martes, 1 de septiembre de 2015

Perlas de un mundo a la deriva


Dos breves notas del Russia Today en español de hoy.  Dos pequeñas perlas. No lo parece a simple vista, pero ambas están relacionadas. En la primera, la alianza sino-rusa se ofrece al mundo como garante de orden.  En la segunda se aprecia el desastre humanitario que son las intervenciones armadas del Imperio y sus vasallos.  Acá van las dos:


Título: Putin: "La alianza ruso-china ayuda a resolver agudos problemas internacionales"

Texto:  Las relaciones entre China y Rusia han alcanzado posiblemente su nivel histórico más alto y juegan un papel importante en la solución de grandes problemas internacionales, en la preservación y el fortalecimiento de la estabilidad y seguridad internacionales y en la búsqueda de respuestas eficaces a los desafíos globales, ha declarado el presidente ruso, Vladímir Putin.

"Las relaciones ruso-chinas probablemente han alcanzado a día de hoy el nivel más alto de su historia y continúan desarrollándose de manera constante", ha afirmado el mandatario ruso en el marco de una entrevista concedida a TASS y Xinhua en la víspera de su visita a China para participar en las actividades con motivo del 70.º aniversario de la victoria del pueblo chino en la Guerra de Resistencia contra el Japón y el final de la Segunda Guerra Mundial. "La colaboración entre Rusia y China se basa en los sentimientos de sincera amistad y simpatía entre nuestros pueblos, en el respeto mutuo y la confianza profunda, en la percepción de los intereses clave de ambas partes y en la preocupación por la prosperidad de nuestros países", ha aseverado Putin.

"Es exactamente lo que tenemos en cuenta al desarrollar nuestro trabajo conjunto en la ONU y en el G-20, así como en el marco del BRICS y la OCS, cuyas cumbres se celebraron con éxito en julio en Ufá. Además, el vínculo ruso-chino ha desempeñado un papel importante en la solución de problemas tan agudos como la salida de las armas químicas de Siria y los acuerdos sobre el programa nuclear iraní", ha recordado el líder ruso.

Asimismo, Putin ha señalado que desde 2010 China ha mantenido firmemente la posición de principal socio comercial de Rusia. Con ello, las sanciones occidentales, que el presidente ruso ha tachado de "restricciones ilegítimas contra Rusia", no han tenido ningún impacto negativo en la cooperación económica entre Rusia y China. "Por el contrario, esto estimula que nuestras empresas nacionales desarrollen relaciones comerciales sostenibles con China. Para finales de 2014, a pesar de las tendencias desfavorables en la economía mundial, se pudo evitar una disminución del volumen de negocio, que ascendió a unos 88.400 millones de dólares", ha declarado el jefe de Estado ruso.


Rusia y China, juntas contra el nazismo

Rusia y China fueron aliadas en la lucha contra el nazismo y el militarismo japonés, sufrieron el mayor golpe de los agresores durante la Segunda Guerra Mundial y "no solo sobrevivieron en esta terrible batalla, sino que ganaron, liberaron a los pueblos esclavizados y consiguieron la paz para el planeta ", ha destacado Putin.

"Hoy en día, tanto en Europa como en Asia estamos presenciando intentos de falsificar la historia de la Segunda Guerra Mundial, de promover interpretaciones de los acontecimientos libres, tergiversadas y no basadas en los hechos, especialmente de los eventos anteriores y posteriores a la guerra. Las acciones de algunos países de atribuir un carácter heroico a los criminales [nazis] y sus cómplices y de rehabilitarlos constituyen una violación desafiante de las decisiones de los tribunales de Núremberg y de Tokio. Esto solo se puede calificar de insulto a la memoria de millones de víctimas. Y el propósito de estas especulaciones históricas es muy claro: utilizarlas en juegos geopolíticos dudosos y enemistar a los países y los pueblos", ha afirmado Putin.

"Rusia y China tienen puntos de vista similares sobre las causas, la historia y los resultados de la Segunda Guerra Mundial. Para nuestros pueblos su memoria y sus lecciones son sagradas. Este pasado trágico apela a nuestra responsabilidad común por el destino del mundo, por la comprensión de las terribles consecuencias de la ideología destructiva de la exclusividad y la permisividad. Estas eran las ideas de las que se nutrían el nazismo y el militarismo. Y estamos obligados a prevenir que vuelvan a aparecer y se propaguen", ha concluido el presidente ruso.


---


Título: Hungría detiene todos los trenes y cierra la estación de Budapest por el flujo de migrantes

Texto: Cientos de migrantes están llevando a cabo acciones de protesta en Budapest después de que las autoridades húngaras hayan cerrado la estación de tren de la capital, que se ha convertido en el epicentro del flujo migratorio hacia Austria y Alemania.

Hasta 3.650 inmigrantes llegaron a la capital de Austria este lunes después de recibir permiso para subir a trenes con destino a Viena y Alemania, informa 'The Telegraph'. Sin embargo, cientos de personas se están manifestando en la estación de ferrocarriles del Este, en Budapest, después de que las autoridades locales ordenaran cerrar la oficina internacional de la estación.

El portavoz del Gobierno húngaro, Zoltán Kovács, explicó que la decisión de cerrar la ruta ferroviaria hacia Berlín y Viena a los inmigrantes fue tomada para cumplir con la ley migratoria de la UE, según la cual las personas que deseen desplazarse dentro de Europa deben tener un pasaporte válido y un visado Schengen.

Mientras que los políticos europeos intentan limitar el flujo migratorio, los ciudadanos de la UE reciben a los refugiados con hospitalidad. En este sentido, alrededor de 20.000 personas se han manifestado este lunes en Hungría a favor de la llegada de inmigrantes.

En Austria, por su parte, cientos de personas acudieron a la estación de tren de Viena para donar ropa y alimentos a los inmigrantes. Alrededor de 600 refugiados que llegaron a Alemania fueron también recibidos en la capital de Baviera, Múnich, por una multitud alegre y dispuesta a ayudar a los 'invitados'.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada