viernes, 8 de abril de 2016

¿Cómo sigue la opereta?


Pasan los días y la opereta panameña cambia levemente de eje. A los rusos la noti les importó un bledo; en Islandia habría caído el Primer Ministro, aunque las noticias son confusas. En la Argentina todo bien, Mauricio está re contento y la justicia está re anoticiada de que todo está re ordenado. En el Imperio Bernie Sanders se beneficia (Hilly Hilly ni quiere hablar del tema de la evasión de los ricos, sus mayores donantes) al igual que Trump, que los conoce a todos y dice que son unos chorros. En fin; leemos en RT:


Título: ¿Y ahora qué? Las consecuencias de 'la mayor filtración de la historía'

Subtítulo: Cinco días después de darse a conocer, personalidades del mundo entero se han visto en mayor o menor medida salpicados por el escándalo de los paraísos fiscales. Repasamos lo acontecido.

Texto: El pasado 3 de abril los medios de comunicación y la opinión pública del mundo entero quedaron escandalizados al conocerse la filtración de 11,5 millones de documentos financieros sobre empresas en paraísos fiscales del bufete de abogados panameño Mossack Fonseca, los cuales revelaron la vinculación de varios jefes de Estado y numerosas personalidades del ámbito político, cultural y deportivo con paraísos fiscales, filtrados presuntamente a razón de un posible 'hackeo' informático. Así fueron las reacciones y acontecimientos posteriores a esta revelación:


Acusados, dimisiones y cobertura mediática

Los datos filtrados cubren el periodo comprendido entre 1977 y finales de 2015, que muestran cómo funcionan los paraísos fiscales y cómo se mueve el dinero de manera secreta por todo el planeta. El nombre que más sonó al principio y fue el centro de discusión en la prensa internacional fue el del presidente de Rusia, Vladímir Putin, vinculado al escándalo por el simple hecho de que amigos suyos son mencionados en los documentos, aunque el nombre del presidente ruso no aparece ni una sola vez, lo que se catalogó rápidamente como un ataque mediático de desprestigio contra Putin.

Otras personas de renombre 'ensuciadas' por el escándalo fueron el futbolista argentino Leo Messi, la infanta Pilar de Borbón, tía del rey de España, y el actual mandatario de Argentina, Mauricio Macri. También aparece el padre del primer ministro británico, David Cameron, quien posteriormente admitió que tuvo una participación en el fondo de inversión extranjero de su padre.

De nuevo en España, sonó el nombre del cineasta Pedro Almodóvar, así como el de dos bisnietos del dictador Francisco Franco. También en los documentos se nombra al expresidente de la UEFA Michel Platini y al actual presidente ucraniano, Piotr Poroshenko, entre varias otras personalidades.

El primero en dimitir fue el primer ministro de Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson, el día 5 de abril después de saberse que su nombre figuraba entre los de varios políticos y personas famosas vinculadas a paraísos fiscales. Las protestas en Reikiavik sirvieron de presión para que el política renunciara. 

Ese mismo día, la Fiscalía panameña anunció el inicio de una investigación respecto a los documentos filtrados.

Durante las siguientes jornadas se produjeron otras dimisiones, como la de Michael Grahammer, director ejecutivo del banco hipotecario del estado de Vorarlberg, Austria, y el abogado uruguayo Juan Pedro Damiani, quien presentó su renuncia al Comité de ética de la FIFA por su supuesta vinculación con Eugenio Figueredo, alto cargo futbolístico investigado por corrupción al aparecer su nombre entre los 'papeles de Panamá'.


Reacciones

Tres días después de las revelaciones, el portal WikiLeaks solicitó a los autores de la investigación que publiquen todos documentos panameños en Internet y no solo para un concreto grupo de periodistas, de tal forma que cualquier persona pueda consultarlos. Por su parte, Wikileaks se adelantó a revelar que "EE.UU. financió el ataque de los 'papeles de Panamá' contra Rusia y Vladímir Putin", hecho que Washington reconoció posteriormente.

Por otra parte, Pakistán creó una comisión para investigar las vinculaciones de la familia y confidentes del primer ministro del país, Nawaz Sharif.

Mientras tanto, en el otro hemisferio del mundo, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, fue imputado ante la Fiscalía Penal por el escándalo de los 'offshores'. El presidente explicó públicamente en su defensa que él fue puesto como director de la sociedad anónima que dejó de existir en 2008 sin hacer ninguna inversión ni recibir ganancias.

El periodista internacional Alberto Rabilotta opina que la fuga de los 'papeles de Panamá' fue "legítima". A su juicio, es evidente que tanto tiempo gastado para investigar los documentos "no puede pasar desapercibido por los servicios de inteligencia de Alemania y EE.UU.".







Título: Los 10 países con mayor número de empresas implicadas en la caso de los 'papeles de Panamá'

Subtítulo: El bufete de abogados Mossack Fonseca trabajó con más de 14.000 bancos, bufetes de abogados y otros intermediarios para establecer más de 210.000 empresas 'fantasmas'.

Texto: El portal de estadística Statista, que proporciona acceso a datos de instituciones de investigación de mercado y opinión, ha publicado el número de intermediarios que cooperan con el bufete de abogados panameño Mossack Fonseca, cuyos documentos financieros fueron filtrados este 3 de abril.

Según los materiales descubiertos, que incluyen 11 millones y medio de documentos de Mossack Fonseca, el bufete de abogados trabajó con más de 14.000 bancos, bufetes de abogados y otros intermediarios para establecer más de 210.000 empresas, fundaciones 'fantasmas' para los clientes en paraísos fiscales, las llamados 'offshore'.

El siguiente mapa muestra los diez países con mayor número de empresas que implicadas en el escándalo. Hong Kong (2.212 compañías), Reino Unido (1.924), Suiza (1.223) y EE.UU. (617) encabezan la lista.





Para la joda. Leemos en La Nación:


Título: "Je suis Panama": Charlie Hebdo se ríe del escándalo de las cuentas offshore

Texto: PARÍS (EFE).- La revista no pierde el tiempo ni deja pasar oportunidad. Los periodistas de Charlie Hebdo están siempre atentos a la coyuntura para darle su mirada crítica, irónica, humorística, dura. A veces, hasta con temas demasiado delicados, como cuando la semana pasada  hablaron sobre los ataques en Bruselas.

En esta oportunidad, el centro de la revista es el escándalo fiscal tras la revelación de documentos de la que participó LA NACION: Panamá Papers.

En esta edición, Charlie Hebdo dedica su portada a las revelaciones sobre la evasión de impuestos internacional bajo el título "Terrorismo fiscal", e ironiza con un lema para ricos, "Je suis Panamá", que parafrasea al que sirvió de movilización tras el atentado a la propia revista parisina.

La revista satírica ironiza en su tapa de esta semana con el escándalo mundial de las cuentas offshore.

La portada, que sale a la venta este miércoles, muestra una manifestación de millonarios que, además de mostrar los signos evidentes de ostentación de su riqueza llevan pancartas en las que se puede leer el mensaje "Je suis Panamá" (Soy Panamá).

Una referencia al país que está en el ojo del huracán desde que el Consorcio Internacional de Periodistas de Información empezara a publicar el pasado domingo el contenido de los archivos filtrados del bufete de abogados panameño Mossack Fonseca sobre su trabajo durante cerca de cuatro décadas para crear sociedades opacas para clientes de todo el mundo con gran poder adquisitivo.

El lema "Je suis Panamá" juega con el "Je suis Charlie" que fue utilizado en las manifestaciones de solidaridad con Charlie Hebdo tras el atentado jihadista que sufrió su redacción el 7 de enero de 2015.

En la peculiar manifestación de potentados que sirve para ilustrar con tono satírico el fenómeno de la evasión fiscal también aparecen otros de los mensajes que se pudieron ver en esos desfiles de apoyo al semanario satírico: "no cambiarán nuestro modo de vida" o "ni siquiera miedo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada