lunes, 14 de abril de 2014

Tensa calma

Activistas pro-rusos se preparan para pelear contra la policía ucraniana en las afueras de Slavyansk el día de ayer

Vemos a varios de ellos portando cintas de colores naranja y negro, las "cintas de San Jorge". Al respecto, leemos en Russia Today: "Es el emblema de las victorias del Ejército ruso y simboliza la valentía de los soldados que perdieron su vida entre 1941 y 1945, los años de la Gran Guerra Patria, como se conoce en Rusia el período de la Segunda Guerra Mundial transcurrido desde la invasión hitleriana de la URSS hasta la Gran Victoria sobre el nazismo". Para saber cómo viene la mano, nada más.

Leemos en el diario El País de esta mañana:

Título: Tensión en el este de Ucrania al expirar el ultimátum de Kiev a los prorrusos
  
Texto: “Grupos de activistas prorrusos han tomado este lunes el Ayuntamiento de Gorlovka horas después de asaltar la sede del Ministerio del Interior en la misma ciudad y la sede de la policía en Horlivska, ambas en la región de Donetsk donde se mantiene un pulso contra el Gobierno ucranio. Según informan medios locales, junto al edificio de Gorlovka se han oído disparos de los policías que se encontraban en su interior que abrieron fuego contra los asaltantes.

El presidente ucranio, Alexandr Turchinov, ha formalizado, además, la decisión del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa (NSDC) sobre las "medidas urgentes para superar una amenaza terrorista y preservar la integridad territorial de Ucrania", según  el servicio de prensa de la Rada Suprema (Parlamento). El decreto -firmado este lunes- entrará en vigor a partir de la fecha de su publicación, que aún se desconoce.

El ultimátum lanzado este domingo por el Gobierno ucranio para que los activistas prorrusos abandonaran los edificios oficiales tomados en los últimos días en ciudades del este del país expiró a las ocho de la mañana del lunes (hora pensinsular española) sin que se aprecien señales de retirada ni de actividad del ejército ucranio. En Slaviansk, donde fueron ocupadas dos sedes oficiales, se teme la intervención militar, amenaza que blandió el domingo pasado el presidente ucranio contra los partidarios del Kremlin que permanecían (y aún permanecen) en los edificios.

Turchinov ha propuesto al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, "realizar una misión antiterrorista conjunta" en la que participen los cascos azules para "proteger a la población civil", según las agencias. "Ucrania no está en contra, sino a favor, de que con su ayuda [de la ONU] se lleve a cabo una operación antiterrorista conjunta en el este" del país, afirmó Turchínov, según un comunicado de la Rada.

En una rueda de prensa celebrada en el ayuntamiento de Slaviansk, el líder de los prorrusos ha reclamado al mandatario ruso, Vladímir Putin, que dirija "personalmente" su atención al "proceso en curso" y les ayude "tanto como pueda". El llamamiento de este líder separatista llegaba en un momento de tensión entre los activistas prorrusos y las fuerzas gubernamentales de Kiev, tras haber finalizado el ultimátum.

Durante el domingo, tras los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y activistas armados prorrusos en Slaviansk en los que murieron al menos dos personas –una de cada bando-, el presidente Turchínov amenazó con una intervención militar “antiterrorista” si los ocupantes no abandonaban los edificios oficiales antes de las ocho de la mañana del lunes. Además de en Slaviansk, partidarios del Kremlin más o menos armados tomaron la semana pasada sedes oficiales ucranias en Donetsk, Jarkov y Lugansk, todas situadas en el este de Ucrania y con fuerte presencia de ciudadanos rusohablantes.

Turchínov acusó a Rusia de estar detrás de las ocupaciones de edificios en un movimiento muy similar al realizado para hacerse con la región de Crimea el mes pasado. “No dejaremos que Rusia repita el escenario de Crimea en las regiones del este de Ucrania”, dijo Turchínov en una alocución televisiva retransmitida en directo. Ya esta mañana, el presidente ucranio ha asegurado que "las autoridades de Kiev no estarían en contra" de que se celebrase un referéndum sobre el modelo de Estado que desean los ucranios el mismo día de las elecciones presidenciales, previstas para el 25 de mayo, aunque se ha mostrado convencido de que la mayoría de los ucranios respaldarían una Ucrania "independiente, democrática y unida". Los separatistas del este vienen desde hace días reclamando un referéndum en ese sentido. En cualquier caso, ha anunciado que la "operación antiterrorista" va a comenzar si los rebeldes no deponen las armas y ha asegurado que la región del Donbass "va a ser pronto estabilizada".

Por su parte, el ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, ha dicho que sería necesaria mayor información sobre ese hipotético referéndum y que el interés de Rusia es que Ucrania permanezca unida y que todos los ciudadanos sean iguales ante la ley. También ha pedido explicaciones sobre las sospechas de que el director de la CIA estadounidense haya viajado a Ucrania y ha negado la presencia de agentes rusos en el este de Ucrania.

Calma en Slaviansk

En Slaviansk, a la hora en que expiraba el ultimátum, la bandera rusa ondeaba aún en el cuartel general de la policía, uno de los dos edificios tomados ayer en la ciudad por los separatistas prorrusos. Mientras, hombres enmascarados siguen montando guardia en barricadas levantadas ante los edificios.

De madrugada, Rusia fue acusada en el Consejo de Seguridad de la ONU de promover la inestabilidad en el este de Ucrania para después intervenir, como dice Moscú, en defensa de los ciudadanos rusos de esas zonas. Ni siquiera China salió en defensa de Moscú. Las relaciones entre Rusia y occidente están en su momento más bajo desde la Guerra Fría. Por su parte, Rusia amenaza a occidente con una nueva guerra del gas, cortando el suministro a Ucrania, lo que deja tiritando a media Europa.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada