jueves, 6 de octubre de 2016

Inclusión social o estado fallido o sociedad militarizada: hoy, Río


La imagen de arriba no viene de Alepo, Siria, sino de una favela de Río, Brasil. Cuanto más desigual una sociedad, mejor le va a la economía del narcotráfico. Río es el ejemplo de lo que viene en América Latina. Leemos en RT


Título: Río de Janeiro, ¿al borde de una guerra?

Epígrafe: Durante este año, la violencia en Río de Janeiro se ha incrementado de manera considerable por la connivencia entre narcos y policías y las guerras entre bandas.

Texto: Este agosto, más de 70.000 agentes de las fuerzas policiales y militares de Brasil se desplegaron en Río de Janeiro para garantizar la seguridad durante los Juegos Olímpicos. Más allá de las medidas de seguridad propias de un evento deportivo de esas características, esa gran cantidad de efectivos tenía su razón de ser en la violencia que azota, cada vez más, a esa ciudad.

Según datos aportados por El Confidencial, tan solo en ese mes en Río de Janeiro "hubo 386 homicidios", 50 víctimas más que en el mismo periodo del año anterior". Además, entre enero y agosto de este año se registraron 80.731 robos, frente a los 56.966 del mismo periodo de 2015: un 41,7 % más.

A estas circunstancias se suma el asesinato de políticos, durante un periodo muy convulso para todo Brasil desde que comenzó el proceso de destitución de la ya expresidenta Dilma Rousseff. Según medios brasileños, desde diciembre de 2015 en todo el estado de Río de Janeiro mataron a 15 candidatos a las elecciones municipales del 2 de octubre.


Una guerra latente

Si bien desde hace unos años Río de Janeiro logró bajar los índices de criminalidad a partir de la llamada "pacificación" de las favelas —que implicó fuertes operativos de la Policía Militar—, las bandas de narcotraficantes y delincuentes siguieron operando; en ocasiones, en connivencia con las fuerzas de seguridad.

Entre la colina de Turano y el Morro de São Carlos corre la Avenida Paulo de Frontin, conocida localmente como la 'Franja de Gaza' por los enfrentamientos cotidianos y que el 11 de septiembre vivió un gran tiroteo, que cobró dimensiones de enfrentamiento bélico.

Un fotógrafo del periódico 'O Globo', que no quiso revelar su identidad, aseguró a El Confidencial que "en cuanto acaben las elecciones locales, empezará la guerra por el control de las favelas". Ese fotoperiodista también denunció que "hoy son tantos los agentes de la Policía Federal envueltos con los narcotraficantes que, cuando suben los cuerpos especiales", llueven "balas sobre policías y periodistas" y "parece que la Policía está con los bandidos".


Militarización, represión e inseguridad

El periodista Gerardo Gamarra, radicado en Brasil, aseguró que "la militarizacion de la sociedad brasileña da muestra, cada vez más cabal, de las negativas consecuencias que acarrea para la sociedad civil". En diálogo con RT, Gamarra explicó: "Podemos rastrear una primera etapa en torno a la organización del Mundial de 2014", pero durante la organización de los Juegos Olímpicos de Río 2016 "el entonces gobierno ilegítimo e interino de Michel Temeraccionó un gigantesco operativo en la ciudad carioca para mantener 'pacificada' la zona mientras duraban las competencias".

Durante ese inmenso operativo de las fuerzas de seguridad, que incluyó al propio Ejército, las autoridades "tomaron las calles con el objetivo de contener una posible escalada de violencia" y participaron "activamente de los desalojos y despojos" de muchos habitantes "que vivían en zonas que representan intereses particulares para la especulación inmobiliaria; fenómeno que se disparó en Río con los Juegos", añadió el periodista.

Gerardo Gamarra remarcó "el recrudecimiento de la violencia" que se da por las elecciones municipales en Brasil y subrayó que "la presencia policial en las favelas está lejos de sembrar confianza en los pobladores", debido a que "las íntimas ligazones de distintas facciones policiales con bandas narcos genera un escenario de violencia entrecruzada y guerras internas, donde la única victima real es la sociedad civil", que se encuentra "atrapada por los enfrentamientos de narcos" y "entre policías asociados con diferentes bandas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada