martes, 18 de marzo de 2014

Discurso


No hemos visto hasta ahora ningúm medio occidental transmitiendo la totalidad del discurso que Vladimir Putin, Presidente de la Federación Rusa, acaba de pronunciar ante el Parlamento ruso en una sesión extraordinaria en el Kremlin, en relación con la anexión de Crimea. Encontramos, apenas, unos párrafos sueltos que larga el diario español El País a cuentagotas. Acá van:

"El presidente ruso comienza su intervención ante la Duma, con representantes de Crimea. Los diputados interrumpen su intervención con un minuto de aplausos. "Nos reunimos para resolver una cuestión histórica. El dato del referéndum es muy convincente"

"Sebastopol es una ciudad de grandeza, de fe, de fuerza, una ciudad bajo la bandera de la Marina rusa", asegura el presidente. "La decisión representa a todos los orígenes étnicos de Crimea". En la península se hablará ruso, ucranio y tártaro.

"Cuando la URSS desafortundamente desapareció nadie preguntó a la gente de Sebastopol y Crimea acabó como parte de Ucrania, una decisión que se hizo como una formalidad", asegura Putin, repitiendo el mensaje que ayer emitió Gorbachov.

"Crimea es rusa y Sebastopol es una ciudad rusa. Hay que afrontar la nueva realidad", subraya el presidente ruso. "He activado el proceso para reconocer legalmente a Crimea como territorio ruso. Ucrania debe irse de allí democrática y civilizadamente".

"Los escándalos con el lenguaje han debilitado los derechos de las minorías. Está claro lo que los bandidos quieren hacer. No hay representantes legítimos en Ucrania, nadie con quien hablar, que controle a los radicales. No es un chiste, es la realidad".


El presidente insiste en que no ha mandado soldados rusos a la península: "Las fuerzas militares no han entrado en Crimea, ya estaban allí en virtud de un convenio internacional. Hablamos de 25.000 soldados". 

El presidente denuncia el "cinismo" de Europa, a la que acusa de actuar "en su propio interés"."Las principales instituciones internacionales no son fuertes. Se están formando coaliciones contra nosotros que violan la ley internacional".

"Estamos proponiendo cooperar en todos los ámbitos, en igualdad, pero eso no está pasando. Nos están engañando, se están haciendo cosas a nuestras espaldas".

Al hilo de las sanciones, el presidente hace referencia a las prohibiciones tecnológicas contra la URSS en el Siglo XX. "Siempre han intentado mantenernos por detrás. Somos una nación que debe ser respetada y tenida en cuenta".

El presidente se dirige a Ucrania: "No queremos causar ningún daño ni dividir Ucrania, no lo necesitamos". "Crimea fue y sigue siendo rusa. Nunca será un país de bandidos. Solo con Rusia se convertirá en un territorio soberano".

"No somos contrarios a la cooperación. Estamos contra las alianzas militares en nuestro territorio histórico, afecta a nuestro alma. Somos un único público, Kiev es la madre de las ciudades rusas. La antigua Rusia es nuestro camino común".

"No queremos ninguna confrontación con nuestros socios. En el mundo contemporáneo, es lo que tenemos que hacer".

El presidente exhibe encuestas de opinión rusas sobre el apoyo de la población a su actuación y a la anexión de Crimea. "El 92% de los rusos está a favor de que Crimea se una a la Federación Rusa".  

Tras un breve acto ceremonial, Rusia y Crimea firman el pacto bilateral de anexión de la península a la Federación, ya en vigor provisionalmente hasta que se reúna el Parlamento, que prevé validarlo en los próximos días. Suena el himno ruso."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada