martes, 3 de diciembre de 2013

Diplomacia

El gobierno ruso empieza a dar signos concretos de que comienza a perder la paciencia con varios gobiernos europeos de la NATO. Bajo el título: “Tensiones entre Rusia y los Países Bajos”, leemos la breve nota que sigue en Red Voltaire. El subrayado es nuestro.

"El número 2 de la embajada de la Federación Rusa en los Países Bajos, Dimitri Borodin (en la foto), ha anunciado su partida de ese país.


El 5 de octubre de 2013, la policía holandesa irrumpió en la residencia del diplomático ruso, supuestamente después de recibir una denuncia de que Borodin golpeaba a sus hijos. El diplomático fue arrastrado fuera de su casa y golpeado antes de ser liberado de forma inesperada.


El señor Borodin ha negado rotundamente las acusaciones de maltrato contra sus hijos.


Rusia ha denunciado el incidente como una violación flagrante de la inmunidad diplomática de Borodin y exigió inútilmente que los policías holandeses fuesen procesados.


En Moscú, dos individuos no identificados que se hacían pasar por electricistas se introdujeron el 16 de octubre en la residencia de Onno Elderenbosch, número 2 de la embajada de los Países Bajos en Rusia, y lo molieron a golpes.


El ministerio ruso de Relaciones Exteriores presentó excusas a la embajada de los Países Bajos y la policía rusa no ha podido encontrar a los dos malhechores."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada