miércoles, 16 de abril de 2014

Los actores en las sombras

Ayer salió un nuevo número del GEAB, la publicación del Laboratorio Europeo de Anticipación Política (http://www.leap2020.eu/GEAB-N-83-is-available-Global-systemic-crisis-escalation-in-the-US-reaction-for-survival-trigger-a-cold-war-to-make-it_a15801.html). Posteamos acá su nota pública. Los autores entienden claramente que, como hemos señalado aquí repetidamente, la movida ucraniana del Imperio está dirigida, en última instancia, contra la misma Europa, más que contra Rusia. Los números entre paréntesis remiten a las notas que figuran abajo. Estas últimas no tienen desperdicio; precisamente, detallan un poco a los actores del desastre ucraniano que se refugian en las sombras de la burocracia de Bruselas. Hemos editado algo, lo peor, de la pobre versión española que se ofrece.

Título: Crisis sistémica global – Escalada en la reacción de supervivencia de Estados Unidos: se activa una guerra fría para anexar mejor a Europa


Subtítulo: El armado de una trampa para desviar a Europa de su propio destino


Texto: “Cuando en noviembre de 2013 Rusia invitó a la Unión Europea a una negociación tripartita sobre los acuerdos de libre comercio de Ucrania con sus dos vecinos, con el fin encontrar puntos de acuerdo que fueran aceptables para todas las partes directamente involucradas (1), incluía con ello la estabilidad, la integridad y la independencia de Ucrania, así como también que pudiera continuar el vínculo natural entre Europa y Rusia.

Pero ni la Sra Ashton, ni el Sr. O' Sullivan (2), responsable del Servicio de Acción Exterior de la Comisión Europea, y ni siquiera el Sr. Fule, que desde lo alto de Dirección General de Ampliación pasa su tiempo tratando de integrar todo lo que se mueve al este de Europa (3), querían esto. Por el contrario, obligaron a Ucrania a “tomar partido” (4), creando así las condiciones para la conocida e inevitable secuencia de acontecimientos: Ucrania escogió... y, lógicamente, entró en un dramático y sangriento proceso de división del que estamos asistiendo sólo al comienzo. Ashton y O' Sullivan literalmente le tendieron una trampa a Ucrania y a Europa.

Cinco meses más tarde, los daños derivados son inmensos: más de 100 muertos (5), Ucrania se reencuentra con un gobierno no electo llevado al poder por facciones de extrema derecha (6), las relaciones euro-rusas se han roto, Ucrania y Rusia están al borde de una guerra que no está lejos de ser una guerra entre Europa y Rusia (7), el ejército ruso recuperó el control de su arsenal de Crimea, la flota estadounidense surca las aguas del mar Negro (8), el arsenal nuclear de Estados Unidos es desplegado en Polonia, Lituania y Rumania (9), los medios de comunicación, excitados por la sangre, son una máquina pura de propaganda decididos a empujar a políticos y al pueblo a la guerra, el Tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Ucrania está a punto de ser firmado en contra del interés ruso, por Washington y un gobierno ucraniano no electo (10) (si el mismo método se emplea para el TTIP, Washington y Sra Ashton lo habrán firmado en abril a más tardar), y los Occidentales están a punto de negar la legitimidad del referéndum sobre Crimea, lo que agravará la crisis y continuará plateando dudas sobre su real interés democrático (11).

Desde un punto de vista europeo, ¡qué enorme fracaso político y diplomático! Trabajar para reconstruir la cortina de hierro en 2014 y aislar a Europa de todas las actuales dinámicas de estos famoso países emergentes que nos unen a Rusia, como Ucrania nos unía a Rusia (12).

Ataques en serie contra Europa


Desgraciadamente, más que un fracaso, hay que verlo también como el resultado de un evidente ataque al proyecto de construcción europea, proyecto cuyos principales objetivos, desde su origen, son la paz por la cooperación, el compartir intereses y la independencia del continente por la fuerza que proporciona su propia unión.

El ataque actual se sitúa, en realidad, en concordancia con el realizado en el año 2010 contra el euro, a sabiendas de que la ruptura de la moneda común, y dada la imposibilidad técnica para volver a las monedas nacionales, Europa se encontraría automáticamente en la zona del dólar. Aquella vez, Europa resistió y salvó su moneda al precio de un debilitamiento enorme, particularmente político.

El TTIP, y las tentativas de hacernos firmar urgentemente este oscuro Tratado, que en Europa nadie quiere, parecen tener como principal objetivo el colocar la política subordinada a la economía (aunque más que eso, pretende colocar a Europa bajo el dominio de Estados Unidos). Crearía una enorme zona de libre comercio UE-EEUU y anexionaría categóricamente Europa a zona del dólar. Una vez más, se socavan las herramientas de la independencia de Europa: el arsenal jurídico de protección comercial, garante del interés económico, la competitividad cualitativa y de la salud de los europeos. Y los métodos de obtención de la firma de este tratado cueste lo que cueste, por sí solos, son prueba de su profunda deshonestidad.

Bajar sobre Europa una nueva Cortina de Hierro


Y todavía no hemos visto nada de lo que Washington y Bruselas son capaces de hacer en este terreno. La crisis ucraniana ha sido activada probablemente para, en última instancia, obligarnos a comprar el gas de esquisto estadounidense (13), firmar TTIP (sin el cual ese gas no puede ser vendido en Europa (14)), y justificar un nuevo aumento del militar estadounidense-otanesco (15), gracias a la reactivación de una guerra fría entre occidente y emergentes (con un detalle: en esta ocasión, Occidente estará del lado equivocado de la Cortina de Hierro).

Notas:

(1) Fuente: Le Monde, 05/03/2014.

(2) Se trata del número tres del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE). Se imponen algunas palabras sobre su trayectoria a la que los periodistas de investigación deberían prestar más atención. David O’Sullivan entra en escena en nuestro trayecto europeo a principio de los años 90, como jefe de unidad Dirección General de Educación y Cultura de la Comisión Europea (DG EAC) encargada del programa TEMPUS (Trans-European Mobility Programme for University Studies). Este programa está en la consideración del Tribunal de Cuentas europeo, a raíz de una carta abierta de Frank Biancheri denunciando malversaciones a dicho programa. A partir de esto, la carrera de Sr. O' Sullivan no debería haber llegado muy lejos. Pero, a mediados de los 90, en el momento preciso en el que nos subíamos al proyecto transatlántico TIESweb en colaboración con la Comisión Europea y la Casa Blanca, durante una conversación banal un diplomático de la Embajada de Estados Unidos en Bruselas, nos recomienda que siguiéramos a un tal David O' Sullivan… “quien llegará lejos”... Sorpresa entre nosotros, observando el carácter poco recomendable del personaje... pero pequeña sonrisa sobre las decisiones de los grandes. Y unos años más tarde, bajo la Comisión Prodi que debutó a fines de los años 90, David O' Sullivan pasa a ser nada menos que… ¡Secretario General de la Comisión Europea, el cargo más poderoso de todo el edificio europeo! Bajo su reino y con su intervención personal directa, el proyecto de reforma institucional iniciado como continuación lógica a la dimisión de la Comisión Santer que revelaba claramente lo inadecuado del funcionamiento de Europa post-tratado de Maastricht y habría conducido un grupo de funcionarios, bajo el mandato del comisario Prodi, a constituir una « task-force para la reforma de la gobernanza europea » cuyo trabajo dio lugar a un libro blanco del mismo nombre, fue enterrado adecuadamente (trabajo de redacción recuperado con las ideas innovadoras suprimidas y cuya publicación fue organizada en agosto durante vacaciones de los periodistas). Este proyecto de reforma fue sin embargo un gran momento de esperanza de la democratización europea, esperanza irremediablemente decepcionada. Reencontramos al Sr. O' Sullivan en el Servicio de Acción Exterior como parte de un “desequilibrio” de la dirección del SEAE a favor de los anglosajones: en efecto, el nombramiento de la Sra. Ashton se vio compensado por el de francés Pierre Vimont como número dos (director general ejecutivo)... Pero la primera, para recuperar el control, había creado a su vez una serie de tres posiciones (que no existe en ninguna institución europea: director general ejecutivo) para dárselo a O'Sullivan. Así es como este último se reencuentra al lado de Ashton en 2013 en la negociación del Acuerdo de libre comercio entre UE-UCRANIA con los resultados que se conocen. Pero esto no es todo: posteriormente pasó como Embajador de la UE en Washington, que, en tándem con Ashton, controla toda la cadena de la firma del famoso TTIP . Entender las malas noticia para Europa es simple: sólo debe seguirse el desarrollo de la carrera de O'Sullivan.

(3) ¿Lo sabía? Georgia también. Fuente : EuropeanVoice, 29/11/2013.

(4) Fuente : Le Monde, 05/03/2014

(5) Fuente : KyivPost, 11/03/2014.

(6) Fuente : CNN, 06/11/2014.

(7) Sobre todo cuando la Unión Europea se empeña en anexar a Ucrania acelerando la firma del acuerdo de negociación (cuando debería esperar la elección de un verdadero gobierno, será firmado, finalmente, por el actual gobierno [Fuente : Radio Ukraine, 26/02/2014] porque el próximo gobierno legítimo podría ser nuevamente pro ruso), pero también de integración a la Unión Europea (un acuerdo puede esconder otro, en particular las negociaciones con Georgia van en esa dirección, entonces porqué no Ucrania (fuente : Messenger, 06/03/2014).

(8) Las fuerzas armadas estadounidense se reafirman en Europa después de tantos esfuerzos hecho para desalojarlas. Fuente: Chicago Tribune, 12/02/2014.

(9) Fuente : Ouest-France, 12/03/2014.

(10) Este artículo de 12/03/2014 de EUBusiness tiene el mérito de ser claro:”Los nuevos dirigentes de Ucrania probablemente firmarán el tan esperado acuerdo político con la Unión Europea la próxima semana, anunció el miércoles el Primer ministro interino Arseniy Yatsenyuk a continuación de una conversación con la Casa Blanca”... Se temía que la Unión Europea pudiera ser tomada por la extrema derecha, pero va a ser peor: será tomada por una potencia extranjera. Pero lo más impresionante es que sobre 28 gobiernos, la mayoría (pero no todos) gobiernos democráticos responsables ante sus pueblos, ni uno sólo puso una objeción. Una combinación de trampa de estadounidense, traición de la Unión Europea... y la dirigencia europea está rendida...como lo estaba la dirigencia francesa en 1940. Ni hablemos de los nacionalistas de toda laya que infectan las vidas políticas nacionales a base de discursos sobre la soberanía de las naciones, y no tienen tampoco la menor crítica que formular sobre la toma de control de la agenda europea por los estadounidenses (si al menos fuera para mejor, pero es el más evidente que es para peor). Pero mirando las simpatías occidental-ucranianas, ellos deben tener la esperanza de recuperar una apariencia de poder (tal vez una pequeña gobernación provincial) en la próxima configuración.

(11) El bloque soviético se desplomó sin derramamiento de sangre gracias a Mikhail Gorbachev. Es un hecho notable en la historia que un imperio se retire pacíficamente. Lamentablemente, Estados Unidos no da la impresión de estar  desplomándose con la misma dignidad. Después de que el método financiero (enorme rescate financiero de 2009, el famoso TARP de 700 millardos, que transformó la crisis bancaria en crisis de Estados; a continuación, la flexibilización cuantitativa de la Reserva Federal estadounidense en 2010 y 2012, en particular, llevó todo el planeta al endeudamiento generalizado), Estados Unidos subió un peldaño al atacar a Europa (con la colaboración de algunas de las elites europeas) e intenta una toma del continente.

(12) Ucrania es un vínculo estratégico entre Europa y Rusia, y entre Europa y los países emergentes. El LEAP sabe cuán importante es acercar Europa a los BRICS, para lo que se lanzó en 2009 el proceso Euro-BRICS, destinado a proyectar a Europa a lo que es su verdadero destino teniendo en cuenta su naturaleza: su contribución al surgimiento de un mundo multipolar. Si Europa no puede desempeñar este papel, hay un riesgo de polarización del mundo entre Occidente y Emergentes. Pero la polarización requiere muros, y se los está reconstruyendo. Estamos en el mismo lugar que hace 25 años. Decididamente, las élites occidentales no tienen mucha imaginación... o tienen pocas lecturas de sus propios libros de historia. Si lo hubieran hecho, sabrían que las guerras son raramente frías y que es mejor no es empezar a jugar este tipo de juegos.

(13) Fuente : The Guardian, 05/03/2014.

(14) El gas de esquisto es un gas no convencional, es decir, su precio escapa de la indexación atada al petróleo, lo cual es por supuesto una ventaja competitiva, una ventaja que no está permitida, ya que no se supone cruzar fronteras. Así, las considerables inversiones realizadas por Estados Unidos para convertirse en un importante exportador de gas serán exitosas sólo gracias a la firma de estos famosos tratados de libre comercio transatlántico y transpacífico por los que Washington está, literalmente, listo para matar. Fuente : Office of Fossil Energy.

(15) Las enormes reducciones impuestas por el Congreso al presupuesto militar estadounidense, estos últimos días, y el pánico que se difundió en los pasillos del Pentágono, no han escapado a nuestros lectores. Fuente: USNews, 24/02/2014."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada