inicial, hasta una resolución progresivamente más rápida. De lo que se habla es de la crisis en los EEUU. Téngase en cuenta que quien escribe el artículo es un “libertario” económico (un neoliberal, posiblemente de la “Escuela Austríaca”). Para lo que sigue, hemos traducido el término “crash” como “crac”. Leemos:

“Los distintos estadíos del crac se detallan abajo. Los tres primeros ya han ocurrido:

1. Cracs iniciales: crac del mercado hipotecario residencial; crac del mercado hipotecario comercial; crac bursátil.

2. Efectos iniciales de los cracs: pérdida de hogares; aumento del desempleo; inflación.

3. Acciones inmediatas del gobierno: salvatajes a grupos selectos; dramático incremento de la deuda; los políticos van en una dirección exactamente opuesta a lo que hace falta para solucionar los problemas.

4. Segunda ola de cracs: un tremendo crac bursátil; devaluación de la moneda; se incrementan las quiebras; aumenta aun más el desempleo.

5. Reacción de los socios comerciales internacionales: otros países se niegan a aceptar más deuda; disminuye dramáticamente el comercio exterior.

En este punto, el gobierno reacciona con medidas proteccionistas, las cuales se vuelven rápidamente en contra.

6. El gobierno implanta medidas desesperadas que resultan autodestructivas: control de cambio, tarifas a las importaciones, default de la deuda.

7. La economía reacciona de manera inflexible a las medidas del gobierno: hiperinflación (aumento dramático de los alimentos y los combustibles); desempleo masivo; deshaucios hipotecarios masivos; bancarrotas masivas.

En este punto, las fichas del dominó empiezan a caer cada vez más rápido, por lo que se comienza a perder el control de la situación.

8. Colapso sistémico: quiebras bancarias; masivo aumento de los “sin techo”; escasez de alimentos y combustibles; la red eléctrica se vuelve esporádica, por lo que los apagones se tornan comunes.

9. Colapso social: aumenta dramáticamente el crimen (particularmente el crimen callejero); saqueos alimentarios; revueltas impositivas, rebelión de los “squatters” (“ocupas”).

10. Ley marcial: creación de unidades especiales del ejército para combatir el “terrorismo doméstico”; los asesinatos al azar se vuelven usuales.

En un principio, las autoridades ponen énfasis en la represión violenta y los arrestos. Luego, a medida en que se saturan las cárceles, aparecen los campos de detención. Pronto estos últimos se vuelven inmanejables, particularmente como consecuencia de los altos costos de mantenimiento (comida, efectivos). En este punto la solución pasa a ser el asesinato de cualquiera que sea sospechoso de un crimen, o de cualquiera que no se rinda inmediatamente.

11. Revolución: si ocurre una revolución, será a partir de este momento. Mucha gente sentirá que ya no hay nada que perder, y el descontento y la rabia llegarán a su pico máximo. Si ocurre una revolución, esta no será un movimiento organizado; será espontánea, manifestándose a la manera de una explosión de pochoclos, mayormente al azar. En determinado momento, podría comenzar a convertirse en algo organizado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada