miércoles, 3 de septiembre de 2014

Cese del fuego


Una nota de Rodrigo Fernández para El País da cuenta de una serie de medidas acordadas entre Ucrania y Rusia (y, suponemos, Nueva Rusia, aunque de esto no se habla) para "facilitar la paz". Sí, chicos, la mano viene ambigua, pero es lo que hay. Uno supone por qué: para que los chongos de Kiev y la NATO no queden tan mal parados.

Título: Ucrania y Rusia acuerdan los pasos para facilitar la paz en las provincias rebeldes

Epígrafe: Kiev matiza su declaración sobre un pacto para el alto el fuego tras el desmentido de Moscú.

Texto: Los presidentes de Ucrania, Petró Poroshenko, y de Rusia, Vladímir Putin, han mantenido una conversación telefónica en la que han acordado "los pasos que facilitarán el establecimiento de la paz" en las provincias separatistas de Donetsk y Lugansk, según ha matizado la presidencia ucrania, que ha tenido que rectificar su comunicado inicial, en el que anunciaba el acuerdo entre ambos mandatarios para un "alto el fuego permanente" en el este de Ucrania.

Kiev da así marcha atrás en su anuncio inicial, después de que el portavoz de Putin, Dimitri Peskov, hubiera negado categóricamente un acuerdo de alto el fuego entre Poroshenko y Putin, ya que Rusia "no es parte en el conflicto". Según el nuevo comunicado publicado en la web de la Presidencia ucrania, durante la conversación los dos mandatarios llegaron a un acuerdo sobre "el régimen del alto el fuego" en la región de Donbas, donde se encuentran Donetsk y Lugansk, y ambos coincidieron "sobre los pasos que facilitarán el establecimiento de la paz". Por su parte, el presidente Putin ha anunciado ante la prensa un plan para alcanzar la paz y ha asegurado que se podría "cimentar" este viernes durante la reunión del grupo de contacto de Ucrania, que reúne a representantes ucranios, separatistas y prorrusos con la mediación de la OSCE.

"Putin y Poroshenko han discutido en realidad los pasos que permitirían un alto el fuego entre la milicia y las Fuerzas Armadas ucranianas", ha señalado el portavoz, citado por RIA Novosti, antes de la nueva versión de la conversación telefónica ofrecida por Kiev. "Rusia no puede acordar físicamente un alto el fuego porque no es parte en el conflicto", ha incidido Peskov.

Previamente, el Kremlin había indicado que los dos presidentes habían abordado "la crisis militar y humanitaria en Ucrania" en su conversación telefónica. "Intercambiaron sus puntos de vista sobre las medidas prioritarias para detener el derramamiento de sangre en el sureste del país", había señalado Peskov, aclarando que el "punto de vista (de Putin) sobre las posibles salidas a esta situación de crisis coincide ampliamente con el del presidente ucraniano". Horas después, el presidente Putin ha anunciado un plan de siete puntos - que contempla el cese de hostilidades, intercambio de prisioneros, observación internacional y el acceso de ayuda humanitaria – para “frenar el derramamiento de sangre y estabilizar la situación” en Ucrania. "Creo que se puede alcanzar y cimentar un acuerdo final entre las autoridades de Kiev y el sureste de Ucrania este viernes 5 de septiembre, durante el encuentro del grupo de contacto", aseguró Putin durante una comparecencia de prensa en Ulan Bator, capital de Mongolia.

Rusia sostiene que lo que sucede en el este de Ucrania es un conflicto interno de ese país y que Kiev debe negociar con los rebeldes. Pero Moscú venía presionando desde hace tiempo porque se pactara una tregua sin condiciones previas y no como la que ofrecía el Gobierno de Ucrania, que exigía que, como paso previo, los separatistas depusieran las armas.

A un día del inicio de la cumbre de la OTAN, el ministerio de Defensa ruso anunció nuevas maniobras militares este mes de septiembre en Rusia por parte de las fuerzas de misiles estratégicos, responsables del arsenal nuclear de largo alcance. Los ejercicios se desarrollarán en la República del Altái, fronteriza con Kazajistán y Mongolia. Un oficial de estas fuerzas, Dimitri Andreyev, ha informado a la agencia RIA Novosti de una implicación sin precedentes de la fuerza aérea, con la presencia de aviones de reconocimiento Su-24MR y cazas de interceptación MiG-31. En paralelo, el ministerio de Defensa polaco aseguró que las maniobras militares Rapid Trident 14, encabezadas por EE UU y con la colaboración de países de la OTAN, se desarrollarán en Ucrania entre el 13 y 26 de septiembre en suelo ucranio, cerca de la frontera con Polonia. Estas maniobras anuales estaban previstas para julio pero fueron aplazadas tras el recrudecimiento de la crisis ucrania.

La situación de los últimos días en el frente de combate, que ha estado marcada por una exitosa ofensiva militar de los rebeldes, probablemente ha convencido a Poroshenko que necesita dar un respiro a sus tropas y pactar un alto el fuego que le permita realizar su campaña electoral sin tener como telón de fondo un Ejército en retirada. El presidente ha decidido disolver el Parlamento y ha convocado para el 26 de octubre próximo a nuevos comicios, que debe aprovechar para crear su propio movimiento. Hasta ahora, Poroshenko carece de partido y, por lo tanto, dependía de las otras fuerzas que lo apoyaban para impulsar las leyes en la Rada Suprema. Ese apoyo era, en cualquier caso, insuficiente para imponer la reforma que desea, que incluye modificaciones constitucionales que den mayores facultades al presidente.

Y mientras Poroshenko parece tratar de rebajar la tensión, el primer ministro, Arseni Yatseniuk, ha denunciado que Rusia es un "Estado terrorista" y ha anunciado la próxima construcción de un "muro" en la frontera común para crear un "verdadero" límite entre los dos países. Yatseniuk, que ha culpado a Rusia del conflicto en el este de Ucrania, ha asegurado que el plan de paz anunciado por Putin es un intento de engañar a Occidente y de sortear las sanciones. "El verdadero plan de Putin es destruir Ucrania y restablecer la Unión Soviética", advirtió Yatseniuk en un comunicado.

En el frente de combate, los enfrentamientos por el control del aeropuerto de Donetsk continuaron en la mañana del miércoles, y los rebeldes afirmaron haber abatido un nuevo caza SU-25. Un representante de la autoproclamada República Popular de Donetsk comentó que tiene serias dudas de que todos los destacamentos que participan en la operación militar contra los rebeldes acepten el alto el fuego. El problema, como explicó el portavoz del servicio de información internacional de Ministerio de Defensa de los separatistas, Vladislav Brig, es que "Poroshenko no controla a los batallones de castigo". Poco después, el viceprimer ministro de Donetsk, Vladímir Antyufeyev, manifestó precisamente, en declaraciones recogidas por Reuters, que el alto el fuego pasa por la retirada de las tropas ucranias de la zona.

Mientras, se confirmó la muerte del fotógrafo ruso Andréi Stenin, con el que se había perdido contacto el 5 de agosto. El reportero gráfico pereció, a juzgar por los datos de que se dispone, cuando un proyectil impactó el auto en el que viajaba con otras personas, todas las cuales quedaron carbonizadas. Anteriormente, habían llegado noticias contradictorias sobre la suerte corrida por Stenin y, después de las declaraciones de un asesor del ministro del Interior ucranio, se creyó que estaba en manos de los servicios de seguridad, lo que luego fue desmentido.

***

Ahora pasemos al “plan de paz”. En realidad, es un alto el fuego. Veamos:

El líder ruso explicó a la prensa que esbozó su plan de solución de la crisis ucrania durante el vuelo a Mongolia, donde se encuentra en visita oficial. Putin considera que su enfoque y el del presidente Piotr Poroshenko son muy similares y que un plan definitivo podría acordarse este viernes. Estas son las medidas, según la traducción de Russia Today.

1. "Primero, las Fuerzas Armadas y las unidades militares de las milicias del Sureste de Ucrania deben parar las operaciones de asalto en las regiones de Donetsk y Lugansk".

2. "Segundo, las unidades armadas de los cuerpos de fuerza de Ucrania deben ser retiradas a una distancia que excluya la posibilidad de ataques con artillería y distintos sistemas de misiles contra zonas pobladas".

3. "Tercero, es preciso asegurar con observadores internacionales objetivos que ambas partes respeten el alto el fuego y hacer un seguimiento de la situación en la zona de seguridad".

4. "En cuarto lugar, hay que excluir el uso de aviones de combate contra la población civil y los puntos poblados de la zona de conflicto".

5. "Como quinta medida organizar un intercambio de personas detenidas con el uso de la fuerza de acuerdo con la fórmula cambiar todos por todos y sin condiciones previas".

6. "Sexto: abrir corredores humanitarios para permitir el movimiento de los refugiados y la entrega de suministros humanitarios a las ciudades y otras localidades de Donbas: las provincias de Donetsk y Lugansk".

7. "Y, por último, el séptimo paso tiene como objetivo posibilitar que equipos de técnicos se desplacen a las localidades de Donbass afectadas para restaurar las infraestructuras y servicios destruidos".

***

Y ahora un poquito sobre las causas de todo esto. Leemos en Moon of Alabama (http://www.moonofalabama.org):

Título: Ukraine: War, For Now, Over And NATO Still In Decline

Texto: There is only little news of new developments out of east-Ukraine. The insurgents kicked the Ukrainian troops out of the airport in Lughansk and the Ukrainian troops at the Donetsk airport are said to be confined in a basement and will have to negotiate their surrender.

According to Spiegel NATO generals assess (in German) that Ukraine has lost the war. It is out of material in decent shape and out of enough soldiers with the moral to successfully fight for the oligarchs. But that does not mean the fighting is over. Obama may still decide to double down and that destroying Ukraine -like Afghanistan, Libya and Syria- by prolonging the conflict is in U.S. "interests".

The "western" financed Kyiv Post is lamenting that the Ukrainian president Porochenko did not keep the promises he made before he got elected. That snub may well be a sign that his time is already over. The current Ukrainian campaign of claiming that Russia has "invaded" Ukraine is making his position weaker. Apparently all those T-90 tanks only fly in by night and their cloaking devices prevent any picture of them appearing anywhere.

Putin said somewhere that if Russia would really invade Ukraine it would take 14 days to get Kiev. "Western" media claimed that was a "threat". It was rather a somewhat pessimistic statement of fact. Kiev would probably fall in four days though preparing the victory parade may indeed take a bit longer.

The United Nation has found that 1 million Ukrainians have fled from their homes, more than 800,000 of them to Russia. The Ukrainian "Anti-Terrorist-Operation" is apparently a campaign of ethnic cleansing. But as that campaign for now comes to an end the population movement may well reverse.

There will hopefully now be some negotiated solution which will likely end in a federalized Ukraine with great autonomy for the federal states. Ukraine as a nation, if that has ever existed at all, is over. Ukraine as a confederation of states is still a possibility.

The sad reality is that such a development was foreseeable and indeed in detail foreseen. The whole war was completely unnecessary.

NATO will get some temporary propaganda push out of the conflict but I do not expect any longterm change in its downward trajectory. Defense budgets will not increase and the newly announced rapid reaction force for east Europe is at least the third version of such an multinational emergency force concept. These never can work as their activation still depends on the the lengthy political process NATO needs to go to war. Such forces also depend on rotating "pledged" units by member states and, as experience has shown, many such units get "pledged" even when they are not available or incapable to fight.

After this conflict the loss of credibility of NATO will likely be greater than its leaders today anticipate. Showing off satellite pictures even a naive can recognize as irrelevant and propagandizing an "invasion" when obviously none happened will leave marks. Top that with the catastrophic results in Libya and the strategic loss in Afghanistan and there is little left of NATO that future taxpayers might want to support.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada