jueves, 24 de octubre de 2013

La casita del Obispo

 La casita del Obispo de Limburgo (Alemania), Monseñor  Tebartz-van Els

Una nota de Andrea Tornielli, desde Ciudad del Vaticano para el Vatican Insider, muestra cómo ha empezado el ajuste fino en la curia europea.

Título: El obispo “derroche”, por ahora, no vuelve a su diócesis


Epígrafe: La decisión del Papa: mons. Tebartz-van Elst se queda, por el momento, lejos de la diócesis de Limburgo, mientras una comsión investiga sobre los gastos para la reestructuración del centro diocesano
 

Texto: "Papa Francisco ha estado «constantemente» («ampliamente» y «objetivamente») informado sobre la situación de la diócesis alemana de Limburgo, cuyo obispo Franz-Peter Tebartz-van Elst ha sido duramente criticado por los gastos para la reestructuración de un edificio histórico de la diócesis (en donde, además, se encuentra su residencia), que pasaron de los 5,5 millones previstos a 31 millones de euros.

Hace dos días, el obispo fue recibido en una audiencia por el Papa, quien antes se había reunido con el cardenal de Colonia Joachim Meisner, amigo de Tebartz-van Elst y uno de los que lo apoyan. «En la diócesis –informa un comunicado de la Santa Sede que fue difundido hoy por la mañana– se vino a crear una situación en la que» el obispo, «en el momento actual no puede ejercer su ministerio episcopal». De esta manera se reconoce la dificultad de la situación y la tensión alrededor de ella.


Después de la visita del cardenal Giovanni Lajolo, enviado por la Santa Sede a Limburgo el mes pasado, «la Conferencia episcopal alemana, conforme a un acuerdo entre el obispo y el capítulo de la catedral de Limburgo, ha creado una comisión para emprender un examen profundo de la cuestión de la construcción de la sede episcopal».


«A la espera de los resultados de tal examen –dice el comunicado vaticano– y de las vinculadas responsabilidades al respecto, la Santa Sede considera oportuno autorizar, para mons. Franz-Peter Tebartz-van Elst, un periodo de permanencia fuera de la diócesis. Por decisión de la Santa Sede entra en vigor a partir de hoy el nombramiento del Stadtdekan Wolfgang Rösch como vicario Generale; nombramiento que había sido anunciado por el obispo de Limburgo para el primero de enero de 2014. El vicario general Rösch administrará la diócesis de Limburgo durante la ausencia del obispo diocesano en el ámbito de las competencias vinculadas con tal ente».


Después de la audiencia con Francisco, el obispo había publicado en el sitio de la diócesis de Limburgo un breve comentario en el que hablaba con optimismo de su encuentro. Entre los prelados romanos más cercanos a Tebartz-van Elst circulaban algunos rumores sobre la audiencia: «estuvo bien», decían. La Santa Sede ahora reconoce la situación espinosa, acuerda que el obispo permanezca fuera de la diócesis mientras no estén claras las cosas en esta historia que ha desencadenado una fuerte polémica incluso entre los medios de comunicación alemanes. Y, aunque no se pronuncia sobre su futuro, el hecho de que haya dejado la gestión de la diócesis al nuevo vicario general, elegido por el mismo Tebartz-van Elst, parece representar una muestra de confianza."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada