domingo, 21 de febrero de 2016

Dilemas de Turquía


No la tienen fácil los turcos, para nada. A los dilemas geoestratégicos propios de la situación geográfica del país (puente entre Oriente y Occidente, con todas las ventajas pero también con todos los peligros que eso implica) se le suma una conducción política que en pocos años deshizo el estado laico de Mustafá Kemal Ataturk (foto de arriba), el padre de la Turquía moderna, para instalar a los fanáticos de la Hermandad Musulmana en los cargos más altos del país. El problema, sostienen muchos, es que de este atolladero no se sale con "más democracia"; se sale con "menos", no sé si se entiende. Mientras tanto, un par de desaforados en ese país juegan a la Tercera Guerra Mundial con una liviandad que ya empieza a asustar a sus principales aliados, los EEUU. Las siguientes dos noticias son de RT en español; en la primera se comenta un editorial del Washington Post sobre ese país.


Título:'The Washington Post': Erdogan empuja a Turquía a un profundo agujero del que no hay escapatoria

Subtítulo: El presidente turco ha creado tantos problemas para su país, que es casi imposible su normalización, afirma el diario estadounidense.

Texto: Turquía se enfrenta a una verdadera "pesadilla estratégica", con sus ciudades que están siendo atacadas por terroristas, dentro del país se aviva un enfrentamiento con los kurdos, sus fronteras se han vuelto inseguras, la economía turca está en depresión y sus principales aliados ignoran sus peticiones, informa el diario 'The Washington Post'.

Hasta hace cuatro años, ese país estaba por convertirse en uno de los principales ganadores de la primavera árabe, era considerado por Occidente como modelo y en la región lo veían como uno de sus líderes. Pero todo ha cambiado debido a evoluciones en el panorama geopolítico y en el conflicto sirio, señala el diario norteamericano.


Una "catástrofe multifacética" a la vista

"Turquía se enfrenta a una catástrofe multifacética. Este es un país que a menudo ha tenido problemas en el pasado, pero la magnitud de lo que está sucediendo ahora está más allá de la capacidad de Ankara para hacerles frente", cita el periódico palabras del profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Ipek de la capital turca, Gokhan Bacik.

Esta semana Ankara no consiguió el apoyo incondicional de su principal aliado (EE.UU.) para una operación contra la milicia kurda en Siria que lucha contra el Estado Islámico. Turquía "se encuentra completamente aislada, atrapada en un laberinto de problemas, que en parte fueron creadas por ella misma", señala el profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Kadir Has de Estambul, Soli Ozel.

"Ha echado a perder las relaciones con todo el mundo y ahora no puede convencer a nadie hacer algo. Es un país cuyas palabras ya no tienen ningún peso. Alardea pero no cumple las promesas. No puede proteger sus intereses vitales, y está en desacuerdo con todos, incluso con sus aliados. Para un país que hasta hace poco era visto como potencia regional emergente, estos hechos son desastrosos", lamentó Ozel.


Se le subieron los humos a la cabeza de Erdogan

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha dado a entender que está dispuesto a iniciar una operación militar en territorio sirio, pero no cuenta con el apoyo público ni de las Fuerzas Armadas. 
Erdogan está empujando al país a "un agujero cada vez más profundo del que no hay escapatoria", y parece ser que el mandatario calculó mal su estrategia y no consideró los parámetros cambiantes de su maniobra en Siria, agrega 'The Washington Post'.

El presidente turco "ha administrado mal la política exterior a causa de la arrogancia. En 2010 estaba demasiado confiado en que Turquía era el favorito de todo el mundo, y se le subió a la cabeza", comentó por su parte Henri Barkey, experto en Turquía en el Centro Wilson de Washington.


Un escenario nada alentador para Turquía

Bacik considera que "no pueden descartarse más pasos en falso" por parte de Erdogan. No puede decirse que "Turquía ha perdido la cabeza y está preparada para la guerra, pero la postura de Ankara es muy extraña y podríadar lugar a sorpresas", agregó el académico.

"Lo que está ocurriendo en Siria es una cuestión de supervivencia para Erdogan, por lo que no se puede descartar nada. En cuanto a Turquía, no se presenta un buen escenario de ahora en adelante", advirtió Bacik.


Recep Tayyip Erdogan, Presidente de Turquía


Título: "Turquía puede provocar la tercera guerra mundial"

Subtítulo: El conflicto bélico multipolar en Siria puede convertirse en un punto de inflexión trágico para la humanidad si Ankara continua perpetrando provocaciones militares en la región. 

Texto: Las provocaciones por parte de Turquía en Siria se repiten últimamente todos los días, algo que afecta a Rusia en primer lugar. Las autoridades turcas han intensificado ataques militares contra las posiciones kurdas en el norte sirio y simultáneamente han iniciado una campaña mediática contra Moscú mediante la cual acusa sin pruebas a Rusia de cualquier crimen cometido sobre el suelo sirio, publica la Agencia Federal de Noticias Políticas (FAP, por sus siglas en ruso).

Los expertos entrevistados por la FAP han explicado que las acciones de Turquía podrían provocar un conflicto bélico global aunque este escenario pueda parecer poco probable. Una provocación que tuvo lugar en Serbia el año 1914 "desencadenó la Primera Guerra Mundial, algo que nadie había planeado", dijo el director del Instituto del Desarrollo Estatal, Dmitri Solónnikov.

"El conflicto en Siria también puede transformarse en una guerra mundial, aunque de momento ni Rusia, ni EE.UU. y la UE quieran que los acontecimientos globales se desarrollen de manera semejante. El único interesado en esto es Turquía: solo de este modo se puede explicar la línea de conducta política de la élite turca", considera el analista.

El experto afirma que es difícil afirmar que los soldados turcos hayan participado en el conflicto en Siria. "Oficialmente Turquía no participa en los enfrentamientos militares en Siria, pero es probable que las unidades turcas hayan combatido junto a los rebeldes sirios en el norte de Alepo vestidos con la indumentaria de los miembros de la oposición", sugirió.

El teniente ruso retirado Mijaíl Jodoriónok recalcó por su parte que un posible operativo turco en Siria podría llevar a un enfrentamiento abierto con las Fuerzas Aéreas rusas lo que, a su vez, involucraría en el conflicto a los Ejércitos de Arabia Saudita e Irán. Turquía es capaz de generar en la región de Oriente Medio una tensión sin precedentes que se trasformaría en la tercera guerra mundial, ya que el régimen conservador de Ankara consideraría un fracaso propio la hipotética formación de un Estado kurdo, opina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada